El autor, a principios de los años noventa, recibe de manos de Silvia un paquete en el que, al abrirlo, descubre una especie de diario de Daniel Bridamón. Con esta entrega le hace partícipe, indicando que puede hacer lo que quiera, incluso quemarlo. Una vez leídas las páginas decide que puede ser publicado sin alterar demasiado el texto.


La vida privada de Daniel se sitúa a principios de los años sesenta, finalizando con la fecha de su jubilación, antes de decidir marcharse a Isla Margarita, pasos que reflejan la búsqueda de la filosofía del placer, intentando poder hacer realidad sus fantasías eróticas en un viaje por las estaciones de la addictĭo sexum, un motivo o propósito suficiente para deshojar el día a día.


Estos años relatan tanto la muerte del abuelo Serafín como retazos de la Guerra Civil española, así como una vida matrimonial abocada al fracaso desde su primera andadura, pero contenida, y consentida, gracias al status social de Daniel, la conveniencia de la esposa Mariki, así como la búsqueda de su delectatio sexum con la periodista Carlota, la enfermera-anticuaria Marga y la fotógrafa Alina en un recorrido rebosante de sensualidad hasta cierto punto licenciosa con instantes arrebatadores.


En suma, una obra dinámica, ocurrente, interesante cimentada en un cuartero, descrito en clave hedonista, cuyo nexo es el sexo.

‘La burbuja blindada’

El autor
Alfonso Campuzano
Valladolid

Nacido en Valladolid, una de las tres capitales que tuvo el Imperio español, regada por los ríos Duero, Esgueva, Pisuerga. El Bachillerato, con sus correspondientes Reválidas y Preuniversitario, lo estudió entre León y Sidi Ifni. Cuando regresó a su ciudad natal inició los estudios en la Facultad de Medicina.
Al finalizar la carrera se especializó primeramente en Rehabilitación, pero declinó su ejercicio por conseguir el horizonte que le ofrecía una segunda especialidad como Cirugía Ortopédica y Traumatología, cuya formación reforzó viajando por el mundo ante la posibilidad que le brindaban los hospitales europeos y americanos en el intento de conocer de primera mano a maestros en diferentes procedimientos y protocolos de actuación quirúrgica tras jornadas intensivas de doce horas de duración, fundamentalmente en raquis.
Ha publicado 23 artículos en revistas médico-quirúrgicas, incluidos capítulos de libros, además de 20 lecturas en Comunicaciones y Ponencias en Congresos, Cursos, Jornadas, Mesas Redondas, Posters, Reuniones, Seminarios, Simposia.
Sus primeros pasos, en forma de colaboraciones, datan de la época de estudiante, llegando en la actualidad a 97 artículos para periódicos, incluidos digitales, como Cantabria Liberal, revistas como Portfolio de Candás y, últimamente, en su blog Cúpula de Papel, habiendo participado en 7 Certámenes Literarios.
Sin embargo, no fue hasta los primeros meses de 1990, alternando con su profesión, en ratos propios de ocio, cuando decidió programarse para relatar. De hecho, "La burbuja blindada", que no es su primera obra, la finalizó de 1994.
Como buen cinéfilo, allá por 1975 cursó el Primer grado en el XII Curso en Cátedra de Cinematografía de Valladolid, obteniendo calificación de Notable.
En el ámbito deportista, entre 1964 y 1969, destacó como nadador del Club Águilas de Valladolid, perteneciente a la Federación Regional Astur-Leonesa de Natación, consiguiendo ser, en Granada, Campeón de España de Federaciones B en la prueba de relevos 4x200 metros libres y Mejor Nadador Vallisoletano durante 1966. Y un etcétera muy largo.
Ha ejercido de Juez y de Cronometrador de la Federación Regional Astur-Leonesa de Natación (1966-1970). Posee el título de Monitor Nacional de Natación, lo mismo que el de Socorrista Especialista en Primeros Auxilios y el de Socorrista Especialista Acuático.
Ha sido Profesor de Cursos de Monitores Elementales de Natación y Monitores Polideportivos Elementales en Centros de Enseñanza Secundaria entre 1974 y 1977.
Ha participado en 21 Certámenes Nacionales e Internacionales de Fotografía entre 1975 y 1993. Ha realizado 5 Reportajes Fotográficos a pintores (1973-1977). Ha sido Miembro de Jurado de Fotografía en Valladolid en 1980.

La Burbuja blindada

 

 

 

1º) Al parecer, primero cuando tuviste la novela terminada, te dedicabas demasiado a tu profesión, y tampoco le diste mucha importancia, ¿por qué ahora, a finales del 2015, Sí?

 

Actualmente dispongo de más tiempo libre que en 1994. Por otra parte, la experiencia personal, tanto con agencias como editoriales, en aquella época, no era muy fluida, además, se daba la circunstancia añadida del contacto, que era por mensajería, no como ahora, que el noventa y nueve por ciento de los manuscritos se admiten vía correo electrónico.

 

 

2º) En el libro tienes varios pasajes de amor, ¿por qué tanta incidencia?

 

Sin amor no hay vida. Para dar vida a unos personajes hay que introducirlos en diferentes pasajes de amor.

 

 

3º) Vida privada de daniel, pero con variados personajes que intervienen.

 

En toda vida privada también existe vida de sociedad, que hay que desarrollar consecuente y estructuradamente para que sean cercanos y creíbles.

 

 

4º) Filosofía del Placer, El término placer se contrapone normalmente al de dolor, ¿se trata, en parte, de una definición de cosas por oposición?

 

El protagonista, debido a su profesión de cirujano digestivo, está rodeado de dolor ajeno, desde que amanece hasta que anochece, así que como válvula de escape, en su deambular por la vida, para no ser atrapado en redes melancólicas busca con ansiedad el placer, casi cotidiano, viéndose inmerso en situaciones transgresoras de ciertas normas sociales, que autojustifica.

 

 

5º) Un matrimonio abocado al fracaso, consentido, desde el principio para el protagonista, Daniel.

 

Se puede considerar una licencia argumentaria para llegar a disculpar en cierto modo la vida privada del protagonista.

 

 

6º) ¿Cómo creas esta Novela y por qué el parón, desde que la empiezas, y al final logras que ATLANTIs, esta Editorial que no mira Nombres sino que abre puertas a la gente como tú con ganas de hacer cosas de explicarlas. ya sé que son varias preguntas, pero he preferido ligarlas

 

Desde hacía bastante tiempo atrás me rondaba la idea de hacer algo parecido a lo que finalmente surgió: El propio argumento de la novela. El logro de haber editado esta novela es de la propia editorial, ya que leyó el argumento y le pareció conveniente editarla. Antes que a ella había enviado el manuscrito a sesenta y siete agencias y a doscientas cuarenta y siete editoriales que no se daban por aludidas, es decir, no respondían al correo, o bien lo hacían alegando que el tema no encajaba en su filosofía de mercado.

 

7º) ficción, realidad, ¿qué porcentaje hay en el libro?

 

Las fantasías eróticas ocupan más del setenta y cinco por ciento de la trama, y durante la Estructura de los perfiles resultaba muy divertido y relajante. Otra cosa es ponerlas en práctica, imagino que nunca serán las mismas, surgirán otras diferentes. En cuanto a Las anécdotas profesionales, ya fueran escuchadas, o vividas, logré encauzarlas bajo la batuta del hilo conductor del protagonista.

 

 

8º) Al final, ¿cómo definirías tu propio libro?

 

Una novela urbanícola, ágil, amena, cercana, cotidiana, creíble, curiosa, dinámica, entretenida, interesante, ocurrente, positiva, con personajes elaborados en clave de adicción hedonista con el fin de lograr una empatía con el lector. 

 

 

9º) en el libro hay mucha conversación antes de fornicar o, lo que es lo mismo, hacer el amor, comparaciones entre personas, diferentes parejas, más propio de un texto de película.

 

Habitualmente, y no lo puedo evitar, Cuando escribo y describo, lo hago pensando en que los personajes puedan llegar ser interpretados fílmicamente, llegando incluso hasta los decorados y paisajes para que sean fáciles de localizar.

 

 

10º) qué tienes en mente, como escritor, ¿cuál será la próxima, sin tardar mucho?

 

La mente bulle, necesita escribir, sobre todo elaborar lo que piensa. No obstante, ahora mismo, En mis archivos, están almacenadas cuatro novelas en busca de editor. No depende de mí, sino que, como siempre, depende que acierte en un encaje de bolillos editorial.