Última Línea
Editorial independiente.
Especializada en Ciencias Sociales, Humanidades y Narrativa.
Intriga, corrupción, transparencia
fantasía que parece realidad, realidad que parece fantasía
Última Línea nace a caballo entre Madrid y Málaga en 2014 como editorial independiente y recogiendo la herencia de los libros más exitosos de Editorial Sepha. Especializada en Humanidades y Ciencias Sociales, dedicará buena parte de sus libros a desentrañar secretos de todo tipo, y a desvelar información sobre corrupción, transparencia, intriga..

El Método Podemos

Cómo se os ocurrió la idea del libro?

Fonseca: Surgió antes incluso de que existiera Podemos. David y yo trabajamos juntos en la campaña de Mariano Rajoy, en el año 2011. Un día nos tuvimos que quedarnos a cenar en la oficina y empezamos a hablar de lo bien que vendía la izquierda sus ideas. Los ensayos sobre liberalismo hablan de cómo gobernar mientras que la filosofía marxista se centra más en cómo llegar al gobierno, es decir, en marketing. Así salió la idea de escribir un libro titulado “marketing marxista para partidos no marxistas”.

David: Después, con la llegada de Podemos, pensamos que era el momento perfecto para sacar la idea del cajón y escribir el libro. 

¿Hay un método Podemos?

David: Hace dos años, Podemos ni siquiera existía. Hoy lidera algunas de las encuestas en intención de voto. Un éxito así no se explica si no hay una estrategia detrás. Además, Iglesias y Errejónconocen en profundidad la Ciencia Política, han asesorado a figuras como Hugo Chávez o Evo Morales y han podido ensayar muchas de las cosas que hoy prueban en España. Se podría decir que saben lo que hacen.

Fonseca: Podemos ha creado un producto político. Ha sido capaz de analizar su mercado (la sociedad), encontrar distintos colectivos con distintas demandas y convertirlas en un problema, con víctimas y culpables. De este problema se deduce una solución lógica. No venden ideología sino soluciones. Después, han construido su propia plataforma de comunicación, La Tuerka, desde la que controlan su mensaje sin intermediarios. Ningún otro partido ha hecho algo semejante.

¿Se puede aplicar al liberalismo?

David: ¡Por supuesto! En el libro decimos que muchas de las técnicas que utiliza Podemos no son patrimonio exclusivo de la izquierda sino que han sido aplicadas por otras figuras políticas del centro-derecha como Ronald Reagan, Margaret Thatcher o el propio José María Aznar.

Fonseca: A menudo, los liberales olvidan explicar los beneficios que traen sus medidas. Un liberal te dice “hay que reducir el tamaño del Estado” pero ¿En qué medida mejora eso el día a día de la gente? Eso es lo que hay que contar.

¿Vale también para la empresa?

Fonseca: Algunos principios de marketing son comunes a todas las áreas. El libro está lleno de ejemplos de empresas como Apple oBMW que han aplicado de forma brillante las técnicas que explicamos.

David: De hecho, en muchos casos la política debe aprender de la empresa… y viceversa.

El éxito de Podemos no se sustenta en la nada. Hay un análisis político que, en parte, se basa en la realidad ¿no?

David: Podemos ha sabido materializar de forma práctica nociones políticas como la creación de significantes vacíos o la construcción de una hegemonía política y discursiva. Por ejemplo, han sido capaces de interconectar distintos movimientos sociales como la marea blanca, la marea verde, los movimientos anti desahucios, etc… y los ha aglutinado en torno a la figura de Pablo Iglesias. Así es como empiezas a construir un discurso hegemónico. Algunas de estas ideas ya han sido planteadas por Ernesto Laclau, el ideólogo de cabecera de Kirchner.

Parece que Podemos se ha desinflado ¿A qué es debido?

Fonseca: Han cometido un error estratégico que es no presentarse a las municipales. Estas elecciones son una oportunidad perfecta para fijar posiciones de cara a las nacionales. No olvidemos que en nuestro sistema electoral es imprescindible tener apoyo en todas las provincias, no sólo en Madrid y Barcelona. Para ganar, no basta con salir mucho en los medios sino que, además, necesitas gente pegando carteles, coches con altavoces pidiendo el voto por las calles, etc… Todo eso requiere una mínima infraestructura local y una financiación que consigues cuando ya tienes concejales, diputados autonómicos, etc…

Todos los libros tienen un capítulo de agradecimientos...

Fonseca: De entrada a nuestro Editor, Gonzalo Sichar, y a todo su equipo de Última Línea. Confiaron en nosotros desde el primer momento y han estado siempre ayudándonos.

David: No olvidemos a Carlos Rodríguez Braun, que nos escribe el prólogo. No nos conocía de nada. Todavía me sorprendo de que empezara a leer el manuscrito cuando se lo envié por correo. Pero el caso es que nos dio una oportunidad, lo leyó, le gustó y aceptó escribirnos el prólogo.

Fonseca: ¡Y no te olvides de Antonio José Chinchetru!

David: Chinchetru nos puso en contacto con Braun. Además, nos ha ayudado a contrastar muchas de las cosas que hablamos en el libro. Se trata de uno de los mejores periodistas políticos que hay en España, así que su ayuda ha sido muy importante.

Fonseca: Hay mucha gente a la que tenemos que dar las gracias y no caben en esta entrevista.

En la presentación tuvisteis una actuación estelar inesperada…

David: Tuvimos a Jorge Verstrynge, al que entrevistamos en el libro y que tuvo la gentileza de venir junto con su esposa Mercedes. En el turno de preguntas, Verstrynge se acercó al estrado para darnos un análisis rápido de lo que, en su opinión, supone Podemos en el sistema electoral español. Verstrynge no deja a nadie indiferente. Se puede estar en desacuerdo con lo que dice pero siempre es brillante.

Fonseca: En mi opinión, fue la guinda del pastel. Primero hablóMercedes, desde el público. Mercedes es una de las portavoces de la Plataforma Antidesahucios, en Madrid. Después su marido salió al escenario y… ¡No estaba en el guión! Pero fue genial. Los dos nos han ayudado mucho con el libro, nos han acompañado en todo este tiempo y les estamos muy agradecidos.

Por último ¿La derecha no sabe comunicar?

David: Vamos a desmontar un mito: es falso eso de que la derecha no sabe comunicar. Al contrario. En muchos casos, el PP ha sido incluso pionero. Fue el primer partido español en tener página web, políticos como Esperanza Aguirre estuvieron presentes en RRSS antes que nadie. No es un problema de comunicación, es un problema de marketing.

Fonseca: Hay que diferenciar: comunicación es hacer llegar tu mensaje de forma eficiente. Punto. El marketing empieza desde que creas ese mensaje, lo difundes y después mantienes una relación fluida con tu público. Ahí es donde falla la derecha. Es buena en comunicación pero mala en marketing.