LA SED De Paula Bonet EL NUEVO LIBRO DE PAULA BONET: UN TERREMOTO DE MAGNITUD 10

¿QUIÉN ES PAULA BONET?
(Vila‐Real, 1980) Licenciada en Bellas Artes por la
Universidad Politécnica de Valencia, completa su
formación en Santiago de Chile, Nueva York y Urbino.
Se centra en la pintura al óleo, el grabado y ‐desde
hace poco más de cuatro años‐ en la ilustración. Su
obra ha sido expuesta en Barcelona, Madrid, Oporto,
París, Londres, Bélgica, Urbino, Berlín, Santiago de
Chile, Valencia, Miami y México.
Su trabajo, cargado de poesía y volcado en las artes
escénicas, la música y la literatura, culmina en la
publicación de varios libros de los que es autora tanto
del texto como de la imagen. “Qué hacer cuando en la
pantalla aparece The End” (Lunwerg, 2014) y “813” (La
Galera, 2015) –un homenaje a la obra y a la figura del
director francés François Truffaut‐, son sus proyectos
más conocidos. “La Sed” (Lunwerg, 2016) es su tercer y
más personal proyecto editorial.
Percibo en el aire
cierto olor a muerte,
quizás sean la
angustia y sus
réplicas. Quiero
hablar de ellas. De los
cuerpos, del temblor.
De esta libertad
que me quema
en las manos.
Paula Bonet. La sed
Foto de Guillermo Martorell

 

     

LA SED

De Paula Bonet

 

LLEGA EL NUEVO Y ESPERADO LIBRO DE PAULA BONET,

UN TERREMOTO DE MAGNITUD 10 

 Tras el éxito del primer libro en solitario de Paula Bonet (Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End. 2014), llega LA SED, el nuevo y esperado libro de la artista valenciana, consolidada como un referente imprescindible en el panorama de la nueva ilustración española.

LA SED resume la evolución tanto personal como estilística de esta artista que ha traspasado las fronteras de la ilustración convencional para incorporar nuevas técnicas y abordar una temática más íntima y arriesgada que en sus obras precedentes.

LA SED es un trabajo cargado de lirismo que puede leerse como un largo, y que bebe de la gran literatura, de la música, del cartelismo, la escenografía y de sus propias experiencias personales.

La Sed es un canto a la soledad y a la igualdad, con toda su crudeza, acudiendo a las enseñanzas de creadoras a las que admira, artistas que consiguieron expresarse a través del arte: Anne Sexton, Maria Luisa Nombal, Sylvia Plath, Teresa Wilms Montt, Camille Claudel o Virginia Woolf.

LA SED son más de 300 páginas de dibujos, grabados y óleos en los que Paula Bonet se ha encontrado con los pinceles y los procesos más artesanales para contar historias de una forma diferente, más austera, menos amable, más desgarradora.

             

 

         

 

 

 

 

La Sed surge de un momento de ruptura, de lógica introspección y nos cuenta una

historia que pretende huir de la etiqueta de género. No es un libro de ilustración

apoyado en una narración, ni un relato ilustrado con imágenes: el libro es una obra

completa y compleja, que no se puede leer ni mirar sin contemplarla en todo su

conjunto. Texto e imagen van de la mano. Los pasajes más duros se resuelven con la línea

dura del aguafuerte, grabada con ácido y estampada en un tórculo. Los narrativos, con

dibujo. Los más abstractos se resuelven con óleo.

Paula Bonet ha creado una obra absolutamente personal, original y arriesgada, que tiene

como eje narrativo la vida de una mujer que se enfrenta a las incertidumbres de la vida

actual desdoblándose en dos personajes (Lupe y Monique). Hay mucho de Lupe en

Monique y mucho de Monique en Lupe. Una de ellas se relaciona con una crudeza mayor

 

 

Y la narración será el hilo argumental de una obra artística en la que ha combinado

nuevas técnicas: ilustración, grabado, óleo... y que le sirven para mostrar su propia

evolución artística, la que le ha llevado a ser la ilustradora española más relevante del

panorama actual, a ser requerida en Roma, en Nueva York, en Santiago de Chile... y a

exponer por todo el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monique y mucho de Monique en Lupe. Una de ellas se relaciona con una crudeza mayor

con el mundo, la otra es más ingenua. De la lucha de estas dos personalidades nace

Teresa.

“¿Cómo se explica que no soporte yo ver, solo porque la vida no es la que pensaba sino

otra? ¡Como si antes hubiese sabido lo que era! ¿Por qué el ver produce una

desorganización tal?”, se pregunta Clarice Lispector. Con esta pregunta empieza “La Sed”.

Es la pregunta a la que, de algún modo, intenta llegar Teresa, la protagonista de este

libro. No digo que intente llegar a encontrar una respuesta, digo solamente que acaba

siendo capaz de plantearse la pregunta.

En un principio, “La Sed” iba a ser un homenaje explícito a autoras como Anne Sexton,

Teresa Wilms Montt, Sylvia Plath, Woolf o Virginia Ocampo. A esa especie de “madres” o

“despertadoras". Pero Paula Bonet utilizó la ficción y habló a través de Teresa. Y Teresa

intenta ser fiel a esas despertadoras. A su manera de entender el mundo y de

relacionarse con su obra artística. Ellas aparecen en pequeños gestos (en un momento

del libro Teresa imita a Ana María, la “amortajada” del libro de María Luisa Bombal,

cuando juega con ideas suicidas y palpa una “pequeña bestia recelosa” en su bolsillo, el

revólver con el que acabará disparando

contra un árbol), o en objetivos más

concretos: para Woolf era muy

importante que sus personajes pudieran

leerse como andróginos. Teresa podría

ser también un hombre. Se comporta

como podrían comportarse Bru o Martín

(los otros dos personajes del libro). Su

condición física, lógicamente, los aleja

de ellos en ciertos momentos

(menstruación, penetración, etc.).

El terremoto, las réplicas, los viajes

(Chile, Valencia, Barcelona...) funcionan

como un juego de ficción, elementos que Paula Bonet va tomando de la realidad para

construir un marco narrativo particular.

 

 

 

 

 

 

LA PRENSA HA DICHO DE PAULA BONET

Paula Bonet está considerada una de las ilustradoras más excepcionales de su generación y una

de las más populares. Sus seguidores coleccionan sus dibujos, buscan sus trabajos y los

comparten en las redes sociales, lo que ha contribuido notablemente a popularizar su obra. En

los últimos años ha evolucionado desde la ilustración a una creación pictórica que abarca otras

técnicas y que la han llevado a exponer en diversos países.

 

 

Este éxito creciente no es fruto de la casualidad o de un golpe de fortuna; detrás hay muchos

años de trabajo constante, creando unos personajes cargados de magnetismo y pasión que

logran transmitir emociones reales con los que nos sentimos fácilmente identificados. Su estilo

personal, apasionado y fluido ha creado escuela y atrapa a centenares de miles de personas, y

también a muchas marcas comerciales, proyectos e instituciones que han apostado por la magia

y la poesía que destilan las creaciones de Paula Bonet.

Paula Bonet ha trabajado con todo tipo de materiales y

formatos: ha ilustrado libros infantiles, ha diseñado

portadas de discos, ha creado la imagen corporativa de

hoteles, ha pintado murales urbanos o carteles

publicitarios… Su trabajo está muy vinculado a la

literatura, la poesía y sobre todo a la música, que es otra

de sus pasiones y que le sirve de inspiración. Su obra

literaria, con libros como “Qué hacer cuando en la

pantalla aparece “The End”, “813” y ahora “La Sed”,

descubren otra de las múltiples facetas de esta artista

poliédrica.

LA PRENSA HA DICHO DE PAULA BONET

“Sin duda una de las mejores ilustradoras del mundo, que nos demuestra que también es una

excelente narradora”. TVE.

“Una de las promesas más brillantes de los pinceles españoles”. Mujer Hoy

Impulsiva, directa, melancólica, inconsciente. Son adjetivos que definen a la joven

ilustradora Paula Bonet que ha logrado, tras muchos años de trabajo invisible, que sus dibujos

emocionen a miles de personas. La Vanguardia.

“Rostros llorando, empapados o flotando, pero al final, siempre rostros y, desde ahora, siempre

azul. Nada en el papel, sus ilustraciones son delicadas, suaves, pero te golpean”. El Mundo.

“Una de las jóvenes ilustradoras más pujantes del panorama español“, El País.

“Paula Bonat s’ha convertit en una autèntica revelació –i revoluciódins del camp de l’art”, Amor

a l’Art.