Editar en tiempos azarosos es en sí mismo un azar. Pero también, y eso es lo más satisfactorio, es un doble reto: para el editor, que se propone, con todas las cautelas, ser un modesto Virgilio –uno más– de ese infierno en que ha devenido la modernidad, y para el lector, al que se invita a ejercer su derecho a construirse un juicio crítico de la realidad.

Ediciones del Subsuelo nace con vocación literaria en dos de sus vertientes, el ensayo y la narrativa; en ambos, la palabra –tan maltratada en los últimos tiempos– adquiere su máxima dimensión como definidora de contenidos y como portavoz de ese confuso, contradictorio trasfondo de la voluntad de ser por y para el mundo; uno y otra contarán con obras cuidadosamente seleccionadas entre aquellas cuya independencia de criterio, audacia creativa y conexión con la realidad mejor respondan a nuestro propósito.

Ediciones del Subsuelo comienza un viaje que esperamos sea largo y venturoso. A él invitamos a los lectores; juntos nos gustaría recorrer esos paisajes luminosos, amargos a veces, siempre admirables, de la capacidad humana para transfigurar lo que le rodea.

El protagonista, Jacques L´Obole, es un joven cuya existencia no parece especialmente apasionante pero que sueña despierto otras vidas posibles.
Cuando comienza la novela, Jacques, hijo de un fabricante de calcetines de Rueil, es un niño sabelotodo. Su fascinación por el cine y su desbordante imaginación lo hacen creerse inventor, cowboy, obispo, conserje, boxeador, fantasma... No es extraño que, años más tarde, ya padre de familia, ingeniero químico y director de un grupo de teatro de aficionados, caiga rendido ante la llegada a la provincia de una compañía profesional de artistas, de cuya cantante se enamora, y acabe convertido en actor de Hollywood.

LEJOS DE RUEIL

Raymond Queneau
(El Havre, Francia, 1903 - París, 1976) Escritor y matemático francés. Hijo único de familia católica, su vocación literaria, que inquietaba a sus padres, fue precoz y constante. Escribió gran cantidad de poemas, muchos de los cuales rompió, y desde su juventud manifestó una avidez de lectura que no cesó nunca. En 1920 su familia se instaló en un lugar próximo a París y el joven Queneau obtuvo una doble licenciatura en letras y filosofía en la Sorbona. Trabajó en un banco y, posteriormente, como representante comercial.


Raymond Queneau

En 1924 tuvo su primer gran encuentro con los surrealistas. Es probable que la relación con A. Breton y sus amigos especialmente, a partir de 1927, J. Prévert, G. Duhamel e Yves Tanguy estimulara en forma decisiva su vocación literaria. La liberación que permitía la escritura automática, la rebelión y el inconformismo del nuevo medio le permitieron manifestarse como un miembro activo del grupo. Sus primeros textos, en los que se expresaba su gusto por el sueño y el cine, aparecieron en La Révolution Surréaliste. En 1930 rompió con Breton, por "razones personales".

En Odile (1937) contó metafóricamente y bajo forma novelada cómo un simple viaje a Grecia, en 1932, lo liberó de los surrealistas y propició su primera novela, Le Chiendent (1933), en la que se enfrentó a la oposición entre lengua escrita y lengua hablada. A partir de entonces, publicó en Gallimard una novela por año. Gueule de pierre (1934) y su continuación, Les Temps mêlés (1941), abordaban el drama de las relaciones entre padres e hijos; en Les Derniers jours (1936), el héroe vivía la decadencia de la posguerra. Estas novelas, al igual que Chêne et Chien (1937), "novela en verso", Les Enfants du limon (1938) y Un rude hiver (1939), se inscribieron en lo que puede considerarse como una "novela familiar" que trazaba su historia personal.

Por esas fechas comenzó su creciente interés por las religiones orientales y el pensamiento esotérico. En 1938 fundó con H. Miller la revista Volontés. Ante el estallido de la nueva contienda mundial, su Journal 1939-1940 (diario publicado póstumamente en 1986) revela una angustia que sólo lograba apaciguar con el ejercicio de sus rituales.

Las novelas que publicó durante y después de la guerra, Mi amigo Pierrot (1942), Loin de Rueil (1944) y La alegría de la vida (1952), son menos sombrías que las anteriores y están presididas por un cierto júbilo, que se acentuó en Zazie en el metro (1959), en la que la mezcla de lo popular y lo erudito da fuerza cómica a la obra y que, al igual que Ejercicios de estilo (1947), consolidó su popularidad. Zazie en el metro obtuvo un importante premio por su humor negro, y fue llevada a la gran pantalla al año siguiente por Louis Malle. Los Ejercicios de estilo relatan un mismo y trivial incidente de 99 maneras o "estilos" diferentes.
Paralelamente, multiplicó las actividades escribiendo para el cine, diarios y revistas. Publicó compendios de poemas: Les Ziaux (1943), Le Chien à la mandoline (1958) y Sonnets (1958); novelas breves: Une trouille verte (1947) y Le Cheval troyen (1948). Con el seudónimo de Sally Mara, publicó dos novelas: Siempre somos demasiado buenos con las mujeres (1947) y Diario íntimo (1950).

En 1960 creó OuLiPo (Ouvroir de Littérature Potentielle), grupo que preconizaba la reintroducción del concepto de coerción formal como los lipogramas o las estructuras matemáticas en la creación literaria, y cuya intención era explorar los juegos y las combinatorias posibles dentro de las reglas convencionales de la literatura; pertenecieron al grupo, entre otros, Italo Calvino y Georges Pérec. Su actividad continuó con nuevos libros de poesía, como Cent Mille Milliards de poèmes (1961), que sólo contenía diez sonetos, novelas com Flores azules (1965) y Le Vol d´Icare (1970) y ensayos sobre las matemáticas. Después de su muerte se publicaron Contes et Propos (1981), Philosophes et Voyous (1986) y parte de sus Journaux o diarios.

De los muchos heréticos del surrealismo, entre los que Queneau ocupa un lugar destacado, acaso ninguno como él llevó la herejía hasta el punto de vindicar los orígenes del propio movimiento: heredero directo de A. Jarry, es un notable ejemplo de la vigencia de la patafísica, esa "ciencia de las excepciones" que intuyera su maestro.

Lejos de Rueil es la novela de 'ensueño'. Limosnas Jacques, que es el héroe, ensoñación, mientras vive su vida, un centenar de vidas posibles. Unas pocas líneas leídas de forma aleatoria, una reunión, una observación incautado en vuelo, son suficientes para provocar que las de arranque gracias a lo cual deja en sí, y se convierte en boxeador, obispo general o noble.Vive de su vida con el compromiso y la constancia; y la transición de la realidad al sueño es tan natural en él que tal vez ya no sabe quién es. Será, por último, el actor en Hollywood, y la base en sí un sinfín de fantasías. Las limosnas que Jacques tiene - como los personajes que lo rodean - ese tipo de coherencia tanto inquietante y el líquido que tienen los personajes de nuestros sueños. Soñando despierto aquí se materializa a través del desvío del humor, un humor a veces la luz y, a veces cruel, y también por la escritura técnica que se aproxima a la del cine.

 

En Rueil, Jacques Limosna es un joven soñador, tan soñador que cree que el hijo ilegítimo de un poeta, un amigo de su padre. Un sueño que conduce más que la razón en los cines, donde las películas mudas ... dan 
un adulto, Jacques se casa con Suzanne vive en el país y trabajar para un veterinario. Llega al pueblo, una compañía de teatro ambulante va a cambiar su vida ... 
Una novela que algunos dicen que es confundido, como si 
Raymond Queneau estaba tratando de perder al jugador. Una novela por mi parte, me parece que abunda: Jacques ve por convierte el hijo de un poeta maldito, boxeador profesional, redactor, químico, santo, etc. Al igual que el niño que sueña con convertirse en un bombero, policía, etc. 
Cuando se ve ninguna "horlaloua" o "coboy" en el "Lejano Oeste". dibujante
Gotlib reanudar la escritura similar después (Ouane más amas ...) ... 
Teeming romana, picaresca, incluso en su forma despeinado; sino también la novela de amor no correspondido; Amar como proveedor de la desilusión. No es que Jacques se contradicen: casado, separado, amante abandonado, enfermo de amor ... 
Como a menudo con 
Queneau , " Loin de Rueil " es una novela despeinado, con un estilo sorprendente encuentra. Mejor novela del sueño en la vigilia; el sueño de la infancia que se prolonga. Jacques de la vida que seguimos en este libro las limosnas, un niño nacido en Rueil que en lugar de vivir su vida el sueño. Por otra parte, lo que es bueno con el sueño, es que si uno no está satisfecho con su vida anterior, uno se puede imaginar otro y así sucesivamente. Con el tiempo se casó con Suzanne, una camarera pero no se detiene ensueños, siempre despierto tampoco. 
Es cierto que el libro es un poco confuso a veces debido a que el lector nunca sabe si es en la vida real, por último, la del personaje, o la imaginación de este último, pero también es lo que hace que la magia del romance. Descubrí 
Queneau con " flores azules " y este libro es exactamente el linaje rastros de este último. Un poco loco pero impresionante!