Novela de espionaje con trasfondo político e histórico: la Guerra Civil, la II Guerra Mundial y la lucha entre el comunismo, los aliados y el fascismo. El comandante Ian Fleming (luego famoso creador de James Bond) es durante la II Guerra Mundial un agente al servicio de Su Majestad, destinado en Gibraltar con la misión de que el islote no sufra ataques aéreos. Allí se enamora de la bailaora Juana la Petenera.

Montero Glez es autor de las novelas Sed de champán, Cuando la noche obliga, Manteca colorá, Pólvora negra y Pistola y cuchillo.

XXI Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla

El carmín y la sangre

MONTERO GLEZ (Madrid, 1965) es autor de
las novelas Sed de champán (1999), Cuando la
noche obliga (2003), Manteca colorá (2005),
Pólvora negra (2008), galardonada con el Premio
Azorín, Pistola y cuchillo (2010), inspirada en
los últimos días de Camarón de la Isla, yTalco y
bronce con la que obtuvo el VIII Premio Logroño
de Novela, así como de los libros de relatos
Zapatitos de cemento (2006), Besos de fogueo
(2007) y Polvo en los labios (2012).Recibió el
Premio Llanes de viajes por el ensayo Huella
jonda del héroe (2010).
Colaborador en distintos medios y bajo
diferentes seudónimos, ha reunido sus artículos
de opinión en diferentes volúmenes como Diario
de un hincha, el fútbol es así (2006), El verano:
lo crudo y lo podrido (2008), A ras de yerba
(2009) o El gol más lindo del mundo y otras
piezas futboleras (2014). Ha sido traducido al
francés, holandés, italiano y ruso. Con El carmín
y la sangre ha ganado el XLVIII Premio de Novela
Ateneo de Sevilla.

Novela de espionaje con trasfondo político e histórico: la Guerra Civil, la II Guerra Mundial y la lucha entre el comunismo, los Aliados y el fascismo.

El comandante Ian Fleming —que luego se hará famoso por ser el creador de James Bond— es durante la II Guerra Mundial un agente al servicio de Su Majestad, destinado en Gibraltar con el fin de ayudar a que el Mayor Donovan logre convencer a los norteamericanos para que entren en la Segunda Guerra Mundial. Además, tendrá como misión hacer lo posible para que Gibraltar no sufra los ataques aéreos.

 

Febrero de 1941. El comandante Ian Fleming —que doce años después se convertirá en el creador de James Bond— llega a Gibraltar para hacerse cargo de la Operación Goldeneye, un entramado de inteligencia en España en previsión de que el gobierno franquista decida unirse al Eje en la II Guerra Mundial. A partir de tales hechos, rigurosamente históricos, Montero Glez ha convertido en un apasionante relato de ficción la actividad en el Sur de la Península Ibérica de este agente secreto al servicio de Su Majestad. Gibraltar es la apacible retaguardia de una Gran Bretaña asediada por los submarinos alemanes y la Bahía de Cádiz sobrevive como puede a las penurias de su propia y cruel posguerra. A ambos lados de la frontera se mueven personajes de dudosa moralidad y lealtades inciertas; las palabras a veces son más rápidas que las balas, y también mucho más letales. Cuando Juana la Petenera —una bailaora de flamenco que frecuenta peligrosas compañías— se cruza en su camino, el comandante Fleming sólo tiene una certeza: que el carmín es tan rojo como la sangre.

 

'El carmín y la sangre' es el título de la novela de Montero Glez, quien ha explicado a Efe que se trata de "una novela muy extrema porque Ian Fleming era muy extremo y su creación, James Bond, lo era también, un hombre de una dureza extrema".

 

El autor ha dicho que su novela "está basada en hechos reales" al contar la misión de Fleming durante la Segunda Guerra Mundial para coordinar la inteligencia británica entre Gibraltar, Tánger y Lisboa, tratar de que Gibraltar no fuese bombardeada y que las flotas de submarinos alemanes, aquellas "manadas de lobos grises", hicieran el menor daño posible a las flotas británicas de suministros.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial "Inglaterra resistió con mucha imaginación", lo que se debió, según Montero Glez, a haber integrado en el Ejército a gente procedente de la universidad, como el caso del propio Fleming, para quien, ha añadido, "la guerra era un medio de pasarlo bien, beber y estar con mujeres".

 

Además de la tensión propia de un "thriller", Glez, columnista de este periódico, ha asegurado que su novela tiene "la tensión entre el amor y la guerra", ya que Fleming se enamorará en Gibraltar de la bailaora Juana La Petenera, una confidente del espionaje italiano.

Montero Glez posee el Premio Azorín de Novela y el Premio de Novela de Logroño, y 'El carmín y la sangre' será publicada por la editorial Algaida