Democracias inquietas, Premio Internacional de Ensayo Jovellanos 2015 Ediciones Nobel Ediciones Nobel acaba de publicar "Democracias inquietas. Una defensa activa de la España constitucional". En esta obra el director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales Benigno Pendás trata de abrir un camino de racionalidad y análisis sensato en una época en la que, recuerda, “ flaquea el Estado de bienestar, se extiende la partitocracia y el malestar pone en peligro las conquistas de la civilización menos injusta de la Historia”. Ardua tarea que sólo será posible si se mantienen los principios con firmeza y se buscan acuerdos con perseverancia. Pendás ha escrito Democracias inquietas consciente de que vivimos en un “umbral de épocas”. Por eso, es necesario reforzar los valores que sirven de fundamento a una sociedad avanzada, como son la soberanía nacional, las instituciones representativas, la división de poderes y el reconocimiento y garantía de los derechos fundamentales. Y, a contracorriente de muchas opiniones, apela a la España de la estabilidad, “al margen de la crispación de la superficie del espacio público”. El autor se reconoce como integrante del “estado mayor” llamado a pensar políticamente y lo considera una oportunidad de re flexionar desde la “trinchera”. Desde esta perspectiva, apuesta sin reservas por llevar a cabo una “defensa activa de la España Constitucional”. Democracias inquietas es un ensayo de inspiración orteguiana cuyo objetivo es armar argumentos que eviten idealizar el pasado y dramatizar el presente. Recuperando el célebre discurso de Pericles, “Su nombre es Democracia…”, apela a una “con fianza audaz en la libertad” que consiga atraer a los mejores a la vida política y al ejercicio de la ciudadanía activa. Benigno Pendás Director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y Consejero de Estado. Miembro de número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Doctor en Ciencias Políticas y Abogado, es Catedrático de Ciencia Política de la Universidad CEU San Pablo. Su carrera académica se desarrolló con anterioridad en la Universidad Complutense de Madrid. Letrado de las Cortes Generales, ha sido Jefe de la Asesoría Jurídica del Senado. Director General de Bellas Artes (1996-2000), ha sido Patrono del Museo del Prado, Reina Sofía y más de cuarenta instituciones culturales. Escritor y conferenciante, es autor de ocho libros y más de 50 artículos sobre Historia de las ideas políticas y Derecho público. Entre sus obras más recientes: Teorías Políticas para el siglo XXI (2007), Las paradojas de la libertad (2011), y La Ciudad de las Ideas. Grandeza y servidumbre de la moderación política (2014). Editor de clásicos como Bentham, Gierke, J. Brutus y Warren y Brandeis. Colaborador habitual en medios de comunicación, especialmente en la Tercera de ABC, y jurado de los Premios Princesa de Asturias.

Democracias Inquietas

El catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad CEU San Pablo Benigno Pendás ha ganado este martes el Premio Internacional de Ensayo Jovellanos por su obra "Democracias inquietas. Una defensa activa de la España constitucional".

 

En Democracias inquietas. Una defensa activa de la España constitucional, el director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales Benigno Pendás trata de abrir un camino de racionalidad y análisis sensato en una época en la que, recuerda, "flaquea el Estado de bienestar, se extiende la partitocracia y el malestar pone en peligro las conquistas de la civilización menos injusta de la Historia". Ardua tarea que sólo será posible si se mantienen los principios con firmeza y se buscan acuerdos con perseverancia. Pendás ha escrito Democracias inquietas consciente de que vivimos en un "umbral de épocas". Por eso, es necesario reforzar los valores que sirven de fundamento a una sociedad avanzada, como son la soberanía nacional, las instituciones representativas, la división de poderes y el reconocimiento y garantía de los derechos fundamentales. Y, a contracorriente de muchas opiniones, apela a la España de la estabilidad, "al margen de la crispación de la superficie del espacio público". El autor se reconoce como integrante del "estado mayor" llamado a pensar políticamente y lo considera una oportunidad de reflexionar desde la "trinchera". Desde esta perspectiva, apuesta sin reservas por llevar a cabo una "defensa activa de la España constitucional". Democracias inquietas es un ensayo de inspiración orteguiana cuyo objetivo es armar argumentos que eviten idealizar el pasado y dramatizar el presente. Recuperando el célebre discurso de Pericles, "Su nombre es Democracia...", apela a una "confianza audaz en la libertad" que consiga atraer a los mejores a la vida política y al ejercicio de la ciudadanía activa.

OPINIÓ COMPARTIDA AMB GRANS opinadors VALENTIFAINÊ

Resulta tremendamente difícil encasillar a Democracias inquietasdentro de los subgéneros politológicos; por cuanto siendo un ensayo de manifiesta y evidente inspiración orteguiana no deja de abordar muchos de los temas clásicos (e inmortales) de la ciencia política contemporánea (el rol de los intelectuales; el desconcierto de la política contemporánea; el devenir del parlamentarismo; la tentación «populista»; los desafíos de la democracia y del republicanismo cívico; la ampliación del espacio público; el despertar global de las nuevas clases medias...) desde una perspectiva renovada y erudita; actualizando el estado del arte en una pluralidad de temas muy diversos pero inteligentemente interrelacionados y directamente aplicados al caso español.

El autor no dejará tampoco de aprovechar el quinientos aniversario de la intemporal obra de Maquiavelo, origen de la ciencia política moderna. Aunque a diferencia del célebre florentino sus ideas sirvan no tanto para manipular los hilos del poder como para armar argumentos que eviten idealizar el pasado, pudiendo así desdramatizar el presente; siendo este su propósito real. Su «Excusus maquiaveliano» recogerá en lo esencial el texto de una conferencia del autor con ocasión de la apertura del curso en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales en 2013.

El profesor del ceu San Pablo es plenamente consciente de que nos hallamos en un «umbral de épocas»; un momento decisivo donde, según sus palabras, «flaquea el Estado de bienestar, se extiende la partitocracia y el malestar pone en peligro las conquistas de la civilización [Occidental] menos injusta de la Historia». Tras el certero diagnóstico llega el momento de ofrecer los remedios para una cura que, en el caso español, no admite más prórrogas. Sus recetas, que no por ser de razonamiento común dejarán de estar justificadas teóricamente, no defraudarán: una «confianza audaz en la libertad» y el llamamiento de los mejores a la vida política (y, al no menos importante, ejercicio de la ciudadanía activa), como ya sucedió en otros momentos históricos recientes en la España constitucional como la Transición política a la democracia. Ideas y argumentos que están en la misma esencia del reformismo político español del que Pendás acaba de escribir alguna de sus páginas más lúcidas.