Un repaso a la trayectoria personal y profesional de la candidata demócrata a las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos desde la perspectiva de siete mujeres. Siete visiones sobre su recorrido hacia el poder, analizando su ideología y experiencia y su evolución política, así como su trayectoria académica; su relación con la prensa; además de un estudio, desde la perspectiva de género, de cómo ha llegado a ser la candidata por el partido demócrata. La obra, además, cuenta con las voces de cuatro expertos en comunicación política que analizarán las claves de la campaña de la exsecretaria de Estado. Un libro imprescindible para entender la figura de la aspirante a la Casa Blanca

El poder de la superacion

Cristina Crespo


Directora de Relaciones Externas y coordinadora general del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá.
Doctora en Estudios Norteamericanos por el Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá. MsC in European Studies, Heriot Watt University, Edinburgh, UK. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Málaga.
Imparte docencia en el ámbito de Traducción, Relaciones Internacionales y la Educación Bilingüe en programas de Study Abroad y de máster en la universidad. Editora adjunta de la revista Tribuna Norteamericana, ha co-editado los libros Global Challenges to the Transatlantic World (2015) y North & South: the United States, the European Union and the Developing World (2013).
En 2014 fue seleccionada para formar parte del Young Leaders’ Visitor Program del Departamento de Estado de EE.UU. para especializarse en elecciones y campañas electorales, y convertirse en alumni del departamento de Estado. Su investigación se centra en la política norteamericana y las relaciones España-Estados Unidos.

 

 

En una semana en la que se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, Hillary Rodham Clinton se presenta como un modelo de liderazgo para las mujeres de todo el mundo. Un liderazgo distinto del estereotipado poder masculino que combina profesión política con valores personales.

El pasado 7 y 8 de marzo el Instituto Franklin-UAH organizó en Madrid el II Seminario de Liderazgo Transformador en el que se estudió especialmente la figura de la posible candidata demócrata y futurible presidenta de Estados Unidos, Hillary Clinton – una mujer que se ha posicionado junto a los más débiles desde su juventud, liderando iniciativas sociales relacionadas con la Educación y la Sanidad y atendiendo a niños, y mujeres en especial.

Conociendo la Hillary ideológica

En su trayectoria política, Hillary ejemplifica un proceso de evolución ideológica que aún hoy se sigue produciendo. En su adolescencia formó parte de las Juventudes Republicanas influenciada por su padre, pero abandonó unos años más tarde acercándose a las ideas del ala más antibelicista del partido demócrata y posicionándose en el movimiento de los derechos civiles de Martin Luther King. Este proceso evolutivo vino condicionado también por su experiencia. Aunque nunca dejó de lado su compromiso social, sus cargos como primera dama de Arkansas (1979-81 y 1983-92) y después primera dama de los Estados Unidos (1993-2001) le proporcionaron el perfil de “persona de Estado”, más pragmática y también más centrista. Esto aún se acentuó más cuando entró de lleno en su carrera política como senadora por Nueva York (2001-2009) y secretaria de Estado (2009-2013) con la administración Obama. Por eso, se justifica que votara a favor del “Patriot Act”, que legitimaba al entonces presidente George Bush a invadir Afganistán y después, Irak, en el contexto de los ataques del 11 de septiembre de 2001. En su etapa como secretaria de Estado y en línea con el presidente Obama, puso en práctica el “poder inteligente” y el conocido como “multilateralismo eficaz”.

Sin embargo, en estos últimos meses, hemos visto evolucionar sus propuestas hacia la izquierda influenciada por la candidatura de su adversario en la carrera a las primarias demócratas, Bernie Sanders.

Entendiendo la Hillary mujer

Como esposa tuvo que enfrentarse no solo a todo un país negando, en un primer momento, las infidelidades de su esposo, sino también a su propia persona, renegando a su faceta más feminista. Este hecho, que tanto le ha marcado, podría tener su justificación en la influencia de su abuela materna, como aseguró la profesora Alicia Kaufmann en el seminario. Pues la tragedia de una familia dividida y un futuro destruido que vivió su abuela a causa de un divorcio, le hacían percibir la opción de divorciarse de su marido como poco viable. Sobre todo, en un momento en el que comenzaba su carrera política en solitario.

En este momento, mucho esfuerzo están invirtiendo en su campaña para mostrar su lado más humano, y esto incluye su perfil de Twitterdonde se destaca su perfil personal por delante del profesional.

 

Pensando en la Hillary presidenta

Se podría decir que Hillary cuenta con todos los ingredientes para poder desarrollar el papel de liderazgo más importante del mundo: experiencia y preparación. Comunicacionalmente, además, cuenta con otras tres virtudes que teóricamente la ayudan a conseguirlo:

personalidad, confianza y discurso. Sin embargo, la precandidata no tiene la conexión total con el público y en los últimos sondeos el margen con su adversario se estrecha a 11,4 puntos de diferencia. ¿Cuál es su problema?

Según ella misma, no es una persona política – como dijo ayer en el último debate demócrata:

Alicia E. Kaufmann


Ha dedicado más de 35 años a la exploración, intervención y docencia en organizaciones públicas y privadas, al análisis de personas y dinámicas organizacionales. Se ha especializado en temas organizativos en la Universidad de Yale con una beca Fullbright y en temas de liderazgo gracias a otra beca Fullbright en los seminarios de Salzburgo. Sus trabajos son profundos y explora bajo la superficie de los conflictos con el fin de resolverlos de forma rápida y creativa. Además, es especialista en coaching ejecutivo en Londres, tema sobre el que ha escrito diversas publicaciones editadas en inglés y castellano.

¿Cómo sería tener una presidenta de los Estados Unidos? Aún no sé si lo veremos en esta oportunidad en las urnas.

 

 

 

Resumen del libro

Un repaso a la trayectoria personal y profesional de la candidata demócrata a las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos desde la perspectiva de siete mujeres. Siete visiones sobre su recorrido hacia el poder, analizando su ideología y experiencia y su evolución política, así como su trayectoria académica; su relación con la prensa; además de un estudio, desde la perspectiva de género, de cómo ha llegado a ser la candidata por el partido demócrata. La obra, además, cuenta con las voces de cuatro expertos en comunicación política que analizarán las claves de la campaña de la exsecretaria de Estado. Un libro imprescindible para entender la figura de la aspirante a la Casa Blanca.

Por Peter W. Stevenson

Pocos pronosticadores predijeron una victoria Donald Trump por delante del martes por la noche. Las encuestas mostraron Hillary Clinton cómodamente por delante, y gran parte de América (principalmente los medios de comunicación) no previeron la ola de apoyo a favor de Trump, que se lo llevó a la victoria. Sin embargo, un profesor con sede en Washington, insistió en que Trump se alinearon para una victoria - basado en la idea de que las elecciones son " principalmente una reflexión sobre el desempeño del partido en elpoder. "

Allan Lichtman utiliza un sistema basado históricamente de lo que llama "claves" para predecir resultados de las elecciones antes de tiempo . Las teclas se explican en profundidad en el libro de Lichtman, " Predecir el próximo presidente: las llaves de la Casa Blanca 2016 ". En nuestras conversaciones en septiembre y octubre, describió cómo establece el segundo mandato del presidente Obama a los demócratas para una carrera apretada, y sus claves inclinaron la balanza a favor de Trump, aunque a duras penas.

Al final de nuestra conversación de septiembre de Lichtman hizo otra llamada: que si es elegido, Trump finalmente ser acusado por un Congreso republicano que preferirían un presidente Mike Pence - alguien a quien establecimiento republicanos saben y confianza.

"Voy a hacer otra predicción", dijo. "Esto no se basa en un sistema; es sólo mi intestino. Ellos no quieren Trump como presidente, porque no lo pueden controlar. Él es impredecible. Les encantaría tener Pence - absolutamente abajo de la línea, conservador, republicano controlable. Y estoy bastante seguro de Trump dará motivos a alguien por juicio político, ya sea por hacer algo que ponga en peligro la seguridad nacional o porque ayuda a su bolsillo ".

Así, mientras que los votantes republicanos llegaron con claridad a casa antes de las 8 Nov. - encuestas de salida de red indican un 90 por ciento de los votantes republicanos votaron para Trump - es menos claro que la dirección del partido está a bordo. (Lichtman en realidad no es la única persona para predecir un juicio político Trump,  esta mañana , de The New York Times David Brooks sugirió que un juicio político Trump o renuncia fue "probablemente" en las tarjetas en algún momento dentro del próximo año.)

Vale la pena señalar que las predicciones de Lichtman utilizan métodos muy diferentes que los encuestadores y pronosticadores basados ​​en datos. Algunos estadísticos en desacuerdo con la estructura de su sistema, un conjunto de 13 preguntas de verdadero / falso, diciendo que la naturaleza binaria de sus teclas conduce a lo que se llama "sobreajuste", que está creando básicamente un sistema que se adapta a los datos, pero tiene poco estadística significado. Pero contadores Lichtman diciendo que el sistema ha predicho correctamente todas las elecciones desde 1984 (en concreto, sus predicciones han elegido el próximo presidente correctamente en todas esas elecciones, pero de 2000, cuando recogió Al Gore, que ganó el voto popular). Y Lichtman tiene su propia crítica de las predicciones basadas en datos.

"Las encuestas no son predictores", dijo el viernes en un correo electrónico. "Son instantáneas que simulan una elección. Se abusa de ellos y mal utilizados como predictores. Incluso el análisis de las encuestas por Nate Silver y otros que se cobró una victoria de Clinton con probables de más de 70 por ciento a 99 por ciento de certeza son meras recopilaciones que no son mejores que las urnas subyacentes ".

Y él tiene una particular desdén por los sistemas de predicción que asignan una probabilidad de ganar.

"A pesar de su reconocimiento, Nate Silver es solamente un empleado, no un analista científico", dijo Lichtman.

En cuanto a la verdadera razón de la victoria de Trump, Lichtman dice que la culpa no se puede poner en Hillary Clinton o su campaña - en lugar, dice, se decidió por las grandes fuerzas que dan forma a la política estadounidense.

" Los demócratas no pueden reconstruir señalando con el dedo a Hillary Clinton y su campaña, que como los Cayos demostró, no eran la causa de su derrota", dijo. "Los demócratas pueden rehabilitarse solamente ofreciendo una alternativa progresiva inspirador de la política republicana y la construcción de un movimiento de base."

 

opinio Sensilla i tendra valenti fainê

Este libro quizá te aclarare por qué Hillary, perdió la elección, en estos momentos el mundo está como acomplejado.

Todo el mundo bueno la mayoría creía que la gran mujer la emperadora, que supo sobreponerse al duro golpe del engaño de su marido, el expresidente, Bill Clinton, a un que por la mínima seria la gran ganadora, no os engañéis y despertar del mal sueño lee este libro quizá comprendas por qué o no, en tus manos lo dejo, pero no dejes de leerlo.