La enorme figura histórica de Fidel Castro ha dividido a lo largo de ya más de medio siglo —e incluso dentro de la propia izquierda— a partidarios y detractores. La identificación de la Revolución Cubana con su persona, su omnipresencia política en todo lo que de alguna importancia haya tenido lugar en la isla, obliga a fijar en él la responsabilidad de cuanto ha sido y es esa revolución, y de todo cuanto desde 1959 haya sido relevante en Cuba. Este libro es la historia de un episodio siniestro que tuvo lugar al final de la década de los ochenta. De un episodio del que probablemente ningún dirigente cubano, ni quizá el propio Fidel, se sienta íntimamente orgulloso: del fusilamiento del general y héroe de la Revolución, Arnaldo Ochoa, y del coronel Tony de la Guardia, responsable de las operaciones secretas cubanas para la ruptura del bloqueo estadounidense. ¿Por qué Fidel ordenó fusilar al militar más popular del ejército cubano, al general de la guerra de Angola? ¿Qué ocurrió en las negociaciones de 1989 entre Cuba, México y Estados Unidos? ¿De quién fue la imprudencia de vincular a Cuba en las operaciones de narcotráfico del cartel de Medellín? José Manuel Martín Medem, durante años corresponsal de RTVE en Cuba, México y Colombia, ha reunido información sobre el secreto mejor guardado de Fidel, de forma que ahora, tras veinticinco años y con nuevos y reveladores testimonios de militares y dirigentes cubanos involucrados en aquellos sucesos, se pueda revisar y contestar la versión oficial de lo sucedido, así como juzgar mejor en la historia lo que Castro ha sido para los cubanos.

Periodista español explora los 'nexos' de los gobiernos de Cuba, EEUU y México con el narcotráfico

José Manuel Martín Medem es periodista. Ha trabajado durante treinta años en RTVE y fue corresponsal en México, Colombia y Cuba. Es autor de los libros Niños de repuesto, La guerra contra los niños, ¿Por qué no me enseñaste cómo se vive sin ti?/Diario de un corresponsal de RTVE en Cuba y La agonía de TVE.

Es miembro del Consejo de Redacción de "Codo a Codo"

 

El periodista español José Manuel Martín Medem explora en un libro los supuestos nexos entre los gobiernos de Cuba, México y Estados Unidos con los carteles del narcotráfico, a partir de los fusilamientos en Cuba en 1989.

En una entrevista con EFE, el autor explicó que la obra, titulada El secreto mejor guardado de Fidel Castro. Los fusilamientos del narcotráfico, es producto de una década de investigación.

Martín Medem fue corresponsal de la cadena pública Radio Televisión Española en Cuba, Colombia y México, y entre sus obras están Colombia feroz y Cuba. La hora de los Mameyes.

El periodista explicó que su nuevo libro tiene como punto de partida el 13 de julio de 1989, cuando fueron fusilados el general Arnaldo Ochoa y el coronel Antonio de la Guardia, condenados por narcotráfico y traición a la patria.

Agrega que aprovecha este episodio para referirse a un escenario mucho más amplio, a la "utilización del narcotráfico por parte de los gobiernos de Estados Unidos, como una de las palancas para apoyar su política de intervención en América Latina".

Por esa razón, el periodista cree que uno de los capítulos más interesantes es el que habla sobre "cómo pudo ser el acuerdo entre George Bush (padre) y Fidel Castro, con la mediación de Carlos Salinas de Gortari, para resolver el problema que tenían los tres".

Asegura que mientras La Habana reconoció que los ya mencionados oficiales del Ministerio del Interior habían negociado con el Cartel de Medellín desde Colombia para pasar droga desde allí hasta EEUU, se habían descubierto los nexos del gobierno de este último país con el mismo grupo narcotraficante.

"La administración (del presidente Ronald) Reagan había utilizado el narcotráfico como política de Estado y los aviones de la CIA metían la cocaína del Cartel de Medellín también a EEUU", subraya Medem.

El periodista sostiene que de esta manera el país norteamericano financiaba el ejército de mercenarios que luchaba en la "guerra secreta" contra el Gobierno sandinista de Nicaragua, operación de la que dice era cómplice el entonces presidente de México, Miguel de la Madrid.

El secreto al que se refiere el autor en el título del libro es a ese supuesto pacto entre Castro, Bush y Salinas, los dos últimos herederos de los nexos con el narcotráfico de sus predecesores, con el que resolvieron "el problema", asegura.

Explica asimismo que la solución se encontró mediante una "argumentación común", que pasó por reconocer lo que sucedió, pero que fue "realizada por funcionarios de los respectivos gobiernos".

Para llegar a este nivel de la investigación, el periodista aseguró que sus fuentes principales fueron libros y documentos sobre el tema, testimonios de implicados cubanos, personas vinculadas al narcotráfico en Bolivia y recientes revelaciones de los medios de comunicación mexicanos.

"El libro no entrega una versión cerrada con mi opinión personal, sino una gran cantidad de documentación y la incitación a pensar, para que cada uno saque sus conclusiones", afirmó.

La figura de Fidel Castro es fundamental en la obra, según el autor: "Creo que cuando se abran los archivos y se sepa un poco más de todo, incluso después de su muerte, ese episodio (los fusilamientos) va a ser el agujero negro a la hora de analizar su actuación histórica".

 

Comentarios [ 7 ]

 

 

Conocí un nicaragüense en Miami en 1993 que había recalado en el exilio porque estando en la contra, se dio cuenta que la CIA ayudaba a ambas partes con tal de alargar la guerra. Luego los vio embarcar barcos de guerra llenos de cocaína desde la base de Guantánamo hacia los EU. Han ayudado a fidel castro todo el tiempo, so, nada de lo escrito en éste artículo me sorprende.

Sigue siendo el gobierno más criminal del mundo. Por eso apoyan al asesino dictador del caribe y lo apoyaran mientras viva. Son tal para cual.

 

 

 

 

 

 

 

Está clarísimo que esta gente no quería dar un golpe de Estado, sino que los Castro tuvieron que disfrazar la verdad por ese lado, porque el vínculo con los carteles colombianos de la droga, era indudable.

Y FC lo sabía, tanto como RC.

 

 

 

 

......... y a mi que me hicieron creer que a Ochoa lo habian fusilado por que "sus tropas" iban a darle un Golpe de Estado a Los Castros!!!!.........ahora resulta que de verdad se dedicaba al narcotrafico por orden de Fidel y Bush........DDC me va a volver locooooooo!!!!!..........

 

 

 

 

Los aviones con droga volaban de Panamá ... Eso lo sabe hasta el gato ...

 

 

 

 

Eso esta mas claro que el agua, Fidel Castro, se vio al Descubierto, por la DEA, en su contrabando de drogas a USA, y desidio lim pierse El y Raul, sacrificando a los otros, y mandandolos al Palo!!!! Lo demas que este tipo habla, es Cagarruta Gallega, que sabe Dios, quien paga, para crear una nube de Humo, como les gusta a Los Nangaras de la Habana !!!!

 

 

 

 

    Ahora sale el gallego este con que Estados Unidos, estaba involucrado, de los demas paises no lo dudo. Si Estados Unidos  hubiera estado en la melcocha esta,Fidel Castro no hubiera fusilado a sus mejores hombres de confianza , Ochoa, los jimaguas, Abrantes, etc, claro que el sabia en lo que estaban estos y fueron los que pagaron.

 

 

 

 

Habrá que leerlo.

Creo que sabemos muy poco de los fusilamientos por las Causas I y II, pero intuimos que el gobierno cubano tuvo mucho que ver con el tema de la droga

Desde Nicaragua, el sitio web El 19 digital titulaba en amplio rótulo: Fallece el Comandante Fidel Castro Ruz. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

En México, el diario La jornada tituló: Murió Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana y figura central del Siglo XX, y más adelante lo calificó de «padre de la Revolución Cubana y uno de los protagonistas del siglo XX».

Falleció Fidel Castro, el último líder histórico comunista del mundo occidental, dijo por su parte el diario colombiano El Tiempo, que dedicó amplios titulares de su portada web al Comandante en Jefe y agregaba: «El padre de la Revolución Cubana murió el viernes a los 90 años».

En Estados Unidos, The New York Times colocó en su portada web: Fidel Castro, el líder que desafió a Estados Unidos, murió a los 90, lo que acompañó con la foto de una entrevista realizada por el diario al Comandante en Jefe en 1964 y, también de archivo, la serie de artículos sobre Fidel que el periodista Herbert L. Matthews realizara en la Sierra Maestra. En la sección de obituarios, publicaba el reportaje del periodista Richard Ever «Mis tres días con Fidel», entre otros materiales.

También el periódico británico The Guardian reflejó la noticia en su edición digital, con una extensa reseña sobre la reacción mundial ante la muerte del líder cubano.

El País, de España, publicó una galería de fotos del Comandante en Jefe bajo el titulo Medio siglo de historia en imágenes, junto a comentarios y reportajes.

5:30 a.m. Fidel en los titulares de todo el mundo

Un marea de mensajes que reconocen la estatura de Fidel y lamentan su partida inundó las páginas web y las redes sociales desde la noche del viernes, en tanto los principales periódicos del orbe daban cuenta de su deceso y recordaban su figura ya fuera mediante comentarios, con galerías de imágenes o trascendentales entrevistas de archivo.

Uno de los primeros jefes de Estado en manifestarse fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien escribió en Twitter acerca del líder revolucionario: «Hizo historia junto a los Pueblos del Mundo para señalar un Camino de Dignidad...Historia Grande con los principios de Bolívar y Martí...» Y en otro mensaje, expresaba: «A 60 años de la partida del Granma de México parte Fidel hacia la Inmortalidad de los que luchan toda la Vida...Hasta la Victoria Siempre...

«Fidel Castro fue un ejemplo de lucha para los pueblos del mundo, seguiremos adelante con su legado», expresó por su parte la Cancillería venezolana.

En tanto, el sitio Russia Today daba a conocer las palabras de pesar del presidente ruso, Vladimir Putin, quien expresó: «La Cuba libre e independiente que construyeron él y sus compañeros se convirtió en un miembro influyente de la comunidad internacional y ha servido de ejemplo inspirador para muchos países y pueblos».

«Fidel Castro era un amigo sincero en el que Rusia podía confiar. Hizo una enorme contribución a la formación y desarrollo de las relaciones ruso-cubanas, a la estrecha cooperación estratégica en todos los campos», aseveró Putin en un telegrama con motivo del triste acontecimiento.

También en Twitter, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, dejó su primera impresión por la noticia: «Se fue un grande. Murió Fidel. ¡Viva Cuba! ¡Viva América Latina!»

Por su parte, el presidente boliviano Evo Morales declaró a Telesur, que dedicó una programación especial al líder cubano: El mejor homenaje a Fidel es nunca olvidar su resistencia al capitalismo y al modelo imperialista, sus grandes reflexiones por la igualdad de los pueblos del mundo, y el llamado a las nuevas generaciones por continuar esos principios, fortalecer su unidad y el internacionalismo solidario.

Duele mucho esta partida física del Comandante Fidel, recalcó Evo al canal Telesur, y recordó que cuando era dirigente sindical conversó mucho con el entonces Presidente cubano, muchas veces en la madrugada, y siempre hablaba de educación y salud gratuita para todos los pueblos, dijo.

Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador, manifestó haber recibido con profundo dolor la noticia sobre quien llamó el querido amigo y eterno compañero, el Comandante Fidel Castro Ruz.

Desde México, el presidente Enrique Peña Nieto escribió en Twitter: «Lamento el fallecimiento de Fidel Castro Ruz, líder de la Revolución Cubana y referente emblemático del Siglo XX». Y más adelante, agregaba: «Fidel Castro fue un amigo de México, promotor de una relación bilateral basada en el respeto, el diálogo y la solidaridad».

También la India lamentó la muerte del Comandante en Jefe, a quien calificó de un «gran amigo« y «personaje icónico». Envío mis más profundas condolencias al Gobierno y al pueblo de Cuba por la triste desaparición de Fidel Castro. Ojalá su alma descanse en paz, escribió en su cuenta de Twitter el primer ministro del país, Narendra Modi, que calificó el fallecimiento del líder cubano como un «momento trágico».

Desde España, el jefe de Estado, Mariano Rajoy, expresó: Mis condolencias al Gobierno y a las autoridades cubanas por la muerte de Fidel Castro, y lo calificó de «una figura de calado histórico».

Por su parte, el Canciller ibérico dijo que Fidel marcó un punto de inflexión en el devenir del país y tuvo gran influencia en toda la región.

Iván Márquez, miembro de la Comandancia de las FARC-EP, tuiteó: «Ha partido Fidel, el revolucionario más admirable del siglo XX. En el firmamento ha dejado su estela de humanidad».

Pierre Laurent, secretario del Partido Comunista Francés, expresó a la TV de su país que Fidel Castro estará en la historia como uno de los dirigentes del movimiento de emancipación de la humanidad.