Publicado por primera vez en castellano de forma independiente, Los sauces es considerado por la crítica el mejor libro de Blackwood. También lo fue para Lovecraft, quien dijo del autor que nadie se había acercado «a la habilidad, seriedad y minuciosa fidelidad con las que registra las insinuaciones de anormalidad en ciertos objetos y experiencias ordinarios, o a la sobrenatural perspicacia con la que construye, detalle a detalle, las sensaciones y percepciones completas experimentadas en el tránsito de la realidad a la vivencia o la visión preternaturales».

Tras calificarlo de «maestro absoluto e incuestionable de la creación de atmósferas inquietantes», Lovecraft destacó su capacidad para evocar «lo que casi equivale a una historia a partir de un simple fragmento de sobria descripción psicológica» y dijo que entendía mejor que cualquiera de sus colegas de qué manera algunas mentes sensibles «moran permanentemente en la zona fronteriza entre el sueño y la realidad».

Algunos comentaristas sostienen que el meollo de la obra de ficción de Blackwood es la confrontación del hombre moderno de la época postracionalista con aterradoras fuerzas naturales o sobrenaturales. En el arte y la literatura fantástica, el profesor de filosofía Louis Vax subraya que los héroes de Blackwood «están fascinados por una belleza terrible, tan terrible que por ella se juegan la vida».

Los SAUCES

Algernon Henry Blackwood (14 de marzo de 1869 - 10 de diciembre de 1951) escritor inglés de relatos fantásticos.

Blackwood nació en Shooter`s Hill (una localidad que forma hoy parte de Londres, pero pertenecía entonces a Kent). A lo largo de su vida, desempeñó oficios muy variados en Norteamérica: granjero en Canadá, encargado de un hotel, minero en Alaska, reportero en Nueva York. De vuelta a Inglaterra, comenzó a escribir relatos de terror, con gran éxito. Como a otros escritores británicos del género, se le relaciona con la Golden Dawn, organización secreta cuyas enseñanzas pueden haber influido en la peculiar atmósfera mágica de sus cuentos.

Publicó diez libros de historias cortas y a menudo participó en radio y televisión como lector de las mismas. Escribió también catorce novelas, la mayor parte de las cuales quedaron inéditas. Amaba apasionadamente la naturaleza, y muchas de sus historias dan fe de ello.

Escribió también una autobiografía centrada en sus primeros años, Episodios antes de los treinta (1923).

Aunque Blackwood escribió varias historias terroríficas, generalmente su obra busca provocar asombro, más que horror. Sus mejores historias son un prodigio de construcción, ambiente y sugerencia.

Después de dejar Viena, y mucho antes de llegar a Budapest, el Danubio entra en una región de singular soledad y desolación donde sus aguas se dispersan por todos lados sin que exista un canal central, la región se torna en un pantano por millas y millas, cubierto por un vasto mar de bajos arbustos de sauce. En los grandes mapas, esta región esta pintada de un azul pálido, que se torna cada vez más desvaído a medida que abandona los bancos; y sobre todo esto puede verse la palabra Sumpfe: marjales.

Los sauces - Prepu

En época de inundaciones, estos acres de arena, bancos de guijarros e islas tupidas de sauces quedan casi enteramente sumergidos bajo el agua; pero en temporadas normales los arbustos se doblan y crujen al impulso de los vientos, mostrando a la luz del sol sus hojas plateadas en una planicie de belleza desconcertante, eternamente agitada. Los sauces nunca alcanzan la dignidad de árboles, no tienen troncos rígidos, permanecen como humildes arbustos, con copas redondeadas y suaves siluetas, oscilando sobre delgados troncos que responden a la mínima presión del viento, flexibles como la hierba, y tan permanentemente cambiantes que dan la impresión de que la planicie entera está animada y viviente. Porque el viento levanta olas que se alzan y se derraman por toda la planicie, olas de hojas en lugar de olas de agua, verdes elevaciones como en el mar, hasta que las ramas se yerguen y se tuercen, y entonces las olas se tornan de un blanco argentino, mostrando el reverso de las hojas bajo la luz del sol.

La opinion de uno de los grandes....El Horror según Lovecraft

 

 Si Machen se mantiene desconocido, este autor está completamente olvidado. Es sin duda otro de los grandes maestro del horror moderno para Lovecraft. A pesar de eso no fue muy favorable con las críticas que le hizo a las obras posteriores de Blackwood “[…] a pesar de sus últimos traspiés, de su ocasional necedad y afán didáctico, y de su exagerada producción, aún lo considero uno de los mejores escritores de literatura

 

fantástica de toda la literatura. Posee una visión y entendimiento especial para describir las sensaciones humanas frente a lo irreal que no he podido hallar en ningún otro escritor, así que puedo llegar a perdonarle esa otra gran cantidad de obras aburridas y malas…”[9]. Y es preciso lo que dice Lovecraft sobre el estilo de Blackwood, ya que el escritor buscaba transmitir asombro más que horror, y esto es difícil de hallar en ese género, y mucho menos con la sutileza lograda por Blackwood que por seguro no se encontrará en ningún otro autor.