Almuzara presenta ¡A la orden, mi sargento! Anécdotas divertidas y verídicas de la Guardia Civil (Almuzara) del benemérito, Germán Vaquero

Un libro lleno de excéntricos personajes, contextos extraordinarios y situaciones entrañables

7 de abril de 2017.- ¡A la orden, mi sargento! Anécdotas divertidas y verídicas de la Guardia Civil (Almuzara) del benemérito, Germán Vaquero, es un compendio de cortas narraciones de las innumerables, curiosas y delirantes situaciones que ocurren a diario en España con agentes del Cuerpo y la población civil, como improvisados actores.

¿Qué hacen un cura y una prostituta en un coche a la una de la madrugada por una pista forestal? ¿Puede el caudillo Franco apagar una revuelta en una residencia de ancianos? ¿Y qué hace un hombre desnudo en el patio de un colegio? ¿Acaso puede un mudo ser denunciado por insultos y amenazas?

Las respuestas a todas estas preguntas y a muchas más se encuentran en este libro, cargado de excéntricos personajes, contextos extraordinarios y situaciones entrañables y humorísticas.

Situaciones que podrían perfectamente encajar en el género de ficción con relatos como el de El Pater Putatibus, El Loco, el caimán y los duendes gigantes, Mi primera inspección ocular o La Ventosidad, que cuentan con personajes tan dispares como un cura, una prostituta, un alcalde, un ovni, el loco de un pueblo, una limpiadora, un duque o un tigre, entre otros.

En definitiva, ¡A la orden, mi sargento! es libro que narra situaciones de la vida cotidiana que, por su sorprendente desarrollo, dejan de ser algo normal para convertirse en divertidas historietas.

El objetivo del autor es doble: trasladar al público la cara más amable y humana de la Guardia Civil y arrancar una sonrisa de los lectores.

Germán Vaquero nace en 1980 en la localidad de Carmona (Sevilla), dando sus primeros pasos en la conocida barriada de la Virgen de Gracia, a escasos metros del cuartel de la Guardia Civil.

Aunque se licenció en Historia en 2006 por la Universidad de Sevilla, su infancia, en las inmediaciones del acuartelamiento de Carmona, tiraban más que sus estudios universitarios.

En 2007, apenas un año después de licenciarse y a pesar de no tener ningún referente familiar en la Benemérita, alcanzó su sueño de ingresar en la Guardia Civil, permaneciendo en servicio activo hasta la actualidad.

Fue en su primer destino, Asturias, donde intentando culminar otro de sus sueños: la escritura. Y allí fue cómo comenzó a elaborar la publicación de este libro.

¡A la orden, mi sargento! Anécdotas divertidas y verídicas de la Guardia Civil

Un compendio de cortas narraciones con las innumerables, curiosas y simpáticas situaciones que ocurren a diario a lo largo y ancho del territorio español con agentes del Cuerpo y población civil como improvisados actores. Cientos de anécdotas que tienen dos objetivos claros y bien marcados: trasladar al público la cara más amable y humana de la Guardia Civil y arrancar una sonrisa de los lectores. «Pater Putatibus», «El Loco, el caimán y los duendes gigantes», «Mi primera inspección ocular» o «La Ventosidad» son sólo algunos títulos de estos micro relatos que cuentan con personajes tan dispares como un cura, una prostituta, un alcalde, un ovni, el loco de un pueblo, una limpiadora, un duque o un tigre, entre otros. En definitiva, situaciones de la vida cotidiana que, por su sorprendente desarrollo, dejan de ser algo normal para convertirse en divertidas historietas. ¿Qué hacen un cura y una prostituta en un coche a la una de la madrugada por una pista forestal? ¿Puede el caudillo Franco apagar una revuelta en una residencia de ancianos? ¿Y qué hace un hombre desnudo en el patio de un colegio? ¿Acaso puede un mudo ser denunciado por insultos y amenazas? Las respuestas a todas estas preguntas y a muchas más se encuentran en este conglomerado de relatos rocambolescos y momentos increíbles, cargados de excéntricos personajes, contextos extraordinarios y situaciones entrañables, humorísticas e incluso, casi de ficción