Marco, Cora, Ray y Sandra son los cuatro jóvenes componentes de una banda de rock de segunda división y sin demasiado éxito en el panorama musical. Su vida consiste en subsistir día a día alternando trabajos temporales a la espera de que llegue su gran oportunidad. Pero eso cambiará el día que una joven muera en extrañas circunstancias, cambiando su destino para siempre y empujándoles a huir para salvar sus propias vidas.

Una historia de rebelión contra la injusticia en la que se combinan amistad, traición, amores y desengaños.

¿Te atreves a creer?

 

Este libro nos cuenta la historia de cuatro jóvenes con vidas totalmente normales que de pronto un día acaban envueltos en un mundo que no conocían y en el que corren grave peligro. Son acogidos en una escuela de magia regentada por los hijos de los dioses los cuales les ayudarán a defenderse en el nuevo mundo en el que les ha tocado vivir.

Los hijos de los dioses reciben sus poderes en función de su signo del zodiaco de forma que pertenecerán a una de las cuatro casas fundamentales: Tierra, aire, agua o fuego. Por ejemplo si el mago es piscis será un hijo de Neptuno, pertenecerá a la casa del agua y sus poderes estarán relacionados con la manipulación del agua. 

Los personajes principales están muy bien estructurados y explicados y la ambientación está marcada en Madrid, lo que hace que nos guste todavía más. El libro son más de 600 páginas, pero se lee muy rápido ya que la escritura es muy fluida y la autora ha sabido hacer una escritura muy buena que nos hace adentrarnos por completo en el libro.