Silda, la Dama de la Punta del Águila. Luis Escalante Galán
Luis Escalante Galán, es el autor de “Silda, la Dama de la Punta del Águila”, novela con la que quedó entre los finalistas del Premio Planeta 2016, solo que, para aquella ocasión, tenía esta obra como título “Sardinas Coloradas” y que ahora, publica la Editorial Almuzara. Su trama, tiene como escenario al parque natural de las dunas de Liencres. Todo comienza con el naufragio de un velero inglés, el cual ocurre en una playa desierta del Cantábrico. Entonces, aquellos que llegan a sobrevivir y los rescatan, terminan inmersos en la vida de quienes habitan el lugar.
Eso sí, en la comarca con la que se forman las rías tanto del Besaya como del Pas, no hay una sociedad única, ya que hay otras que están desarrollándose en paralelo y que muchas veces entre ellas ni se conocen. Aparte que la realidad interior de estos conglomerados sociales, a veces se acerca a lo que es sobrenatural. De repente, aparece el cadáver de una persona desconocida, lo que supone el inicio de una serie de hechos que a simple vista parecieran accidentales, cuyo desenlace será un idilio romántico entre varios de los protagonistas, relaciones sentimentales que se mezclan entre una investigación por la que se enfrentan estas sociedades.
Es aquí, cuando se tienen en mente intereses de índole urbanística, ambiciones con carácter político, actividades para efectos de contrabando y preocupaciones relacionadas con el aspecto ecológico. Todo esto, emana de parte de la protagonista principal, quien siente la necesidad enorme de estar bajo el anonimato. En fin, Silda es una aventura cargada de romance, que implementa la intriga policial, en un entorno donde predomina la corrupción con fines urbanísticos e influencias políticas, ligadas con una visión humana y fantástica, que exhibe un conflicto en el que una sociedad minoritaria, debe compartir el mismo espacio con otra que es más dominante.

'Silda, la Dama de la Punta del Águila',

Un velero inglés naufraga en una solitaria playa del Cantábrico. Los supervivientes que son rescatados se ven inmersos en la vida de los habitantes del lugar… solo que en la comarca que forman las rías del Pas y del Besaya no existe una sola Sociedad: existen varias que se desarrollan paralelamente sin a veces conocerse entre sí...y algunas rozando lo sobrenatural.

 

La aparición de un cadáver desconocido y la confluencia de varios sucesos accidentales más, desembocan en dos aventuras románticas entre varios de sus protagonistas entremezcladas con una investigación que parece enfrentar a todas esas Sociedades, y en la que se barajan intereses urbanísticos, ambiciones políticas, actividades de contrabando y preocupaciones ecologistas, con la imperiosa necesidad de permanecer en el anonimato de la principal protagonista.

 

El autor de esta novela, Silda, es Luis Escalante Galán y pretende trasladarnos hasta lo que parece una historia casi de otro tiempo, donde un velero inglés naufraga en una playa del Cantábrico. Para sorpresa de aquellos que sobreviven a este naufragio, son acogidos e inmersos en la vida del lugar. Aunque pueda parecer una historia sencilla esta se complicará porque la comarca en la que ellos van a parar tiene sociedades paralelas entre sí, donde ninguna se entremezcla con la otra y donde a veces sus ritmos son incluso sobrenaturales.

 

En esta historia, el detonante será la aparición de un cadáver desconocido que sale al encuentro con varios sucesos más. ¿La consecuencia? Aventuras románticas se mezclarán con intrigas urbanísticas y políticas, contrabandos y preocupaciones por la ecología local y mundial, donde su protagonista pretenderá en todo momento mantener su anonimato.

 

¿Parece complicado? Pues esto no es nada más que un pequeño resumen, porque cuando os sumerjáis entre las páginas de este libro, descubriréis una aventura romántica en un entorno de corrupción urbanística y pinceladas fantásticas. Sociedades que se encuentran y se confrontan, maneras de interpretar la vida y de vivirla, todo eso es Silda.

 

Si necesitabas una fuente de inspiración o una buena idea para disfrutar de una lectura veraniega, este libro de Luis Escalante Galán no te defraudará, porque no hay mejor carta de presentación que haber sido finalista del Premio Planeta. Además, el hecho de transportarnos a latitudes más al norte, puede incluso refrescarnos la mente, una cura para este calor en estos días de verano ¿A qué esperáis para disfrutar de Silda? ¿Necesitáis más razones para convenceros?

 

 

D. Luis Escalante Galán