Viejos Retratos de La Habana agrupa a seis historias, cuyos protagonistas son ancianos en la Cuba actual. A ellos le ha tocado convivir con épocas convulsas, de cambios, de optimismo colectivo, de proyectos masivos que nunca progresaron y de decepción propia de una sociedad que sobrevive con grandes interrogantes, pasada ya la euforia revolucionaria.
La Habana que ellos recuerdan ya no existe, ni puede volver a existir. La que viven, sobresale por la lentitud con que ocurren los acontecimientos cotidianos, en ese sempiterno arte de la espera porque pase algo, tal vez sobrenatural, que saque a todo un país de la desidia.
Las historias narran un día en la vida de seis personajes que observan, desde la capital cubana o desde sitios de la diáspora, sus memorias del país, de las mudanzas pasadas y recientes; pero también sus olvidos, esa parte de sus historias personales imposible de incorporar a su presente que los lleva a cuestionarse su existencia y naturaleza.

Viejos Retratos de La Habana

Viejos Retratos de La Habana agrupa a seis historias, cuyos protagonistas son ancianos en la Cuba actual. A ellos le ha tocado convivir con épocas convulsas, de cambios, de optimismo colectivo, de proyectos masivos que nunca progresaron y de decepción propia de una sociedad que sobrevive con grandes interrogantes, pasada ya la euforia revolucionaria.La Habana que ellos recuerdan ya no existe, ni puede volver a existir. La que viven, sobresale por la lentitud con que ocurren los acontecimientos cotidianos, en ese sempiterno arte de la espera porque pase algo, tal vez sobrenatural, que saque a todo un país de la desidia.Las historias narran un día en la vida de seis personajes que observan, desde la capital cubana o desde sitios de la diáspora, sus memorias del país, de las mudanzas pasadas y recientes; pero también sus olvidos, esa parte de sus historias personales imposible de incorporar a su presente que los lleva a cuestionarse su existencia y naturaleza. El formato de documento portátil fue creado por Adobe para sus productos Acrobat. Este es un formato de libro electrónico muy popular ya que el soporte de software para este formato existe para muchos dispositivos. Ejemplos de lectores de PDF para leer el libro de Viejos Retratos de La Habana son Adobe Reader, Foxit Reader, lector de PDF de Nitro, PDF-XChange Viewer, Xpdf, y mucho más. La mayoría de estos son freeware. Una desventaja de este formato es que el contenido en PDF suele ser escalado para A4 o tamaño de letra, que se vuelve ilegible cuando se reduce para encajar las pantallas pequeñas en los teléfonos inteligentes. En primer lugar está destinado a leer el libro Viejos Retratos de La Habana en formato electrónico en PDF. Para ver Viejos Retratos de La Habana.PDF, hay muchos programas, así como el programa oficial gratuito Adobe Reader. Una cantidad significativa de equipo de impresión profesional moderno tiene soporte de hardware para el formato PDF, lo que hace posible leer el libro de Viejos Retratos de La Habana en este formato sin necesidad de utilizar ningún software. La forma tradicional de crear un libro en PDF Viejos Retratos de La Habana es una impresora virtual, es decir, el propio documento se prepara en su programa especializado - programa de gráficos o editor de texto, CAD, etc., y luego se exporta al formato de libro de Viejos Retratos de La Habana en PDF Para su distribución en formato electrónico, Transferencia a la imprenta, etc. PDF a partir del 1 de julio de 2008 es un estándar abierto ISO 32000. El libro de Viejos Retratos de La Habana en formato PDF le permite incluir las fuentes necesarias (texto línea a línea), imágenes vectoriales y ráster, formularios e inserciones multimedia. El libro PDF de Viejos Retratos de La Habana incluye un mecanismo para firmas electrónicas para proteger y autenticar documentos. En este formato, Viejos Retratos de La Habana se distribuye como un documento. Puedes descargar Viejos Retratos de La Habana PDF bajo los enlaces: