Donde habita el silencio no es solo la historia de amor de una pareja anciana. Es una historia plagada de sueños por cumplir.
Antonella viaja a Dubrovnik junto a sus padres en 1964, allí conoce a Darío Horvat, un joven croata que luchará durante toda una vida para hacerla feliz y poder hacer realidad todos sus deseos. En su vejez, Antonella se verá afectada por Alzhéimer, será en ese preciso momento cuando la vida de ambos comience a tomar forma. Aquellos sueños que siempre tuvieron, comenzarán a tornarse realidad.
Ángel M. Castillo consigue envolver al lector en una historia ágil en la que nos presenta una fotografía viviente de Madrid y cuyo afán es incitar al lector a perseguir cada uno de sus sueños basándose en una frase, la que acompañará a la protagonista a lo largo de toda la historia: «Si piensas mucho en algo, se acaba cumpliendo.»
Una historia de amor en la que el silencio, los secretos de cada personaje y las mentiras, hacen ver que a veces no todo es lo que parece.

¿Que representa para los lectores Donde habita el silencio?

Una vez leída la novela cierto es que me han trasladado numerosos sentimientos, y eso es lo que pretendía: hacer sentir porque si en un libro no se siente nada de poco sirve creo yo.

Que se llore, que se reflexione y que la historia cale, para mí es el mayor éxito que se pueda tener. Y estoy muy agradecido por cada comentario que me han hecho llegar.

Sentir.

 

 

 

¿Cómo un puzle que el lector deberá montar?

La novela es un puzle. Cada capítulo descubre algo nuevo y cuando todo está leído, zas, algo se desmorona y todo da la vuelta. Pieza a pieza, capítulo a capítulo se va formando el puzle, la novela. Me gusta jugar con el lector, que piense algo, que esté alerta imaginando qué va a suceder y después sorprender.

En octubre Acen, mi editorial, lanza mi tercera novela titulada Las sirenas no saben nadar, y en ella también he querido jugar con el lector. ¿Una sirena que no sabe nadar? ¿La historia va sobre sirenas? Y quizás trate de otra cosa…o no.

 

 

Si piensas mucho en algo, ¿se acaba cumpliendo son palabras suyas?

Es una frase que me ha dado mucho juego sí. Me gusta y soy de los que creen que si te centras mucho en algo, si deseas algo de corazón, con tu voluntad siempre se puede llegar a cumplir. No hablo de la lotería, eso está claro. Hablo de sentimientos, de deseos, de felicidad, de un trabajo que quieras conseguir, de todo eso hablo.

Si te centras, y lo deseas de corazón, estoy seguro que siempre saldrá adelante.

Lo bonito de todo ello es el camino que se recorre para llegar a ello, no ya el fin en sí mismo. Es como Ítaca de Kavafis: “Ten siempre a Itaca en tu mente. Llegar allí es tu destino. Mas no apresures nunca el viaje. Mejor que dure muchos años y atracar, viejo ya, en la isla, enriquecido de cuanto ganaste en el camino sin aguantar a que Itaca te enriquezca”.

 

 

 

Cuando escribe según siempre usted sus novelas pretenden,¿hacer sentir al lector y evadirles a mundos paralelos?

Siempre quiero hacer sentir, llorar, reír, pensar, enfadar, alegrar o reflexionar. Esa es mi intención. Y claro, entretener.

 

 

Al parecer escribe desde hace mucho tiempo, ¿en cambio le costó decidirse a publicar desde entonces ha cambiado su manera de ser?

Jamás, mi forma de ser es y será así. Escribir me encanta y que me lean me hace ilusión, nada más y nada menos.

 

 

 

¿Cómo definiría su tipo de novelas?

Novelas de sentimientos, de lo social, del amor y de la vida. A través de ellas quiero reflejar la sociedad y si puedo de alguna manera cambiarla, y que todo se convierta en un mundo de paz, que en estos momentos hace cada vez más falta. Y cada vez me parece más difícil, y eso me entristece. A través de la cultura debemos gritar y transmitir valores de igualdad y amor, y que lo malo desaparezca. El odio no debe imperar en nuestras sociedades. Hay que leer, hacer música y disfrutar de cada momento de la vida en armonía.

 

 

 

¿Cree que las mentes están cerradas a la lectura y hay que ayudar abrirlas?

Las mentes están cerradas a muchas cosas, hay que empujar al mundo a que lea, a través de la cultura se abre mucho la mente y viajando. Encerrarse en una idea es un error. La empatía es lo más importante para mí.

 

 

 

¿Cómo ve desde su punto de vista el tipo de libros que triunfan?

Un tipo de escritos más, cada cual que elija lo que quiera leer. Si se leen ciertas cosas debe ser por algo, claro está que los medios de comunicación ayudan a potenciar ciertas lecturas, pero cada cual es libre de consumir el producto que decida. Y hay que leer de todo, al igual que hay que escuchar mucha música. A mí, en particular, no me gusta cerrarme en una sola cosa.

 

 

Que sería el mundo cultural sin autora/es?

Una guerra de simios. Cada ser humano es autor de algo, de un libro, de una frase, de una idea…Pero hace mucha falta la literatura y sobre todo que se lea, que se lea mucho.

 

 Resultat d'imatges de donde habita el silencio fotos

 

El porqué de este libro y el por qué deben comprarlo leerlo, ¿y valorar su contenido?

Porque se van a adentrar en un mundo de sentimientos extraordinario. Luego ya que valoren.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Sorpréndame cuál será el próximo?

Las sirenas no saben nadar. La presentación en Madrid el 7 de octubre en la café librería Vergüenza Ajena. Creo que no dejará indiferente y cada vez que la releo, a mí, particularmente, me gusta más. Una novela social, fantástica y a la vez real y de gran carga simbólica, nada se dice gratuitamente y cada elemento tiene un significado.

Después vendrá Barcelona y otras ciudades donde será presentada.

 

Hola, mi nombre es Marta Senent, y soy la directora de ACEN Editorial.Si me permites, voy a contartecómo nació ACENy a qué nos dedicamos.
En 2010 me surgió la necesidad, bueno las ganas, de publicar mi trabajo de investigación de doctorado. Pero claro, allá donde lo presentaba me decían que eso no iba a interesar a nadie, que quién lo iba a comprar, que quién era yo, que eso no vendía. Entonces¿Me tenía que resignar a que años de investigación, que podrían ser de utilidad para otras personas, cayeran en el olvido?
Dio lo casualidad, que conocí en ese momento más gente que le pasaba lo mismo que a mí. Que eranautores/as noveles,sin grandes pretensiones, que no eran conocidos/as, pero que les hacía mucha ilusiónver su obra publicada.Sí, esa que llevaba guardada en el cajón desde hacía años y que todas sus amistades le animaban a publicar porque querían leer. Y ¿Por qué no? que llegara más allá de sus amistades y la leyera gente que hasta el momento desconocían.
Dicen, que en esta vida hay que plantar un árbol, tener un hijo/a y escribir un libro (y que te lo publiquen, diría yo). Seguro que lo habréis oído. Lo de plantar un árbol creo que es sencillo, lo del hijo, tiene su dificultad, pero bueno… y ¿lo de publicar un libro? Eso parece una tarea un poquitín más complicada, aunqueACEN te lo pone mucho más fácil.
Tras 7 años de trayectoria, en ACEN hemos ayudado a hacer realidad el sueñode ver publicada su obra a más de 100 escritores/as noveles, e incluso algunos de ellos no tan noveles.Nuestra mayor preocupación es cuidar cada libro, así como a su autor,con el máximo cariño y dedicación, para que ese sueño siga vigente durante mucho tiempo.
Me gustaría remarcar, que aunque si el autor/a quiere unaautoediciónde su libro también le ayudamos sin ningún problema,ACEN se dedica a la edición de obras de autores noveles. Es decir,el autor/a no paga por ver su obra publicada, sino que es ACEN quien apuesta por las obras de sus autores/as.