Rosa es una mujer que lo tiene todo: Unos hijos maravillosos y un marido por el que se ha prejubilado para poder compartir un montón de proyectos que entre los dos han decidido llevar a cabo.
Cuando de pronto Rosa enviuda, cae presa de una gran depresión. Encontrarse sin su esposo, sin trabajo y con sus hijos viviendo lejos, hace que vea el futuro lleno de soledad y tristeza.
No será hasta que aconsejada por el psicólogo comience a caminar, y sin darse cuenta, acuda diariamente al cementerio. Es allí donde conoce a Isabel, una anciana que todos los días despotrica con un difunto.
¿Qué historia esconden esos soliloquios? ¿Está la mujer en sus cabales?
¡Qué poco imagina Rosa que conocer a la mujer del cementerio, le devolverá la ilusión de seguir adelante con su vida

Castellón en mis recuerdos (nueva edición), de Queta Ródenas Simón

 

¿Queta Rôdenas Simôn cuénteme quien es como escritora, como se define?

 

Realmente me considero escritora en cuanto que me gusta escribir y he tenido la suerte de que me han publicado una novela. Me definiría como contadora de historias que, a parte de resultar interesantes, aporten siempre algo didáctico. Tuve suerte que Acen apostara por mí lo cual me sirvió para continuar por el campo de la investigación que es lo que estoy haciendo para el próximo libro y lo que realmente me gusta; compartir y dar a conocer cosas a los demás.

 

Rosa la protagonista es una mujer que lo tenía todo de pronto se rompe por la muerte de su marido cuéntenos un poco ¿cómo se le ocurrió o esto ocurrió?

Se me ocurrió un día que llevé a mi madre (Isabel), al cementerio para visitar a mi padre. Como ya tiene 90 años íbamos lentamente y mientras tanto la foto de un señor muy apuesto en una lápida, me inspiró una historia y comencé a escribirla. Aunque en un principio el argumento era sobre la Guerra Civil, un día descubrí en la biblioteca un libro “Antigüedades de Castellón” de Traver Tomás y decidí que quería escribir también sobre hechos de Castellón de cualquier época. De ahí la memoria prodigiosa de Isabel (era preciso hacerla un poco pedante).

 

 

El caso es que el libro recuerda casos muy similares, ¿fruto de ello es lo que está ocurriendo desgraciadamente en este mundo?

Necesitaba como protagonista a una anciana que hubiese vivido durante la República y la Guerra Civil y se me ocurrió que la vida de mi madre podía servir como la de cualquier persona que vivió o vive una guerra. Cada día me iba contando su vida y la utilicé en gran medida aunque también hay cosas ficticias.

 

Depresión y tristeza soledad, difícil de interpretar, ¿usted lo cuenta como si lo estuviera viviendo como se siente esto para interpretarlo?

Fue fácil, escuchar a mi madre y tratar de contarlo como ella me lo contó. Escuchar a otros ancianos como lloraban cuando me lo contaban y tener empatía.

 

 

 

Recurrir a un psicólogo, ¿es lo que puede pensar uno primero?

Eso fue una manera de justificar la presencia de Rosa todos los días en el cementerio pero puede ser posible en algún que otro caso.

 

 

 

Las cosas de la vida, cuenta en su libro la historia de la mujer que Rosa conoce un dia en el cementerio, ¿por supuesto sabe que todo ello sigue ocurriendo? 

Lo sé puesto que el trabajo que estoy llevando a cabo en estos momentos es sobre el cementerio de San José y paso muchas horas por allí y hay muchas historias, mucha gente con ganas de contarlas y yo encantada de escucharlas.

 

Soliloquio es una reflexión que se realiza en voz alta y, muchas veces, a solas, algo que es fundamental para Rosa?

Los soliloquios los hace Isabel con el difunto y es lo que le llama la atención a Rosa y por eso decide hacerse amiga suya para averiguar el motivo de esas extrañas conversaciones. Lo que ocurre es que aunque al principio solo le interesa la historia de la anciana con el difunto, poco a poco le va interesando todo lo que tiene que ver con la historia de Castellón. La curiosidad queda en un segundo termino. Mis lectores me cuentan que primero leen la novela rápidamente para saber esa historia y luego otra vez para anotar datos e ir a verlos.

 

Cuéntele al lector, ¿qué de importante es lo que escribe en este libro?

La novela es una excusa para contar historias, anécdotas y curiosidades de Castellón y algunos pueblos de la provincia. Cosas que me parecieron fascinantes cuando las leí en los libros de Balbás, Gimeno Michavila, Sartou, Traver Tomás, Bernardo Mundina..etc datos que estos señores escribieron de una manera muy profesional pero un poco farragosa para muchos. Por eso decidí ponerlo en boca de gente normal y corriente para que llegara a todos.

La novela la fui escribiendo a partir de hechos. A partir de ellos iba inventando los personajes y las situaciones.

 

¿Está sorprendida por la acogida del mismo?

Sí, sorprendida y feliz sobretodo cuando es una persona mayor la que me dice que le ha gustado y que es exactamente como lo vivieron durante la guerra.

 

¿Qué tipo de lectura suele leer y cual la escritora o escritor que más admira?

He sido una lectora empedernida de novelas y mi escritora favorita es Almudena Grandes. Ahora también leo mucho pero todo sobre el cementerio: actas, prensa, personajes relacionados con Castellón y sobre todo acudo a los archivos y el registro civil recabando información sobre personas enterradas en el cementerio civil: herejes, masones, suicidas..etc  y sobre todo acerca de las víctimas de la represión franquista enterradas en fosas. Llevé a cabo un estudio sobre la fosa de los represaliados, de cómo se encuentran enterrados en 14 filas y junto con un estudio que hizo El Grup per la Recerca de la Memòria Històrica, conseguimos que el Ayuntamiento hiciera unas placas con los nombres de todos y un atril con un memorial de lo que pasó. Publicado en la web del Grup.

 

Descubrí la existencia de un primer cementerio civil y lo publicaron en la revista del “Instituto Ribalta-2017”

También averigüé donde están enterrados los regulares que fueron enterrados en Castellón y lo publicaron en el  “Aula Militar Bermúdez de Castro”.

El periódico Levante me ha publicado varios artículos también sobre la obra de Adsuara y el primer cementerio civil. También colaboré en una publicación del centenario del Ribalta escribiendo sobre la vida y obra del arquitecto que lo hizo, Francisco Tomás Traver.

Hago visitas guiadas al cementerio gratuitas para mis lectores o para quien lo desee y el Nuevo Cementerio junto con el Ayuntamiento van a publicar una ruta sobre la obra funeraria del escultor Adsuara que he investigado durante dos años y he confeccionado el folleto junto con Jaime Peris

 

.

Mausoleo víctimas de la falsa alarma de incendio en el cine “La Paz” en 1918

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lápida de Antonia Llop y Ramos, la primera persona enterrada en este cementerio