Aquel guerrero de casi dos metros de músculos bien proporcionados, y dotado de una fuerza descomunal, en cuanto se encontró frente a los soldados de imperio se aplicó con una furia inusitada en destrozar con su hacha de doble filo los cuerpos de los legionarios que se atrevieron a desafiarle. No había escudo ni armadura que pudiera soportar aquella contundencia de golpes; ni hombre que aguantara un solo envite de sus brazos. Manejaba aquella pesada arma con la misma habilidad y rapidez que un romano su espada corta, lo que rápidamente provocó entre las filas enemigas un lógico temor a ser alcanzados por uno de aquellos mortales hachazos. Las sacudidas eran iniciadas desde el punto más alto de detrás de su cabeza, para acabar con un rápido movimiento de las caderas hacia adelante, lo que imprimía una terrible descarga sobre la víctima elegida. Y ese proceder daba ejemplo y ánimos a sus compañeros de armas, a la vez que acobardaba a esos que ya se veían sucumbir materialmente descuartizados bajo las afiladas hojas. Daba igual donde golpeara, pues los efectos resultaban devastadores

COROCOTTA-EL CANTABRO con su valentia Nacio su legado

Santiago Blasco (Madrid en 1957) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, y doctor en Financiación e Investigación Comercial. Profesionalmente ha prestado especial dedicación a los sectores financieros, de seguros e inmobiliarios. También ha compaginado su actividad como economista forense con la de articulista y profesor universitario. Viajero incansable y enamorado de la Historia, siente predilección por escribir ficción histórica a la que añade un magnífico complemento de acción, intriga y misterio. Ha publicado las novelas La caja almoneda, El mercader de Alejandría y La palma del indiano.

¿Santiago cuéntanos un poco, porque COROCOTTA EL CÂNTABRO como titulo del libro?

 

1.-  Porque a pesar de que en Cantabria está considerado un héroe, es un personaje muy poco conocido, y yo siempre busco historias que todavía admitan revelaciones por novelar.

 

 

 

 

 

¿Una especie de Sansón a lo cántabro, Año 29 a.C. Roma lleva 200 años de dominación en Hispania, pero necesita mantener apostadas a siete legiones para contener la fuerza del pueblo cántabro, ¿historia o ficción cuanto de cada?

2.- Casi todos los datos aportados son reales, así como las características del pueblo cántabro y las cualidades de su líder Corocotta. Una muy importante era la facilidad que tenían para domar sus caballos. Algo que no dominaban por entonces, ni las legiones romanas, ni casi ninguno de los pueblos sometidos.

Sin embargo, la maquinaria política romana de la época ya funcionaba a pleno rendimiento y necesitaba una contundente victoria de su césar para acallar las voces discordantes de las familias patricias rivales. Cesar Augusto había delegado todas las victorias militares en su amigo de la infancia, el general Agripa, y los rivales políticos le tacharon de cobarde. Debido a tantas críticas recibidas, se encontró en la obligación de acudir a primera línea de batalla para contentar al pueblo de Roma que reclamaba un césar curtido en batallas. Por eso, sus asesores pensaron que el lugar más seguro era la frontera con Cantabria. Al fin y al cabo, estaban convencidos de que unas tribus organizadas en castros familiares no eran enemigo para sus legiones. Pero nadie contó con la fuerza de sus guerreros, ni con la astucia y sagacidad de su caudillo, Corocotta.

 

 

 

 

¿Quizá estudiaste mucho, ¿y buscaste información de un verdadero guerrero que llego atemorizar a todos los romanos aniquilándolos con su fuerza y su espada de doble filo?

3.- He investigado cualquier documento que me pudiera servir para conocer mejor a Corocotta. La verdad es que existe muy poca información y las lagunas que he encontrado las he tenido que novelar de una manera lógica y coherente. Pero este trabajo ha servido para aprender mucho acerca de las costumbres de los cántabros de aquella época.