Somos una editorial-brote pequeña e independiente que nace en Lakabe, pueblo okupado y ecoaldea del pirineo navarro.

Publicamos libros muy diversos, aunque todos con un claro determinante común: inspirar que otros mundos sean posibles; mundos que hablen de la belleza, de la transformación social, de las ideas no ordinarias, de la fantasía y de la imaginación.

Creemos que cualquier creación puede inducirnos a la misma reflexión y llevarnos a soñar y construir la transformación social; todo depende del enfoque que adoptemos. Por eso hay a veces tanta amplitud entre nuestras publicaciones; una bella amplitud que comprende las miles de maneras de palpar otros mundos en este.

Queremos que cada libro que publiquemos, como el humus del bosque, haga posible que germinen nuevas ideas.

Como editorial, queremos vivir dentro y fuera de las librerías, queremos optar por el boca a boca y el cara a cara, queremos recuperar el valor de lo arte-sano.
Porque creemos que transformamos el mundo cuando nos transformamos a nosotr@s mism@s y cuando establecemos relaciones de colaboración, cuando respetamos nuestro entorno, cuando cuidamos qué papeles utilizamos y entonces sembramos árboles, cuando tendemos a la sostenibilidad…y cuando publicamos historias-semilla que vuelan y se convierten en más y más y más bosques. Porque necesitamos árboles. Y deseamos libros.

Nos inventamos una editorial porque le queremos seguir regalando a este mundo y a cada un@ de nosotr@s y de vosotr@s la posibilidad de comunicarnos mediante ese objeto sujeto llamado libro.
Y, sobre todas las cosas, porque no nos imaginamos un mundo sin libros.
Porque nos gusta sembrar árboles y ahora queremos empezar a cosechar historias…
.............




Lakabe, tierra de bosques en que nace Huts. Lakabe es un pequeño pueblo situado en el valle de Arce-Artzibar, Navarra. Quedó deshabitado en la década de los sesenta y fue okupado en 1980 por un grupo de jóvenes provenientes del movimiento de objeción de conciencia que soñaban con construir un espacio comunitario alternativo y transformador, adaptándose a los ritmos de la naturaleza.
A día de hoy este proyecto continúa con esta misma esencia: posibilitar y experimentar la utopía.
Más de cuarenta personas dan vida ahora a este proyecto colectivo que en 2016 cumple treinta y seis años; construyendo y afirmando un proyecto de vida en comunidad, compartiendo economía, trabajo, recursos y tomando las decisiones de manera asamblearia. Cultivando las huertas y cuidando los animales, afrontando desde el espacio comunitario la vida, las relaciones humanas y de género, haciendo pan ecológico, gestionando nuestra propia energía eléctrica con un sistema aislado que funciona solo con energías renovables, reforestando los bosques y haciendo una gestión forestal respetuosa con el entorno, trabajando por crear un mundo sostenible, también a nivel humano.
Nutriendo la utopía. Caminando.

Más información sobre el proyecto de Lakabe en www.lakabe.org

Esta novela nos expone una trama que analiza el reparto de las tierras
y recursos naturales en la Tierra, su explotación por parte de unos
pocos mercaderes y el impacto que ello tiene en la vida de campesinos
y pequeños artesanos. Todo esto desde la fantasía y las aventuras, penetrando
en un género que catalogamos como «eco-fantasía».
En un extremo de la Tierra Conocida, una joven de clase alta que sufre
inexplicables conmociones tiene que afrontar una desgarradora pérdida
en su deseo de abandonar un modo de vida que considera injusto. Muy
lejos, tres humanos y un elfo emprenderán su viaje a una tierra donde los
mercaderes controlan todos los recursos, mientras los magos norteños
vagan ocultos en la sombra, acechándolos.
Los campesinos son tratados como esclavos; su esfuerzo beneficia a los
que más tienen. Solo se puede confiar en que sea el propio pueblo quien
despierte de su sometimiento. Pero ¿estará dispuesto a pagar el precio?
Si bien Un pueblo perdido es el segundo volumen de la saga Relatos de
Mirthad, es en realidad el comienzo de otra trama, puesto que el primer
libro cierra una historia; de modo que pueden leerse de manera independiente.

Arkaitz León Muela nació en Bilbao en 1985, aunque vive desde los diez años en Lakabe (Navarra). Sus estudios de guía de actividades en la naturaleza y el entorno en el que ha crecido han dado muchos matices a su obra. Su pasión es inmiscuirse en la vida de este planeta escribiendo novelas…, tal vez lo consiga. Autor de Las tierras en juego (nominada a mejor novela en los Premios Ignotus 2015) y Un pueblo perdido. Y de las que están por llegar. Publica artículos sobre literatura en la revista del Pirineo navarro Mendixut. La fantasía forma parte de su prosa, pero también de su día a día.

 

 

 

¿Para que los seguidores de tus libros, te conozcan algo más, dícese de usted, que a los 10 años se traslada, a una pequeña eco aldea del Pirineo Navarro, y allí creo que con otros compañeros/as montan una Editorial pequeña, y usted después de estudiar empieza a escribir. Cuéntenos un poco esto?

 

Más o menos ese puede ser un resumen de mi vida. Solo que empecé a escribir antes y mientras estudiaba, no solo después. Mi pasión por la escritura me ha acompañado desde pequeño, primero con cuentos en la infancia, luego con intentos de novela en la adolescencia, etc. Como dices, a los diez años llegué con mi madre a una ecoaldea de Navarra en la que he vivido desde entonces. Aquí, más o menos a los 20 años, comencé a dar forma a la que se convertiría, nueve años después, en mi primera novela publicada: Las tierras en juego.

 

¿cómo se te ocurrió hacerte editor y escritor y madurar tan temprano, esto se lleva dentro?

 

¡Ja, ja, ja! La verdad que lo de escritor no es que se me ocurriera, simplemente surgió. Escribía, luego me puse a publicar mi obra, luego continué escribiendo y aprendiendo sobre ello y casi sin darme cuenta ya llevo escritos cinco libros, dos de los cuales todavía no se han publicado.

 

Lo de editor fue más premeditado, aunque en un principio sin ser plenamente consciente del trabajo que iba a suponer. Nos juntamos tres compañer@s de la ecoaldea y le dimos forma al proyecto. Lo demás fue ponerse.

 

 

 

¿Explícame que quieres dar a entender a tus lectores con tus libros, la mayoría historias fantásticas, pero en el fondo considero bastante real de lo que esta sucediendo en el mundo?

 

Exacto. Mi idea siempre fue contar una problemática real y muy dura de nuestro mundo, como es el desigual reparto de los recursos naturales en manos de los humanos. Y esto quise hacerlo desde una historia de aventuras y fantasía. Quería alejar al lector lo máximo posible de nuestro mundo, de su realidad, situarlo en un lugar inventado y, a través de acción y aventuras, sumergirle en la problemática sin las ideas preconcebidas que cada uno ya tiene sobre nuestra sociedad. De alguna manera, creo que un cambio de escenario es perfecto para poder abordar estos temas. Además del argumento que he mencionado, también surgen otros como la desigualdad de género o la ecología.

 

Es usted un buscador de ideas, de obras que le resulten sorprendentes e inspiradoras en su nueva editorial, pero determíneme un poco si es siguiendo su nueva línea con esta picaresca?

 

Si te refieres a las obras que buscamos en la editorial Huts, diré que sí. Queremos que todo lo que se publique en Huts nos inspire otros mundos posibles, otra forma de hacer las cosas a la que ya conocemos.

 

Explique al lector que encontrará en su libro UN PUEBLO PERDIDO, ¿cuál será la sensación del lector?

 

Es un libro que va sumergiéndonos en Mirthad, el mundo en el que se desarrolla, poco a poco, a través de la historia y de las acciones de los personajes.

 

Un grupo de amigos decide salir de la relativa comodidad de la vida en su país y viajar a otras zonas de Mirthad en las que el pueblo vive en unas condiciones mucho más duras. Allí se encuentran a gente que vive casi como esclava de los "mercaderes", los que son dueños de la mayor parte de los recursos naturales en la Tierra Conocida.

 

Ellos llegan buscando a los mercaderes, con ganas de incitar al pueblo a que tome las riendas. Y se encontrarán con que ya ha surgido una pequeña chispa. La cuestión es si será suficiente para prender.

 

Con esto y la sinopsis de la obra ya es suficiente, ya que no me gusta revelar mucho sobre mis libros antes de que el lector los coja entre sus manos.

 

 

 

¿Perdone pero me da la sensación que en su escritura, la realidad de lo que ocurre en su libro  pretende camuflar dentro de la ficción, dar entender y con personajes reales, es lo que está ocurriendo en este caso en el mundo real?

 

Exacto. Mirthad, el mundo que inventé, es casi idéntico a la Tierra hoy día, al menos a nivel económico, político y filosófico. Uno llega a la novela entrando en un mundo imaginario y poco a poco va dándose cuenta de que le suena de algo. Y lo que más me gusta es que cada uno puede sacar sus propias conclusiones, hacer similitudes, etc. Puede jugar con lo que lee.

 

Repito a mí me está dando pié que le diga que  de un cuento

fantástico, haga usted una realidad que pasó y está pasando.

Su libro habla de los trabajadores campesinos? Son tratados como esclavos... ¿su esfuerzo beneficia a los que más tienen los capitalistas o ricos y hoy solo se puede confiar en que sea el propio pueblo quien despierte de su sometimiento?

Son trabajadores, aunque casi como si fueran esclavos. Al fin y al cabo, son unos pocos quienes controlan todo y establecen las condiciones de todo negocio. ¿Cree que alguien así dejará voluntariamente su poder? Yo diría que no, por lo que queda en manos del pueblo ver si es capaz de alzar la voz y pedir un hueco en el mundo.

 

¿Cómo no te conocía, cuando contacte con la editorial, le diré que la listeza de tu libro nos inculca inclusive a visitar este pueblo en el que estas, visita guiada al pueblo de Lakabe, en el que con unión habéis iniciado un camino difícil, pero bajo mi punto de vista acertadísimo. En todo realidad o ficción? He aquí la cuestión...

 

Casi te diría que los propios libros pueden ser un viaje por nuestro pueblo, Lakabe. Puedes buscar en las páginas si algún lugar te recuerda a una ecoaldea en el Pirineo. La realidad y la ficción no son tan diferentes, al fin y al cabo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(h)uts EDITORIALA - EDITORIAL (h)uts