Editorial especializada en la difusión de una nueva conciencia. Libros para el crecimiento personal y el bienestar de cuerpo, mente y espíritu.

Este no es un libro de autoayuda, no te va a guiar ni a mostrar cómo vivir una vida mejor, ni cómo tener mejores experiencias, simplemente te señala aquello que siempre ha estado ahí, independientemente de lo que creas que tú eres y de lo que creas que es el mundo. Y esa es la verdadera libertad. No es una libertad basada en la esperanza de la perfección. La perfección es el amor, es simplemente ser. Amor a todo. Las palabras de Lisa son frescas y espontáneas: «La mente está siempre tratando de engañarnos, siempre tratando de llevarnos hacia algún tipo de drama relacionado con la experiencia de la vida. Pero solo existe este momento. Solo eso. Únete a mí libremente, sin expectativas, sin juicios y sin culpabilidad, pues todo ello son trucos de la mente. Simplemente hay que vivir lo que está ocurriendo en cada momento, y es hermoso, de hecho es el cielo en la tierra... Todo lo que hay es amor».

POR AMOR A TODO- Autora CAIRNS, LISA

Lisa Cairns: Tras una infancia no demasiado feliz en el seno de una familia disfuncional, en su juventud Lisa vivió durante muchos años al borde del precipicio, y también convivió con diversos maestros espirituales, tanto en Oriente como en Occidente. Luego, un buen día, tras mucha búsqueda, muchas experiencas y muchos despertares, de pronto todo cambió. No es que de repente todo tuviera sentido, ni que ella lo entendiese todo de golpe, simplemente todo cuanto había era Amor. En todas partes. Un amor infinito... Pero Lisa ya no estaba.
Actualmente es muy activa en las redes sociales, hablando con oyentes de todo el mundo y transmitiéndoles con su presencia, su mirada y sus palabras la esencia del puro Amor.

 

No hay ningún lugar a donde ir por que ni siquiera hay un "tú" que pueda ir a ninguna parte. Tan solo hay formas apareciendo y desapareciendo. En cierto sentido es algo muy sencillo y poco espectacular, y en otro es algo absolutamente drástico porque las formas siempre están cambiando...

Un día estaba dentro de mi cuerpo, relacionándome con el mundo a través del tiempo y de un "yo", y al día siguiente todo eso había desaparecido y lo que había era todo. La Vida ya no era propiedad de Lisa, ni estaba contenida dentro de un cuerpo; no se correspondía con ninguna historia en el tiempo, con ninguna descripción que pudiera hacerse con palabras ni con ningún cuerpo moviéndose por el mundo. Era todas las cosas y ninguna cosa. Algo completamente pasmoso e inverosímil.

Lisa Cairns

Lisa Cairns comenzó su búsqueda espiritual poco después de cumplir los 20 años. Tuvo su primer despertar en el 2005 después de asistir a una charla que daba Tony Parsons. Después de esto, pasó algún tiempo en la India con Ramesh Balsekar. Fue allí donde conoció a su maestro definitivo, Roger Castillo, quien también era un estudiante de Ramesh. Vivió con él durante tres años en Australia durante los cuales muchas falsedades se desprendieron. A comienzos de 2011, el despertar de Lisa se estabilizó y el buscador se desvaneció. Lisa disfruta ahora comunicando la naturaleza de la Felicidad a cualquiera lo suficientemente desesperado como para conocer la verdad.

Después de una violenta experiencia cercana a la muerte a los seis años de edad, Lisa tuvo una especie de despertar. Esto le inspiró a embarcarse en una larga e intensa búsqueda de la verdad de las cosas. Estudió con muchos grandes maestros de oriente y de occidente, a través de diferentes tradiciones espirituales... En 2008 tuvo su despertar final y se desprendió del yo. Allí permanece y transmite el amor y la esencia pura de la unidad a otras personas. Lo hace en su silencio y presencia física, y también a través de las palabras. Ella te invita a entrar en el espacio del Amor...

Lisa habla con gente de todo el mundo acerca de la no-dualidad. La Unidad. La vivacidad que siempre es —no importa lo que sea imaginado en ella— sujeto/objeto, bueno/malo, correcto/incorrecto, belleza/fealdad, yo/tú. Siempre ha sido esto —vida indivisa— con un sueño agridulce de separación. Lisa apunta hacia el sueño ilusorio del "yo", que parece dar la apariencia energética de la separación de la vida misma, y hacia la libertad ilimitada que siempre ha estado aquí — que nunca se fue y nunca se perdió.

Cuando al "yo" se le pide que se describa a sí mismo, comienza con lo que piensa que sabe: un nombre, gustos/aversiones, opciones que ha tomado, lugares donde ha estado, el lugar de nacimiento del cuerpo, sus amigos, la familia, el empleo, las creencias. Lo que nunca se menciona es "esta" "vivacidad".

El "yo" describe a alguien en el tiempo y en el espacio, una historia, una colección de pensamientos que parecen venir con una contracción energética, dando la apariencia de limitación en el cuerpo.

Sin embargo, de lo que el "yo" nunca habla es de esta vivacidad que siempre es, que no está limitada, ni viene de ningún lugar. Nunca cambia, a pesar de que las formas parecen cambiar, el paisaje, los olores, los colores, las personas, los pensamientos, los sentimientos, todos cambian — pero la vivacidad siempre es.

Estamos tan acostumbrados a ver la vida mediante ideas puramente intelectuales, a escuchar algo y entenderlo intelectualmente Y pensar: "Eso es"... De lo que yo hablo no es algo intelectual. No voy a intentar convencerte de nada, aunque puede que en ocasiones lo parezca.

Es absolutamente imposible poner en palabras lo que aquí se expresa. No hay manera de hacer que tenga sentido.

Hablo del misterio de esto, de lo que es.

Lo que ES, es tan increíblemente misterioso; algo que no se puede llegar a entender nunca. La "persona", o la mente, está acostumbrada a verlo todo de un modo puramente intelectual, y esto también intenta entenderlo así. Para la mente parece imposible que esto no tenga nada que ver con entender algo, con obtener algún nuevo conocimiento; esto no se puede encontrar en a toda esa información sobre la espiritualidad acumulada intelectualmente, ni en todos esos libros que se han leído. Aunque puede que esos libros apunten en la dirección correcta. Puede que haya una resonancia más allá de las palabras.

No tiene nada que ver con realizar una buena exposición o una buena explicación argumentada de la no dualidad. No se trata de que tenga sentido. Es tan simple y tan obvio que para el intelecto es absolutamente imposible entenderlo. Pero puede haber una resonancia que esté más allá de las palabras, un reconocimiento más allá del intelecto, pero no es un pensamiento ni una comprensión. No es algo que "tú" puedas conocer.

Para el intelecto, que siempre esta esforzándose por aferrarse a algo, lo que sea, resulta completamente confuso intentar entender lo que esto es. De lo que aquí se habla es de la disolución de ese que está tratando de aferrarse a algo.

La "persona", el "yo", es algo que se desarrolla en el tiempo y en el pensamiento. Esta "persona", este "yo", no es lo que eres. El tiempo surge en esto, pero "tú" no eres un producto del tiempo. Lo que "tú" eres, sin el "tú", es Vida, Existencia. Lo que es. Ninguna cosa y todas las cosas.

No tiene que ver con un "tú" temporal. Se trata de ese "ser" que es anterior a ese "tú". Tú, el tú sujeto al tiempo, el personaje, surge EN esto. La Vida no surge debido al personaje; la Vida está justo aquí. Es la quietud y el movimiento. No necesitas entenderlo. No tiene que ver con que lo entiendas, ni con que lo consigas, lo veas o lo conozcas.