Chiado Editorial es un sello internacional, especializado en la publicación de autores contemporáneos en lengua española. Chiado es la mayor editorial del mundo hispano en este sector, estando presente en todos los países de lengua española.

Nuestra misión es merecer formar parte de tu vida. Acompáñanos en nuestra página y amplía tus horizontes. Tenemos historias magníficas que compartir.

Muchos son los nombres que pueden relacionarse con la milenaria historia de las Minas de Riotinto, aunque no hay mayor cicatriz en aquellas tierras que la dejada por los ingleses. Es precisamente ahí donde arranca “Tierra de Cobre y Sangre”, una historia dentro de las infinitas historias que permanecen calladas bajo el latido cárdeno de los cerros de esta comarca. La Riotinto Company Limited adquirió las minas en 1873, al poco tiempo de que se constituyera la I República Española. La mina fue un fiel reflejo de todo cuanto aconteció en el país en los siguientes sesenta años. Bajo el mandato de los ingleses las minas de Riotinto llegaron a convertirse en una de las principales productoras de cobre a nivel mundial. Pero no todo fue cobre en aquellas tierras, fue mucha sangre la que se vertió y terminó mezclándose en las aguas púrpuras de sus ríos. Desde el fatídico cuatro de febrero de 1888 hasta el estallido de la Guerra Civil Española, “Tierra de Cobre y Sangre” desgrana muchos de los acontecimientos que tuvieron lugar en aquel rincón del mundo que fueron las minas, donde cada tonelada de cobre que se producía llevaba consigo el derramamiento de sangre, sudor y lágrimas…

Tierra de cobre y sangre

José Manuel García Durán nació en 1975, reside en Aracena aunque nació en Riotinto, precisamente en el hospital que construyeron los ingleses antes de que las minas fueran nacionalizadas.

Desde muy temprana edad descubrió la magia de la lectura y devoraba con ansias cada libro que caía en sus manos. Durante la adolescencia se atrevió a escribir sus primeras letras: sencillos poemas dedicados a amores imposibles que se fueron cubriendo de polvo y nostalgia.

Se trasladó a Sevilla para estudiar la carrera de Ciencias Biológicas y continuó escribiendo secretamente. Tras un periodo de letargo, en cuanto a escritura se refiere, regresó a Aracena, donde comenzó a interesarse por la historia de las minas del lugar que lo vio nacer. Después de más tres años de investigación y consultas, en otoño de 2011 escribió la primera frase del libro que ahora tiene entre sus manos. Más de cuatro años después, animado por familiares y amigos, decidió sacar a la luz su primera novela: “Tierra de Cobre y Sangre”.



 

 


Tras seis años de investigación y consultas, José Manuel García Durán, licenciado en Ciencias Biológicas y natural de Aracena, desgrana en su libro muchos de los acontecimientos que tuvieron lugar en las minas de Riotinto, donde cada tonelada de cobre que se producía llevaba consigo el derramamiento de sangre, sudor y lágrimas, y hace un repaso por muchos hechos reales que dejaron huella y marcaron parte de la historia de aquel periodo, como la fatídica tarde del sábado 4 de febrero de 1888 cuando los soldados del Regimiento de Pavía dispararon a quemarropa sobre una multitud de trabajadores que reclamaban mejoras laborales y el fin de los humos tóxicos que envenenaban el aire.

Resultado
 de imagen de fotos de la historia de las minas de Riotinto

 

Tras el gran éxito de público que tuvo la presentación en el municipio natal del autor, José Manuel García quiere llevar su novela al lugar donde todo empezó y hacerlo en pleno barrio de Bellavista, un escenario de vital importancia para la historia en la que se enmarca su libro.

 Resultado de imagen de fotos de la historia de las minas de Riotinto

 

 

 

Porque Tierra de cobre y sangre no se trata de una historia al uso, no es simplemente la lucha por una vida digna lo que mueve a los protagonistas, no son sólo ellos los que sufren de una injusticia sino que es toda tierra la que la padece, no es la vida de los mineros lo que las prácticas irresponsables como las teleras compromete, sino la vida en general.
La metáfora del color rojo del agua del Riotinto y la sangre supongo que es fácil y recurrente, pero hay que reconocerle una fuerza tremenda. Que la tierra sangrara es una verdad literaria que la realidad imita a su limitada manera. Sufrimiento hubo, y en Tierra de cobre y sangre así queda patente, para eso y más.
Pero las virtudes de esta obra no se agotan en su mérito historiográfico ni en sus logros en cuanto a la empatía del lector. Es una obra generosa por cuanto trata de dar voz a todos los implicados, sin equidistancia, pero tampoco juzgándolos. No suplanta, por decirlo de otra manera, el papel del lector, que es quien debe juzgar a los personajes.
Déjenme que destaque especialmente el cariño con el que el autor trata el escenario y sus circunstancias. No sé si vivirla es la mejor forma de aprender historia, pero desde luego es lo que en Tierra de cobre y sangre se consigue. Vivir la terrible historia de la Riotinto Limited Company y de la preferencia del dinero fácil sobre la salud o la vida de quienes por lo demás generan ese beneficio. Algo que dista de estar enterrado en el tiempo y muy especialmente en Huelva, donde se puede cambiar el humo de las teleras por la radiación de los fosfoyesos para actualizar la el dolor, la frustración y la indignación que mueven a los protagonistas de esta historia de José Manuel García Durán.

Muchos son los nombres que pueden relacionarse con la milenaria historia de las Minas de Riotinto, aunque no hay mayor cicatriz en aquellas tierras que la dejada por los ingleses. Es precisamente ahí donde arranca Tierra de cobre y sangre, una historia dentro de las infinitas historias que permanecen calladas bajo el latido cárdeno de los cerros de esta comarca.
La Riotinto Company Limited adquirió las minas en 1873, al poco tiempo de que se constituyera la I República Española. La mina fue un fiel reflejo de todo cuanto aconteció en el país en los siguientes sesenta años.
Bajo el mandato de los ingleses las minas de Riotinto llegaron a convertirse en una de las principales productoras de cobre a nivel mundial. Pero no todo fue cobre en aquellas tierras, fue mucha sangre la que se vertió y terminó mezclándose en las aguas púrpuras de sus ríos.
Desde el fatídico cuatro de febrero de 1888 hasta el estallido de la Guerra Civil Española, Tierra de cobre y sangre desgrana muchos de los acontecimientos que tuvieron lugar en aquel rincón del mundo que fueron las minas, donde cada tonelada de cobre que se producía llevaba consigo el derramamiento de sangre, sudor y lágrimas…

Tierra de Cobre y Sangre

Riotinto! Latido de la Tierra (nº1659, 2ª época, de 3)

Documental bajo dirección y guión de Antonio Cuadri y Juan Carlos Wilkins. Riotinto 2005
Categoría
Ciencia y tecnología
Licencia
Licencia de YouTube estándar
MOSTRAR MENOS