A partir de ese momento la Inquisición va a trabajar sin freno realizando al menos un Auto de Fe anual y cientos de procesos que ponen en estado de choque a las confesiones sospechosas de herejía como judíos, moriscos, protestantes e incluso piadosos católicos puestos en la proa de la disidencia religiosa como Fray Luis de Granada, Juan de la Cruz, San Juan de Ávila…,todos procesados e incursos en juicios inquisitoriales con limitadas penas. Sus trabajos ímprobos y de un cariz totalizador abarcarán tres siglos de rigurosa actividad. En ese marco general su actuación en el Reino de Granada dejó una semilla de discordia y odio que incitó a la rebelión y la guerra, más tarde, y a una soterrada resistencia que acabará definitivamente con la expulsión primero de los judíos y luego de los moriscos.
Tenemos constancia documental del primer asentamiento oficial en unas modestas casas junto al monasterio de Santo Domingo en 1529; casi inactiva durante tres años, toma vigor y consistencia al pasar al entorno de la Calle Elvira, junto a la Iglesia de Santiago, “lugar donde la luz se pierde y el oprobio se irradia” y será en esa Iglesia donde se expondrán los sambenitos de castigo y se llevarán a cabo las ceremonias religiosas propias de la Institución y muy cerca, frente por frente, se adaptarán (de unas casas moriscas) los espacios necesarios para su funcionamiento como Tribunal penal religioso. Para su acomodo se reordenará el parcelario con los aposentos para el Tribunal, Despachos, Casas y cárceles secretas y la cárcel común a perpetuidad.

LOS INQUISIDORES DE GRANADA

Siete años después de la firma de las Capitulaciones de Santa Fe, cristianos nuevos y viejos, judíos conversos, moriscos y musulmanes conviven en una tensa paz que la aparición del Tribunal del Santo Oficio convertirá en hoguera de conjuras, traiciones, miedos, odios y venganzas. La orden dada por el arzobispo Cisneros y el inquisidor Diego Rodríguez Luzero de incautar y quemar todos los libros que en poder de la población musulmana sean considerados peligrosos para la fe y la moral cristianas detonará una larga cadena de acontecimientos imprevisibles.

El joven estudioso Amín Hamza, recién nombrado cadí de Granada, deberá enfrentar un sinfín de peligros para recuperar y proteger un Corán de extraordinario valor, codiciado por todas las partes y que se encuentra entre los libros expurgados de la Madraza. En sus aventuras contará con la ayuda del amor de su infancia, la arrojada y enigmática Sara, y la de su anciano y sabio maestro, Shakir Ben Amara. Pero también hallará nuevos aliados y amigos, entre los que figuran dos de los principales cristianos de la villa, y enconados enemigos, como la acaudalada familia morisca de los Benjumea de Loja.

De por medio: amores traicionados, falsas acusaciones, renegados de los dioses y los hombres, alzamientos en armas, espionaje, chantaje, asesinato, tortura y el comienzo de una genealogía bastarda que habrá de ser determinante en el futuro. Entre toda esta acumulación de grandes esperanzas y funestas ambiciones, ¿podrá Amín Hamza detener las incipientes Guerras del Libro?

Los Inquisidores de Granada, primera parte de la formidable novela río Las Guerras del Libro, supone un regreso a los relatos de aventuras con un entrañable aroma a las mejores lecturas de los grandes maestros del género, pero revestida de toda la fuerza y la acción trepidante de una crónica de actualidad. Narrada como el fresco de una época convulsa pronta a desaparecer, la historia planea sobre los personajes y lugares por los que transita, desviando su curso conforme avanza la trama, posando en los recodos y meandros a unos y transportando sin descanso hasta su desembocadura final a otros. La Hermandad de los Conversosy La enviada del Papa conforman la segunda y tercera entrega de esta trilogía, cuyo primer título inaugura la colección Profesor Lidenbrock.


 

LOS INQUISIDORES DE GRANADA

¿En menuda historia se metió como escritor libro mezclado de historia y aventuras como pensó en ello?

 

La inquisición siempre me fascinó, leer sobre esa época negra me llamaba la atención. Cierto día tuve en mis manos un documento que hablaba de un maestre escuela de la catedral de Almería. Intenté averiguar más sobre él. Su nombre era Diego Rodriguez Luzero al que apodaron el Tenebroso. A partir de ahí averigué que estuvo un año en Granada en  el año en el que en la Plaza Bib-Rambla se quemaron los libros de la Madraza. Así empecé a elucubrar una historia que dio lugar a la trilogía cuyo primer libro es,  Los Inquisidores de Granada.

 

Època convulsa pronta a desaparecer, la historia planeta sobre los personajes y lugares por los que transita, desvian su curso conforme avanza la trama?

 

Sí, pero aquella época convulsa duro hasta el siglo XIX, cuando finalmente dejo de existir la inquisición. Logicamente en la novela cuento la vida de aquella gente que se convirtiera en vasallos de los reyes castellanos cuyo objetivo primordial no era otro que proteger el libro santo de los musulmanes para evitar una guerra.

 

Después de un tiempo de paz, entre, judíos conversos, moriscos y musulmanes, ¿poco dura esta paz, explíquenos un poco?

Los castellanos no cumplieron con los acuerdos recogidos en las capitulaciones. La guerra era algo que se veía venir y como sabes llegaría después con el Levantamiento de las Alpujarras con Aben Humeya y su primo ben Aboo.

¿Este libro es anterior al penúltimo leído por usted, pero si no voy equivocado, pero esto sigue puede ser triologia, la historia tiene tela?

 

Sí , así es, la segunda parte a punto de publicarse se títula La Hermandad de los Conversos y enlaza con esta.

¿Las novelas suyas las dos que gracias a una editorial y a ti personalmente tienen a pesar de una gran información, meticulosidad en sus personajes calles, pero me dan como un aire cinematográfico está de acuerdo o solo es una invención mía?

No, no es una invención tuya. En todas mis novelas intento situarme en la época concreta en la que se desarrolan los hechos, conocer las costumbres, como vestían, que comían, de que vivían, como era la ciudad, sus calles, sus edificios para de esta manera imprimirle realidad.

¿Cuéntenos un poco para que los lectores entiendan de que va su libro?

Es la lucha  contra la injusticia, contra la opresión de los que se consideraban por haber ganado la guerra más hispano por el hecho de ser cristiano.

¿Qué opinión tiene pues lo describe en su libro Diego Rodriguez de Lucero?

Fue un personaje terrorífico, que utilizó el terror para obtener poder y privilegios.

¿Dónde nos llevara tu próximo trabajo ya en el horno?

En el horno , esperando poder publicarlas. Una es una novela negra titulada el Inspector Porfirio Marín que esta basada en las vivencias recogidas por mi trabajo como periodista. Son historias con intrigas y asesinatos de por medio, basado en parte, en hechos reales.La otra se llama el legado de Longinos y está basado en la obtención de la " Preciosisima sangre de Cristo", aquella con la que Longinos recuperó la vista y que el recogió tras punzar el costado de Cristo. Sangre hoy venerada y con la que ¿ es posible hoy en día clonar al hijo de Dios?

¿Cómo siempre quiero que influyas en el buen lector para que compre tu libro convéncele?

Solo decirle que quién la ha leido, le ha gustado y que obtuvo en Estados Unidos una puntuación de Diez sobre Diez.

http://www.newspanishbooks.us/read-report/los-inquisidores-de-granada

http://www.newspanishbooks.us/read-report/los-inquisidores-de-granada

 

 

Los Inquisidores de Granada

AUTHOR: Gabriel Sanchez Ogáyar
PUBLISHER: Ginger Ape Books & Films, S.L.
GENRE: Historical Fiction
READER’S NAME: Milly C. Lugo-Rios
DATE: March 26, 2014

ON A SCALE FROM 1 - 10 (WITH 10 BEING THE HIGHEST SCORE) HOW WOULD YOU RATE THIS BOOK? 10

History aficionados would find in Gabriel Sanchez Ogayar’s book a treasure of adventure bursting with cultural information during a particularly crucial stage in Spain’s history.  The plot takes place after the defeat of Moorish rule in Granada and revolves around the Christian rulers underhanded schemes to obtain absolute power. They aim to crush the beliefs and traditions of the remaining moors in order to solidify their control of the city.   To accomplish their goal, local government, aided by members of the Spanish Inquisition, seek to destroy all Islamic printed materials, especially, Islam’s holy book – the Koran; thus, the subtitle of Ogayar’s work,  “Las Guerras del Libro.”  (The Book Wars)

Los Inquisidores de Granada is heavily annotated with explanations and definitions of Islamic terms and information regarding particular locations of historical value.  While these footnotes sometimes tend to be distracting, they do help explain the intricate societal and cultural mores among the people of Granada from that period.

The dialogue and style is similar to fiction written during the 15th and 16th century in Spain and Portugal. The appeal of Los Inquisidores de Granada lies in the treatment of the Spanish Inquisition and their indiscriminate regulations.  This underlying theme is enhanced by strong characters who engage the readers and help bring the series of events to a human level.  Readers who enjoyed the historical epics such as Ken Follett’s books The Pillars of the Earth and World Without End would enjoy reading Ogavar’s trilogy Las Guerras deImagen relacionadal Libro.  (The Book Wars)

 

 TRADUCCIO:

 

EN UNA ESCALA DEL 1 AL 10 (CON EL 10 COMO EL PUNTAJE MÁS ALTO) ¿CÓMO VALORARÍA ESTE LIBRO? 10

 

Los aficionados a la historia encontrarán en el libro de Gabriel Sánchez Ogayar un tesoro de aventura lleno de información cultural durante una etapa particularmente crucial en la historia de España. La trama se lleva a cabo después de la derrota del dominio moro en Granada y gira en torno a los gobernantes cristianos planes secretos para obtener el poder absoluto. Apuntan a aplastar las creencias y tradiciones de los páramos restantes para solidificar su control de la ciudad. Para lograr su objetivo, el gobierno local, ayudado por miembros de la Inquisición española, busca destruir todo el material impreso islámico, especialmente el libro sagrado del Islam: el Corán; así, el subtítulo de la obra de Ogayar, "Las guerras del libro." (Las guerras del libro)

 

Los Inquisidores de Granada está fuertemente anotado con explicaciones y definiciones de términos islámicos e información con respecto a ubicaciones particulares de valor histórico. Si bien estas notas a pie de página a veces tienden a distraer, ayudan a explicar las intrincadas costumbres sociales y culturales de la gente de Granada de ese período.

 Resultado de imagen de FOTOS O LAMINAS DE LOS INQUISIDORES DE GRANADA

El diálogo y el estilo es similar a la ficción escrita durante los siglos XV y XVI en España y Portugal. El atractivo de Los Inquisidores de Granada reside en el tratamiento de la Inquisición española y sus regulaciones indiscriminadas. Este tema subyacente se ve reforzado por personajes fuertes que atraen a los lectores y ayudan a llevar la serie de eventos a un nivel humano. Los lectores que disfrutaron de las epopeyas históricas como los libros de Ken Follett Los pilares de la tierra y Mundo sin fin disfrutarían leyendo la trilogía de Ogavar Las guerras del libro. (Las guerras del libro)