Letrame ha conseguido convertir la autoedición en un modelo de edición de calidad. Se ha convertido en el refugio de los escritores siendo la editorial con más plataformas y herramientas en el mercado del sector, teniendo un trato especial con la distribución, corrección, promoción y marketing. La revolución del sector, la exigencia de la mejor calidad y de la mano de los mejores profesionales en más de una decena de departamentos para ofrecer al escritor exactamente lo que necesita. Contamos con los mejores canales de distribución de las obras en formato físico y electrónico, también como EPUB. Utilizamos nuestras más de 180 plataformas para posicionarte donde te mereces y contamos con acuerdos en librerías no solo del territorio nacional sino también internacional, 12 países en 4 continentes. Corregimos tu obra, te creamos una página web, te realizamos una entrevista en plató y un documental de tu libro. Promocionamos tu libro, organizamos tus presentaciones y ponemos a tu disposición todo el merchandising que necesitas para ofrecer a tus lectores una imagen realmente profesional.

Semana Santa de 1842, el famoso poeta José de Espronceda, recién nombrado diputado por Almería, pasa unos días en Vélez Rubio, el pueblo de su amigo Antonio Carrasco, gracias al cual consiguió el nombramiento. Pero su vida, pese a lo que cabría esperar

LOS OSCUROS VERSOS DE UN POETA CONDENADO

avatar-author
Fernando Cabrera
Fernando Cabrera nació en Vélez Rubio (Almería) en 1986, aunque pronto se trasladó a la vecina localidad de Puerto Lumbreras (Murcia). Desde joven escribió diferentes relatos y alguna novela que nunca ha visto la luz, hasta que en 2014 decidió publicar su primera novela, La Parodia del Diablo. A finales de 2014 se muda a Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) donde participa en diversos concursos de relatos cosechando algunos premios, hasta que en 2015 saca su segunda novela, Buenas tardes... ¡Esto es un atraco! Fanático del cine clásico, la literatura y la música, su escritura bebe de todas las fuentes posibles para aunarlas y crear un estilo propio y lleno de diversida

José de Espronceda fue un reconocido y destacado escritor romántico, que vivió en España entre los años 1808 y 1842. Desde su adolescencia mostró un profundo interés en distintas cuestiones culturales, y supo reunirse de amistades que satisficieran su sed de conocimientos. Habiendo completado sus estudios, recorrió el continente europeo, en un viaje teñido de amoríos e implicación en grupos revolucionarios, producto de su esencia apasionada e idealista. Luego de su regreso al suelo español, se dedicó con mayor intensidad a la política, así como a labores de carácter periodístico. Pasó por el ejército, por la cámara de diputados y por el parlamento. La muerte lo sorprendió de muy joven, habiendo padecido de un trastorno respiratorio actualmente conocido como difteria.


Espronceda tuvo una vida muy corta y, más allá de todo lo que habría podido escribir si hubiera gozado de unas cuantas décadas más, dejó obras sin acabar. Por otro lado, su producción literaria es altamente apreciada y generalmente asociada con calificativos que giran entorno a la excelencia. Para conocerlo a través de sus propios versos, contamos con algunos de sus poemas más destacados, entre los que se encuentran los títulos "
A la muerte de Torrijos y sus compañeros", "Canción del pirata" y "El reo de muerte".

LOS OSCUROS VERSOS DE UN POETA CONDENADO

¿Quién es para un novato como yo, Fernando Cabrera?

Pues una persona normal y corriente que ama la literatura, el cine y la historia entre otras muchas cosas. Y todo eso que tanto me ha gustado desde pequeño me hacía querer más y más hasta que en mi cabeza se empezaron a formar pequeñas imágenes y secuencias que pronto decidí plasmar por escrito.

 

¿Cuéntame un poco Los oscuros versos de un poeta condenado?

La historia transcurre en el pueblo almeriense de Vélez Rubio, en 1842, durante la estancia del famoso poeta José de Espronceda en casa del amigo que ha conseguido que él se convierta en diputado. Pero la vida del poeta se aleja mucho de la ejemplaridad y se pasa las noches en tabernas y en busca de alguna cándida muchacha a la que engatusar con malos versos intentando escapar a la pena por la muerte de su amada unos años antes. Para más inri, se verá involucrado en un terrible crimen y tendrá que luchar para demostrar su inocencia mientras elementos que escapan a la realidad le asaltan y le atormentan por las antiguas calles de este pintoresco pueblo.

 

¿El lector de este libro que encontrara, según tu punto de vista que no se haya escrito?

Quizá el hecho de crear una historia ficticia sobre el pequeño suceso de que José de Espronceda se alojó en 1842 en el pueblo que me vio nacer, sólo unos meses antes de su prematura muerte. Se fantasea sobre el hecho de que fantasmas del pasado influyan en su inevitable fin, así como la inclusión de elementos sobrenaturales que derivan directamente de leyendas populares de la zona.

Ante todo es una novela muy personal que quería homenajear al pueblo de Vélez Rubio y sus gentes, recordando un pequeño evento de su historia que quizá pasó inadvertido, convirtiéndolo en una narración totalmente inventada que intenta mezclar la comedia y el drama, el misterio y la fantasía con la vida de uno de los más famosos poetas españoles del siglo XIX y otros personajes autóctonos de la época.

 

¿Tu tercera novela digamos profesional, pero tú en los cajones de tu escritorio, tienes muchas cosas escritas, porque no le das luz?

Hay, sobre todo, muchísimos relatos cortos que surgen en un momento concreto y que plasmo lo antes posible. Algunos los envío a distintos concursos, con diferente resultado. Pero también hay unas tres novelas que nadie (o casi nadie) ha leído nunca. Dos no salieron porque fueron mis primeras novelas y quedaron para un ámbito más cercano, que sólo unos pocos leyeron de forma digital, y la tercera, a pesar de llevarme unos dos años de trabajo y ser la más larga y compleja que he escrito nunca, siento que sigue sin estar terminada y algún día volveré a ella.

 

¿Cómo definirías tu lugar en el mundo de la cultura de escritores?

En un rinconcito, escondido e intentando no llamar la atención. La verdad es que me considero un aficionado que adora plasmar sus ideas y que disfruta con ello sin más pretensión que esa: disfrutar. Y si, además, consigo que los demás también lo pasen bien con algo que he creado yo y que tanto trabajo le he dedicado, pues mucho mejor. Me siento bien al pensar que al menos he conseguido que algunas personas lean y hayan disfrutado con ello.

 

¿Crees que falta mucho en España para mentalizar al público que lea más?

Sí, creo que sí. Lo más fácil sería culpar a la televisión y esa basura que suele emitirse, pero lo cierto es que si desde joven no se inculca ese amor por la lectura, a veces es difícil que un adulto comience a leer. En esta sociedad de hoy intentamos esforzarnos lo menos posible y preferimos las cosas ya hechas. Lo peor es que cada vez va a más. Y en el mundo literario es igual; muchas personas ven una idiotez leer un libro famoso que le recomiendan, porque piensa que ya harán la película. Es así de triste. Aunque también hay un lado bueno, pues el éxito de ciertas series y películas basadas en libros, muchas veces hace que la gente se interese por conocer la versión escrita; tal y como ocurre con Juego de Tronos o Harry Potter. Y se lea lo que se lea, ya es algo, da igual que sea un libro muy complejo a que sea un cómic. Es importante que se coja el hábito y la curiosidad hará el resto.

 

Eres persona de leer mucho a otros autores/as,

¿Qué tipo de lectura, preferida?

Al gustarme tanto la lectura no podría demarcarme por distintos géneros, pues intento meter mano en todos. Un día puedo estar leyendo Frankestein de Mary Shelley y dos días después Cañas y Barro de Vicente Blasco Ibáñez. Aun así, la verdad es que el misterio, el terror,  el thriller y la fantasía son mis favoritos. La historia también es una de mis pasiones y me encanta conocer y descubrir sin necesidad de que sea una novela.

 

¿Autor o autora preferidos?

Aquí sí que, actualmente, no hay nada. Durante mucho tiempo fui fanático de Stephen King, luego de Matilde Asensi, tiempo después tuve mi época Agatha Christie y así en distintos momentos hasta que vi que no podía admirar sólo a unos pocos. Esto no quiere decir que ya no me gusten estos autores, sino que no tengo nadie predilecto. Intento leer a todos y aprender de todos para ir mejorando mis escritos. Douglas Preston y Lincoln Child, Joe Hill, Ruiz Zafón…  Estos son algunos, pero nunca me dejo llevar por modas, por lo que una novela que esté en boca de todos en cierto momento, es muy difícil que la lea en ese instante. Suelo esperar a que pase la fiebre o incluso que se olvide.

 

¿Convence al buen lector y como no al principiante que encontrara, Los oscuros versos de un poeta condenado?

Como he dicho, principalmente es una novela hecha con intención de homenajear un lugar concreto, por lo que los que más disfrutaran con ella son los que conozcan la zona y se sentirán dentro del relato, paseando por las históricas calles de Vélez Rubio junto con el gran Espronceda. No obstante, es un libro muy fácil de leer y que busca enganchar al lector con su mezcla de historia y ficción, llena de toques fantásticos y referencias al romanticismo del siglo XIX. Aquel que disfrute con el misterio y el ambiente gótico podrá pasarlo bien con esta novela.

Este es mi pueblo | Vélez-Blanco (Almería)