La poesía de "Érase ninguna vez" está teñida por el desconsuelo, el rencor y la esperanza ante el amor. Son versos francos en donde la mente se para y deja paso al corazón, que herido o henchido, reivindica sus pulsaciones ante la pasión.

Erase alguna vez

Mario Migueláñez González
Mario Migueláñez González
(Madrid, 1981)
Licenciado en Ciencias Medioambientales, especializó su carrera profesional en la gestión de residuos, dedicándose en la actualidad a la suscripción de seguros para riesgos medioambientales.

Con un amplio horizonte por delante, se inicia en esta autovía de las letras por casualidad, aunque la escritura es algo que le apasiona desde hace tiempo y que ha ido desarrollando a la largo de los años. Su obra comienza caminando tímidamente por la composición de canciones, seguida de la composición de poemas y aterrizando con la escritura de microrrelatos en prosa poética y de algunas reflexiones, en la que confiesa sentirse más cómodo y donde se mimetiza con el mundo de los sentidos.

En 2016 publicó "Tu chaqueta ya no me abriga", relatos sobre los sentimientos. Sencillo, sincero y directo al corazón, como el amor verdadero.