Quiénes somos

Kairós fue fundada en 1965 por Salvador Pániker, filósofo e ingeniero industrial, de origen indoespañol. Desde sus inicios, la idea central de la editorial consistió en crear un “foro” para el diálogo entre ciencia y espiritualidad, entre Oriente y Occidente, entre la razón y la intuición, un puente, en definitiva, entre distintas sensibilidades y formas de entender el mundo.

50 años después, seguimos fieles a estos principios, siempre buscando la seriedad y profundidad que los temas que abordamos se merecen y evitando en lo posible caer en los extremos del academicismo o del superficialismo. Ello es en parte posible porque hemos sabido mantener una independencia tanto de los grandes grupos editoriales como de las ideologías y modas dominantes. Con más de 800 títulos publicados, Kairós se ha convertido en una editorial de referencia para el público general interesado en las tradiciones de Oriente, en la psicología profunda, en el diálogo entre ciencia y mística o en el ensayo en general.

A la postre, los criterios de rigor y profundidad que hemos mantenido desde siempre nos han otorgado gran prestigio en estos campos. Buena parte de los lectores de Kairós ha evolucionado en paralelo a la trayectoria de la editorial con lo que la sintonía y complicidad entre el público y la editorial siempre ha sido muy acusada.

Aunque hoy en día ya suena extraño, todavía pertenecemos a aquella categoría de editores que publicamos lo que nos gusta y nos estimula. Y eso es un valor añadido incalculable que el público que nos lee sabe apreciar.

Es urgente actualizar esas enseñanzas eternas, pues ¿de qué nos sirven los conocimientos especializados y el logro de todo aquello que nuestra sociedad considera símbolos de realización y de éxito, si carecemos de paz interior; si desconocemos cuál es el sentido de nuestra existencia y que anhela lo mejor de nosotros; si nos vemos arrastrados por emociones e impulsos que nos conducen a donde no queremos ir; si no sabemos amar; si nos acosan sentimientos crónicos de aislamiento, ansiedad o soledad; si no sabemos aquietarnos y hallar contento, sustento e inspiración en esa quietud; si no somos nuestro mejor amigo; si tememosvivir y tememos morir?

EL ARTE DE SER filosofia sapiencial para el autoconocimiento y la transformacion

Mónica Cavallé es licenciada en Filosofía y Doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Premio Extraordinario de Fin de carrera, Primer Premio Nacional de Terminación de Estudios Universitarios y Máster Universitario en Ciencias de las Religiones Ha sido profesora ayudante de Filosofía Práctica y ha coordinado en la UCM durante varios años seminarios de “Introducción filosófica al hinduismo y al budismo”. Fundadora, primera presidenta y actual presidenta honorífica de ASEPRAF. Ha sido coordinadora, ponente y formadora de los “Cursos de formación y entrenamiento de filósofos asesores” y de los “Talleres de formación práctica para filósofos asesores” de ASEPRAF. Entre sus libros destacan: La sabiduría recobrada. Filosofía como terapia (Oberón, Grupo Anaya, 2002; Martínez Roca, Grupo Planeta, 2006, 2ª ed.); La Filosofía, maestra de vida (Aguilar, 2003); La sabiduría de la no-dualidad. Una reflexión comparada entre Nisargadatta y Heidegger. (Kairós, Barcelona, 2008). Ha sido coordinadora y coautora del libro Arte de vivir, arte de pensar. Iniciación al asesoramiento filosófico (Desclée de Brower, 2007).

Este libro invita a iniciarse, de forma práctica, en el viaje del autoconocimiento filosófico y en el arte por excelencia: el de llegar a ser lo que realmente somos.

Con este fin, retoma y desarrolla intuiciones centrales de las principales tradiciones sapienciales revelando su potencial transformador y su capacidad para iluminar nuestra vida cotidiana.

Es urgente actualizar esas enseñanzas eternas, pues ¿de qué nos sirven los conocimientos especializados y el logro de todo aquello que nuestra sociedad considera símbolos de realización y de éxito si carecemos de paz interior; si desconocemos cuál es el sentido de nuestra existencia y qué anhela lo mejor de nosotros si vivimos fustigados por nuestros propios pensamientos; si nos vemos arrastrados por emociones e impulsos que nos conducen a donde no queremos ir; si no sabemos amar; si nos acosan sentimientos crónicos de falta de significado, aislamiento, ansiedad o soledad; si no sabemos aquietarnos y hallar contento, sustento e inspiración en esa quietud; si no somos nuestro mejor amigo; si tememos vivir y tememos morir; si hemos alcanzado una satisfacción mediocre pero carente de plenitud real…?

"Todos estamos llamados a ser artistas de nuestra propia vida. Prueba de ello es que no hay dolor superior al que acompaña a la conciencia de no haberlo sido, de no haber vivido en toda la hondura de esta palabra, de no haber movilizado nuestras más propias y profundas posibilidades. Las grandes tradiciones de sabiduría son unánimes al recordarnos que poseemos un potencial magnífico del que con frecuencia estamos desconectados o que ni siquiera sospechamos. Estamos dormidos a nuestro verdadero ser cuando permanecemos confinados en las estrechas fronteras de lo conocido, en el circuito cerrado en el que nos mantienen nuestras limitadas concepciones sobre nosotros y sobre la realidad. Extraños para nosotros mismos, viviendo solo una parte ínfima de lo que somos, sin haber recorrido nuestras cimas y nuestros abismos, sin haber vislumbrado nuestro auténtico ser y su grandeza, nos enajenamos igualmente del contacto pleno con los demás y con la totalidad de la vida. Abandonar este confinamiento de nuestra mente y de nuestras pequeñas vidas es uno de los objetivos de la filosofía sapiencial."

 

EL ARTE DE SER PREGUNTAS, RESPUESTAS , Monica Cavallê

¿Para uno que no te conoce quien es, Mónica Cavallé?

 Desde siempre, mi principal pasión ha sido la búsqueda filosófica y espiritual. Profesionalmente, comparto los frutos de mi camino personal, acompaño a otras personas en procesos de autoconocimiento filosófico y formo a titulados en Filosofía que quieren también llevar a cabo esta labor de acompañamiento.Doy gracias cada día porque siento que tengo lo más importante: amor, paz y una vocación clara (la escritura y el acompañamiento filosófico) que me proporciona una sensación de comunión y contribución.En un sentido profundo, lo que somos tú y yo no puede en ningún caso ser etiquetado ni atrapado con palabras.

¿Hábleme de su libro( EL ARTE DE SER) que encontrara el lector o lectora en este libro?

El libro es una introducción, con un enfoque personal, a lo que llamo filosofía sapiencial: la filosofía que nos concierne a todos porque nos inspira en el camino del vivir, en el arte del buen pensar, del buen vivir y del buen-ser (que no equivale al mero bienestar).Es un libro de filosofía accesible a no filósofos y con un enfoque práctico. Expongo de una forma vivencial intuiciones filosóficas centrales que nos ayudan a reflexionar sobre quiénes somos en un sentido profundo, cuáles son las raíces de la serenidad, cuáles son las causas profundas de la desarmonía y el sufrimiento evitable, cuáles son los cimientos del arte de amar, cómo vivir auténtica y creativamente y qué obstáculos que nos lo impiden, etcétera. Escribo desde mi experiencia personal, pero, a la vez, entrando en diálogo con lo que han dicho algunos de los mejores corazones y mentes de la humanidad, de modo que el libro también es una introducción accesible al pensamiento de filósofos clásicos

¿De qué sirve todo ello si la mayoría carecemos de paz interior?

 Efectivamente, nada tiene verdadero valor si no tenemos paz espiritual y mental. Recuerdo a un chico que acudió a mi consulta. Me contó cómo había logrado todo lo que ambicionaba siendo muy joven. En un momento dado hizo un viaje a París para celebrar un logro profesional muy significativo y allí tomo conciencia de algo que le deprimió profundamente: había satisfecho sus principales deseos, pero en las calles de París, rodeado de belleza y envanecido por sus logros, su mente miedosa, insatisfecha e inquieta seguía con él.  Podía viajar al paraíso, sí, pero su mente carente de paz se encargaría de convertirlo en un infierno.

Cuéntanos un poco por qué carecemos, de tantas cosas como son: El amar; ¿si nos acosan sentimientos crónicos de aislamiento, ansiedad o soledad, si no somos nuestro mejor amigo, tememos vivir y tememos morir?

 Porque no nos conocemos a nosotros mismos y confundimos nuestro ego con nuestro fondo espiritual y nuestra autoimagen con nuestra verdadera identidad;  porque nos falta claridad sobre lo que es realmente importante y corremos detrás de cosas y experiencias que nunca podrán llenar nuestros vacíos internos; porque quizá hemos cerrado nuestro corazón (para no sufrir, porque no crecimos sintiendo el valor incondicional y la belleza de nuestro propio ser y no hemos aprendido a amarnos, porque nuestro corazón anida el rencor y no hemos perdonado…); porque no confiamos en la Vida y no hemos palpado de forma consciente y sentida ese fondo benéfico e inteligente que nos sostiene y en el que siempre podemos confiar. 

Las personas carecemos de paz interior; ¿si desconocemos cuál es el sentido de nuestra existencia?

 Confío en que sientan más confianza en su propia sabiduría interna, en que se comprometan a escucharla con el propósito de convertirla en maestra y guía. ¿Estamos demasiado pendientes de conectarnos, con mundos o gentes extraños?

Las filosofías sapienciales son aquellas que contienen sabiduría perenne, es decir, que tienen la capacidad de trascender el tiempo y la cultura que las vio nacer y resultan tan actuales y vivas hoy como ayer. Son asimismo aquellas que nos inspiran en el arte más importante: el de ser y vivir con sentido y plenitud. Hoy se buscan terapias de moda y ofertas novedosas en el actual “mercado de la felicidad” y olvidamos que hay todo un legado milenario de sabiduría de vida contrastada y verificada por el tiempo 

¿Autores o autoras preferidos?

  1.  

 Son tantísimos…! Los primeros que me vienen a la mente: el Tao Te King, los Diálogos de Platón, la Bhagavad Gita, los Evangelios, Don Quijote de la Mancha, las obras de R.W. Emerson, de Oscar Wilde, de Simone Weil, la magnífica poesía española del 27…  Estamos muy pendientes de las mezquindades humanas, los noticiarios cada vez son más sensacionalistas, y contemplamos y saboreamos poco las grandes creaciones que dan cuenta de lo mejor del espíritu humano.

 

¿Son las filosofías sapienciales de Oriente y Occidente, las mejores para empezar a cambiar?

Más contacto con la naturaleza y más tiempo dedicado a la escritura

.¿Tus libros preferidos?

 

 

 ¡Los que cito recurrentemente en mi libro!

 

 

¿Proyectos próximos?

De adolescente daba por hecho que llevaría una vida casi nómada, que viajaría mucho. Luego no ha sido así: mi espíritu nómada lo he volcado hacia dentro.

Que viajes te esperan?

El viaje que siempre me espera es el viaje interior, el más satisfactorio y sorprendente, el que nos muestra los abismos más profundos y los horizontes más bellos, el que nunca tiene fin. Eso sí, como decía, deseo pasar más tiempo en entornos naturales y ya tengo dos escenarios posibles, que me trasmiten mucha sensación de pureza, y a los que me vincula mi pasado y el de mi compañero: la isla de La Palma y la meseta soriana

 

Cómo opinar ante una gran profesional

 

El libro solo puedo comentar, que explica, completísimamente, como conocernos a nosotros mismos, como buscar la paz el sosiego la temperatura primordial para sanase uno mismo, lo demás viene muy bien escrito, en el mismo libro, El interés creciente por las tradiciones sapienciales busca llenar el vacío espiritual y filosófico que en nuestra cultura es causa de desorientación, malestar y sufrimiento epidémicos; un vacío que ya no quiere ser llenado de forma dogmática,

Por lo demás son tantos artículos en los que encuentras las explicaciones que no entiendas todos ellos firmados por la autora, que nada comentar en contra, una buena profesional como Monica no necesita, de preguntas rebuscadas es un genio en su oficio y como escritora excelente el libro es una recomendación para todos aquellos que busquemos, un poco la paz interior y exterior. Gracias Monica sin ti las cosas serían más difíciles