Fundada en Valencia en 1976, la Editorial Pre-Textos viene ofreciendo de manera independiente, al lector en lengua española, tanto las obras imprescindibles de la literatura y el pensamiento, como las de los nuevos jóvenes talentos.
Por su labor editorial fue galardonada en 1997 con el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial, en 2008 con el Premio de la FIL de Guadalajara (México) y en 2009, también como Editores del Año, con el de la FIL de Lima (Perú).
En 2010, Pre-Textos fue invitada a la Miami Book Fair International para conmemorar el 35 aniversario de la editorial. En 2012, Manuel Borrás, director literario de la editorial, fue invitado especial de la Feria del Libro FILUC de Valencia (Venezuela), donde se le invistió con la Orden «Alejo Zuloaga» por la Universidad de Carabobo. En 2014, junto a Darío Jaramillo Agudelo, participó en el VIII Carnaval Internacional de las Artes de Barranquilla (Colombia).
Pre-Textos ha recibido además otro tipo de galardones nacionales y locales tanto de reconocimiento al diseño de sus libros, como al de su labor cultural.

La editorial cuenta con un catálogo compuesto por 1.500 títulos publicados en sus distintas colecciones: Narrativa, Narrativa Contemporánea y Narrativa Clásicos para el género narrativo; Ensayo, dedicada a las principales traducciones de pensamiento y filosofía contemporánea, así como a las aportaciones más interesantes y heterodoxas del panorama nacional; Filosofías, en colaboración con el Departamento de Metafísica de la Universidad de Valencia; Hispánicas, dedicada a los estudios de la literatura española; Textos y Pretextos, colección de carácter misceláneo acerca de la literatura, la estética y el ensayo literario; La Huella Sonora, de análisis de las tradiciones musicales.

Además, Pre-Textos publica cinco colecciones de poesía: La Cruz del Sur, que representa una de las propuestas más personales de la editorial; Antologías de la Cruz del Sur, complementaria de la anterior; Poesía; Poéticas, colección de reflexiones acerca de las diversas formas de expresión poética y el Pájaro Solitario, en torno a las aves en la lírica universal. Todos los libros de estas colecciones de poesía que incluyan traducciones se ofrecen en versión bilingüe.

Asimismo, Pre-Textos cuenta con colecciones más recientes como Cosmópolis; Biblioteca de Clásicos Contemporáneos; Filosofía Clásicos e Índika, dedicadas la primera a la creación literaria y a la reflexión artística y filosófica en torno a las ciudades, la segunda a las obras de los autores clásicos contemporáneos nacionales y extranjeros, la tercera a la publicación de textos de filósofos clásicos de todos los tiempos y la última a ofrecer un acercamiento al pensamiento y las artes de la civilización india a través de los libros más significativos del campo a nivel mundial.

Desde su fundación, la Editorial Pre-Textos, por su vocación de apoyo a los nuevos talentos literarios, colabora en la publicación de diferentes premios, como el Premio Internacional de poesía Emilio Prados y el Arcipreste de Hita, ambos para autores menores de treinta y cinco años; el Premio Internacional Villa de Cox, de poesía; los también internacionales de Crítica Literaria Amado Alonso, Gerardo Diego de Investigación Literaria y de novela corta Ciudad de Barbastro; el de novela breve Juan March Cencillo, junto a los de poesía: Unicaja; Radio Nacional de España, dirigidos a jóvenes menores de treinta años; el internacional Antonio Oliver Belmás de la ciudad de Cartagena (España) y el bianual Premio internacional de poesía Gabriel Celaya, entre otros

Concluyo señalando que Todos parecían soñar es un libro esencial para entender la gran literatura fantástica en español. Esta edición de Pre-Textos, en su colección Narrativa Contemporánea, es bellísima. Totalmente recomendable.

TODOS PARECIAN SOÑAR

A veces siento una gran desconfianza por la escritura; creo que aunque sea subrepticiamente, uno, al escribir, cuenta cosas personales. ¿Y quién que pueda leer no es igual a uno? ¿Y quién que es igual a uno necesita que le cuenten lo que sabe? Pero más saludable es no cuestionarse los actos inevitables, como este de contar que uno ha visto elefantes y, mansamente, responder a la urgencia de contarlo. Porque nadie cuenta nada por contar, sino porque se le impone el cuento que, así, contado, se convierte no en el hecho que uno conoce, sino en el que es conveniente que los demás conozcan”, escribió en el cuento «Los lentos elefantes de Milán». Ángel Bonomini (1929-1994).

Esa inevitabilidad de los actos que vio o imaginó Ángel Bonomini convertida en relato se les impuso, una noche de septiembre de 1972, a Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges, cuando ambos leyeron el cuento «Los novicios de Lerma»: «Nos deslumbró. La historia está admirablemente contada, con muchas sabidurías y todo en ella es un acierto, desde el agradable tono tranquilo hasta la descripción y el ambiente del lugar», le confesó Bioy a Bonomini por carta. 
Cada cuento de Bonomini, ahora reunidos por vez primera, es un deslumbramiento a caballo entre la realidad y el sueño, en lo que la vida tiene de ambos, como ser testigo una mañana de febrero en Milán de una pareja de elefantes surgiendo de la niebla.

Ángel Bonomini nacido en Buenos Aires en 1929 y muerto en 1994 en la misma ciudad, fue narrador y poeta. Sus libros de cuentos fueron saliendo puntualmente desde Los novicios de Lerna (1972) –su relato «Los novicios de Lerna» fue incluido en la Antología de la literatura fantástica del siglo XX, que prepararon Borges y Bioy Casares– y continuando después con Libro de los casos (1975), Los lentos elefantes de Milán(1978), Cuentos de amor (1982), Historias secretas (1985) y, ya póstumo, Más allá del puente (1996). Poeta de obra breve y exquisita, comenzó a publicar sus primeros poemas tempranamente en la revista Sur que dirigiera Victoria Ocampo y con cuyos colaboradores –Alberto Girri, José Bianco, Héctor Murena– trabó amistad y compartió poética. Una muestra de su poesía está recogida en la antología Torres para el silencio y otros poemas (Pre-Textos, 2015). Además, a través del escritor Eduardo Mallea, formó parte de la redacción del suplemento cultural de La Nación como crítico de arte. Vivió asimismo en Estados Unidos desempeñándose como traductor para la revista Life

 

 

 

En complir-se cinquanta dies de la batalla d'Oncativo, al capvespre del 16 d'abril de 1830, la descàrrega simultània de cinc fusells va cremar la vida d'un soldat de l'vençut exèrcit de Facundo.

 

Afusellat d'esquena i amb els ulls coberts per un mocador negre, va quedar abraçat a un arbre al que estava lligat amb tientos.

 

Quan va sentir el cop únic dels cinc tirs, va afluixar les mans lligades i va advertir que d'elles es desprenia una cosa semblant a una sorra que hagués estat amagada entre els dits i que tenia una qualitat de cosa aliena i venerable. ( "Després d'Oncativo")

 

Quant a l'estil de Bonomini, com en la majoria de l'escola argentina, és d'una exactitud gairebé atemporal, allunyat de qualsevol barroquisme accessori. Com bé diu Darío Jaramillo en el seu magnífic epíleg «el substrat que li dóna actualitat i permanència a les narracions de Bonomini és aquesta prosa precisa, clara, fluïda, sòbria». Un veritable plaer per al lector i una lliçó de com s'escriu amb eficàcia.