Miles de judíos y alemanes “arios” opuestos a Hitler llevaron vidas ilegales bajo el terror nazi y sobrevivieron a la persecución implacable de la Gestapo, los campos de concentración y los bombardeos. Sobrevivieron de diferentes maneras: algunos como ciudadanos comunes y corrientes tomando parte de la vida laboral, otros con pasaportes falsos, otros escondidos en sótanos,viviendo precariamente en todos los oscuros rincones de un estado policiaco rigurosamente vigilado. En catorce testimonios autobiográficos, el autor Eric Boehm ofrece un muestrario de estas personalidades heroicas. Sobrevivimos, un documento histórico en sí mismo, abre una ventana a aquel periodo del pasado que constituyó la Segunda Guerra Mundial. Al reaparecer ahora impreso a más de cincuenta años de su publicación original, Sobrevivimos permanece tan relevante y necesario como siempre -un testimonio honesto de la fuerza del espíritu humano al triunfar sobre la adversidad.


“Situados en una nueva perspectiva por la reflexiva introducción de Arthur Schlesinger Jr., estos relatos pioneros de sufrimiento y sobreviviencia en la Alemania nazi tienen toda la autenticidad de un testimonio inmediato y el poder perdurable d toda historia relevante. Para cualquier interesado en el rango del comportamiento humano durante el holocausto, este continúa siendo un documento central”. Eva Hoffman, Autora de Shtetl y The Secret

SOBREVIVIR

Eric H. Boehm falleció pacíficamente en su hogar el 11 de septiembre de 2017, a los 99 años.

Eric nació en la ciudad de Hof, Alemania, el 15 de julio de 1918. El padre de Eric luchó en la Primera Guerra Mundial y, aunque herido dos veces, regresó después de la guerra para operar un negocio textil al por menor como muchos de sus antepasados ​​anteriores a él. La familia se estableció en un pueblo en la región norteña de Baviera, en Alemania, no lejos de Hof, una pequeña ciudad alpina famosa por sus fábricas textiles y cervecerías.

Preocupados por la evolución del antisemitismo en Alemania, los padres de Eric, Karl y Bertl, enviaron a Eric, entonces de 16 años, a Youngstown, Ohio, a vivir con su tío paterno y su tía, Jacob y Blanch Oppenheimer. Se convirtieron en padres sustitutos de Eric durante sus años adolescentes formativos.

No fue sino hasta 1941, después de ser expulsados ​​de su hogar y ubicados en un ghetto, que los padres de Eric pudieron escapar de una muerte segura en Alemania a la seguridad de los Estados Unidos. Llegaron primero a la ciudad de Nueva York y finalmente se unieron a Eric en Santa Bárbara en la década de 1960.

De 1936 a 1940 Eric asistió al Colegio de Wooster en Ohio, donde se graduó con títulos de química e historia. En años posteriores, el alma máter de Eric lo honró dos veces: en 1973 con un doctorado honorífico por avances en computación en publicaciones para el mercado de bibliotecas y por trabajo en la diseminación del conocimiento, y más tarde, en 1990, con un premio "Distinguished Alumnus".

Un punto fundamental en la elección de carrera de Eric llegó cuando su profesor de química de Wooster lo envió a una entrevista de trabajo, y fue rechazado debido a su religión. Indignado, el profesor encontró a Eric un puesto como asistente de enseñanza en la Escuela de Leyes y Diplomacia de Fletcher. Con una beca completa allí, Eric floreció y persiguió su entusiasmo por la historia y los asuntos políticos, obteniendo una maestría en 1942.

En 1942, Eric se alistó en el Army Air Corps. Se convirtió en 1er Teniente en la rama de inteligencia, primero estacionado en un centro de interrogatorio en Inglaterra. En general, se le acredita la realización de interrogatorios exitosos a los principales líderes de la rama de guerra aérea de Alemania, la Luftwaffe. Terminó en Berlín en 1946 para ayudar a disolver el Mando Supremo de la Luftwaffe alemana. Estaba trabajando en la sede del gobierno militar de los Estados Unidos cuando conoció a su esposa Inge. Se casaron en 1948 en Glencoe, Illinois, en una ceremonia conjunta de matrimonio junto a su hermano Werner y su cuñada Berenice. Eric e Inge estuvieron casados ​​durante 52 años antes de la muerte de Inge en noviembre de 2000.

Después de la Fuerza Aérea, Eric asistió a la Universidad de Yale en 1951, donde obtuvo un doctorado en relaciones internacionales e historia. Mientras Eric era un estudiante de posgrado en Yale, publicó el exitoso libro Sobrevivimos: Catorce historias de los escondidos y cazados en la Alemania nazi, todavía en versión impresa. Lo escribió para transmitir a una audiencia estadounidense el impacto de una dictadura totalitaria en la vida de los disidentes, los judíos y todos los que se oponían al régimen nazi.

En la década de 1950, durante y después de la Guerra de Corea, Eric fue contratado por el Departamento de la Fuerza Aérea en Viena y Munich, nuevamente en inteligencia.

Un interés de por vida en "preservar el conocimiento" llevó a Eric a comenzar una carrera en la bibliografía histórica. En 1952, en Viena, Austria, Eric e Inge comenzaron a trabajar en lo que se convertiría en la editorial ABC-CLIO, una editorial de renombre internacional que ahora tiene su sede en Santa Bárbara, California. Él e Inge se mudaron a Santa Bárbara en 1960, y la empresa creció a nivel local e internacional. Eric se enorgulleció de los logros de su esposa Inge en el negocio y agradeció profundamente su papel como cofundadora. En la década de 1960 Inge fue honrado por el alcalde de Santa Bárbara y otros con motivo de la denominación de la Biblioteca del Centro Bibliográfico estadounidense como la Biblioteca Inge P. Boehm.

Eric fue un ecologista temprano. Lanzó la publicación Environmental Periodicals Bibliography poco después del derrame de petróleo de Santa Bárbara de 1968 dentro de la Academia Internacional sin ánimo de lucro en Santa Bárbara, que ayudó a fundar. Trabajó estrechamente con Joanne St John.

Aunque nunca se "retiró", en 1982 Eric dejó su puesto como CEO de ABC-CLIO en manos de su hijo Ron, y poco después lanzó ISIM (The International School of Information Management). Eric fue uno de los primeros pioneros del aprendizaje a distancia, y todos los cursos de ISIM se ofrecían solo de forma remota, en línea (pero antes de Internet). Los cursos en ISIM fueron tomados por altos ejecutivos de Xerox, Sun Microsystems y otras compañías multinacionales. ISIM también ofreció un MBA y M.S'.s en Gestión de la Información y Tecnología de la Información. Trabajó estrechamente con su colega Mary Adams en Santa Bárbara y en Irvine.

BoehmGroup, el negocio tardío de Eric, se especializó en la publicación de historias personales, sin fines de lucro y comerciales en forma de libros, audios y videos. Notable entre la producción de libros fue Santa Barbara City College: un siglo de éxito: un futuro de posibilidades, publicado en el 100 aniversario de la fundación de la universidad. Eric estaba especialmente feliz de trabajar estrechamente en BoehmGroup con su hijo Steve y su nieto Jeff.

Eric sirvió en las juntas directivas de la Anti-Defamation League y la Santa Barbara City College Foundation. La Sala de Investigación Inge & Eric Boehm fue nombrada en su honor en la Sociedad Genealógica del Condado de Santa Bárbara. Eric contribuyó con fondos para la Fundación SBCC, que apoyó los Programas de Estudios Globales e Internacionales, así como un curso de genealogía en la Escuela de Aprendizaje Extendido. Era rotario y miembro de la Congregación B'nai Brith.

Eric fue precedido en la muerte por sus hijas Beatrice y Evelyn, que murió en la infancia, y por su esposa Inge. Le sobreviven tres hijos y sus familias: Ulli y su esposa Edith, que viven en Alemania, y en Santa Bárbara, su hijo Ronald y su esposa Marlys (hijos Kevin, Kristin y Katie), y su hijo Steven y su esposa Ingrid (hijo Ryan e hijo Jeff y su esposa Ashley, y sus hijas Lucy y Nora). Aaron y Nancy Baker, que vivieron con Eric e Inge durante 35 años, eran su familia extendida. Durante los últimos años de su vida, Eric disfrutó de la compañía de Judy Pochini.

La familia desea agradecer a Visiting Nurse y Hospice Care por su asistencia vital al final de su vida. Además, la familia agradece profundamente a las cuidadoras Carmen Camarillo, María Guerra, Adela Guzmán y Nina Vázquez.

En lugar de flores, las donaciones se pueden hacer en honor al profundo compromiso de Eric con la educación y la paz (Scholarship Foundation y United Way of Santa Barbara y Nuclear Age Peace Foundation y Anti-Defamation League).

El servicio conmemorativo de Eric se llevará a cabo en una fecha que se anunciará.

Al reaparecer ahora impreso a más de cincuenta años de su publicación original, Sobrevivimos permanece tan relevante y necesario como siempre -un testimonio honesto de la fuerza del espíritu humano al triunfar sobre la adversidad.
 
 
Situados en una nueva perspectiva por la reflexiva introducción de Arthur Schlesinger Jr., estos relatos pioneros de sufrimiento y sobreviviencia en la Alemania nazi tienen toda la autenticidad de un testimonio inmediato y el poder perdurable d toda historia relevante. Para cualquier interesado en el rango del comportamiento humano durante el holocausto, este continúa siendo un documento central?.

Eva Hoffman, Autora de Shtetl y The Secret

 

Miles de judíos y alemanes “arios” opuestos a Hitler llevaron vidas ilegales bajo el terror nazi y sobrevivieron a la persecución implacable de la Gestapo, los campos de concentración y los bombardeos. Sobrevivieron de diferentes maneras: algunos como ciudadanos comunes y corrientes tomando parte de la vida laboral, otros con pasaportes falsos, otros escondidos en sótanos,viviendo precariamente en todos los oscuros rincones de un estado policiaco rigurosamente vigilado. En catorce testimonios autobiográficos, el autor Eric Boehm ofrece un muestrario de estas personalidades heroicas. Sobrevivimos, un documento histórico en sí mismo, abre una ventana a aquel periodo del pasado que constituyó la Segunda Guerra Mundial.

Al reaparecer ahora impreso a más de cincuenta años de su publicación original, Sobrevivimos permanece tan relevante y necesario como siempre -un testimonio honesto de la fuerza del espíritu humano al triunfar sobre la adversidad.


 

“Situados en una nueva perspectiva por la reflexiva introducción de Arthur Schlesinger Jr., estos relatos pioneros de sufrimiento y sobreviviencia en la Alemania nazi tienen toda la autenticidad de un testimonio inmediato y el poder perdurable d toda historia relevante. Para cualquier interesado en el rango del comportamiento humano durante el holocausto, este continúa siendo un documento central”.