Quiénes somos

LA HISTORIA. Editorial Séneca: 1939-2015

La primera Editorial Séneca fue fundada en México por emigrantes y exiliados españoles que en 1939 huían de la Guerra Civil. Fueron los intelectuales José Bergamín y más tarde Emilio Prados los que dieron forma al proyecto editorial que pretendía rescatar la cultura e identidad del pueblo español intentando difundir la literatura y los conocimientos científicos de la época. La última publicación del exilio mexicano data de 1949. Desarrolló un papel importante en la vida intelectual de los exiliados durante la década de los cuarenta.

En septiembre de 2006, retomamos el pulso a la historia rescatando del anonimato y el olvido el nombre de aquella primera editorial de exiliados, intentando dar continuidad a la labor de sus primeros editores. Fue así como imprime el mismo carácter urgente en la tarea de rescatar esa cultura nuestra a veces perdida y abandonada. A esta ingente labor se suman socios y amigos que junto a ellos proyectan y dan forma al espíritu senequista. Es así como nace la nueva Editorial Séneca.

En la primavera de 2008, y siguiendo con la filosofía de rescatar y conservar el espíritu de nuestro tiempo, nace un segundo sello: Editorial Nous, y en 2012, con el ánimo de dar respuesta a las inquietudes sociales, políticas y económicas de nuestro tiempo nace Editorial Dharana. En nuestro décimo aniversario creamos la Editorial Phylira, un proyecto de autoedición, coedición y edición que sirve de plataforma para lanzar a nuevos autores.

NUESTRO PROPÓSITO

Nuestro proyecto independiente nace con el propósito de ayudar a editar a la vanguardia narrativa y artística, así como a aquellos autores poco habituales, a veces etiquetados como marginados o forajidos de las letras.

Nuestro deseo es potenciar la cultura y facilitar el encuentro con los escritores que aspiren a reencontrarse con el Arte en la Palabra. Deseamos buscar las nuevas voces con la aspiración ambiciosa de que sean los clásicos del futuro, tanto en narrativa, como ensayo y poesía. Queremos ser la voz de la nueva ciencia, del nuevo arte, de la nueva filosofía, la nueva política, la nueva economía y la nueva educación.

Para ello, la cultura es nuestro pretexto para adentrarnos en lo que los antiguos entendían como Arte a través de la palabra, sumergiéndonos en su significado y dejándonos arrastrar por su pasión. Además, deseamos bucear en la cultura de la paz dando apoyo a todos aquellos que desean de forma libre comprometerse con el difícil propósito del Arte en la Palabra.

Pensamos que el destino del ser humano y de las naciones está determinado por los valores que gobiernan sus decisiones. Pero en ese pensamiento olvidamos la importancia de nuestra responsabilidad individual, de nuestra aproximación y compromiso a los correctos valores que deben gobernarnos día a día. El Arte, es una buena forma de interrogarnos sobre las alternativas esenciales que exige la urgencia de nuestro tiempo. Y desde nuestro proyecto estamos convencidos de que una Nueva Cultura Ética es posible. Nuestra misión, visión y propósito se desarrolla principalmente en esa meta.

NUESTROS BENEFICIOS

Todos los beneficios de nuestros sellos repercuten en la creación de nuevas obras y en la creación de la futura "Escuela Internacional de Dones y Talentos" del Proyecto O Couso, de la Fundación Dharana. Para nosotros esto supone un gran esfuerzo dada la crisis en la que estamos envueltos, pero es un convencimiento que engloba toda la filosofía del proyecto editorial. Los beneficios deben repartirse y deben repercutir en la sociedad.

El niño que contó en “Años de picón y ditas” cómo era su infancia en un patio de la calle Sevilla de Posadas en los años sesenta, ha crecido y ahora vive en la barriada de la Salud. Allí ha llegado a esa difícil etapa vital que es la pubertad y la adolescencia. Una etapa en la que la mente parece ponerse en contra de todo y el corazón más acelerado de lo que debiera. Una época de descubrimientos personales y sociales. Una época que, en el caso del narrador, coincide con el que se puede calificar como el momento más importante (después de la Guerra Civil) de la España contemporánea, como es la vuelta a la Democracia y la archidescrita Transición política. En “Antier” se intenta contar cómo un adolescente de entre once y quince años y sus amigos y compañeros de generación vivieron esos momentos de cambios, de libertades, de esperanzas, de ajustes a una nueva vida en un barrio humilde de un pueblo de Córdoba. Cómo eran sus entretenimientos, sus estudios, sus preocupaciones y sus rutinas. Unas rutinas que se veían anualmente interrumpidas por la marcha a la emigración temporera de la vendimia de Francia como tantos cientos de andaluces y que tan indeleble huella ha dejado en el autor. En esta obra posiblemente se vean reflejados muchos de aquellos chiquillos a los que dijeron que tendrían que consolidar el país libre cuyos cimientos se ponían a su alrededor de una manera vertiginosa. No faltan en “Antier” escenas de la vida cotidiana. El día a día de un pueblo que como todo a su alrededor, fue adaptándose a esa nueva manera de ver la vida tras alzarse, aparentemente de un día para otro, la persiana de la libertad para que empezara a entrar una luz cargada de tonalidades distintas y un viento lleno de sugerentes efluvios. Luces, olores, sonidos, cambios, libertades y esperanzas que también ocurrieron en Posadas y que en “Antier”, de una manera singular y desde la óptica de un adolescente, se pueden volver a vivir.

"Antier"

Valenzuela Jurado, Rafael
Aunque docente de formación —estudió Magisterio—, su vocación por el mundo de la comunicación le llevó a dedicarse a esta actividad desde su juventud. A los 19 años ya formaba parte del equipo fundador de la emisora municipal de radio de Posadas (1983), de la que llegó a ser director entre 1986 y 1988. En la misma localidad, posteriormente, fue coordinador de la revista Aljanadic. En el año 1986 empezó a ejercer de corresponsal del Diario Córdoba.

En 1991 se incorporó a la redacción del citado diario donde en la actualidad es redactor. Además fue también colaborador de diversas publicaciones y medios de comunicación, entre los que destacan Onda Mezquita TV y Radio Córdoba Cadena Ser.

En el terreno literario ha publicado algún relato corto en una colección colectiva cordobesa y algunas colaboraciones en libros de otros autores. Es autor de los textos del libro de fotografía Córdoba 75 y algo más, editado por la Diputación; así como coordinador de 30 años de Ayuntamientos Democráticos, obra publicado por Diario Córdoba.

Años de picón y ditas es el primer libro que publica como autor en solitario.

Actualmente, Rafael Valenzuela reside en Posadas, donde está casado y es padre de dos hijos.