Qui Som?
Cossetània Edicions és una editorial amb seu a Valls creada l'any 1996. Aquesta editorial neix en el sí de l'empresa Imatge-9, SL, que es dedicava a treballs de comunicació però també tenia una divisió de treball de serveis editorials, de manera que es van començar a editar llibres sota el segell de Cossetània Edicions.

Actualment Cossetània Edicions disposa d'un catàleg de més 1.200 títols repartits en una quarantena de col·leccions i edita un centenar de títols l'any. Alguns llibres de l'editorial han obtingut diverses distincions.

Cossetània és una editorial generalista de totes formes en el catàleg hi destaquen per la seva importància les col·leccions que fan referència a excursionisme, turisme, cuina, natura, cultura popular, esports, narrativa i assaig entre altres temàtiques.

L'any 2008 Cossetània conjuntament amb Angle Editorial i Bromera Edicions van crear l'empresa Editors Indepedents en Català, SL, amb la volutat de sumar esforços per posicionar-se comercialment millor en el mercat i per portar a terme iniciatives en el nou món digital. D'aquesta manera el mes de novembre del 2009 van posar en marxa el primer portal de llibres electrònics en català www.edi.cat. A més a més, el gener del 2010 les tres empreses editorials van crear la plataforma comercial Xarxa de Llibres per tal de comercialitzar conjuntament els seus fons editorials a les comarques de parla catalana.

Los 14 ochomiles de Òscar Cadiach i Puig
Treinta y cinco años en las cumbras más altas de la Tierra sin oxígeno adicional
Francesc Joan i Matas
Òscar Cadiach i Puig se ha convertido en el primer alpinista catalán en alcanzar las 14 cumbres de más de 8.000 metros de la Tierra, sin la ayuda de oxígeno adicional, después de la ascensión del Broad Peak principal el 27 de julio de 2017. Este libro, acompañado de magníficas fotografías, es testimonio de las grandes aventuras del montañero tarraconense (1952) en los gigantes del Himalaya. Desde su primera gran conquista, el Nanga Parbat (1984), donde realizó una variante en la travesía del Rupal hacia el Diamir, Cadiach ha protagonizado destacadas gestas: fue el primer occidental en escalar la cara NNW del Everest y el segundo escalón en libre (1985); y abrió nuevas rutas al Broad Peak central, la Fem Tarragona per la vertiente del Xinjiang chino (1992), y el Cho Oyu, la Free Tibet, por la arista NNW (1996). En 2012 inició la carrera para culminar los seis ochomiles que le faltaban: el Annapurna, el Dhaulagiri, el K2 —los tres conseguidos ese mismo año—, el G-I, el Kangchenjunga (ambos en 2013) y el Broad Peak (2017), que culminó después de cuatro expediciones consecutivas. Es guía de alta montaña UIAGM y técnico superior de Deportes en la especialidad de Montaña. Cuenta con la Creu de Sant Jordi que otorga la Generalitat de Catalunya.

Los 14 ochomiles de Òscar Cadiach i Puig Treinta y cinco años en las cumbres más altas de la Tierra sin oxígeno adicional

Tras conquistar el Manaslu (8.163 m), en otoño de 2011, a Òscar Cadiach se le ocurrió completar los ochomiles principales que no había subido todavía. Días antes se había fijado un ultimátum: si no pisaba aquella cumbre dejaría de intentarlos para siempre, después de una sequía de diez años. El último había sido el Lhotse (8.516 m), en 2001, y desde entonces no había conseguido ninguno más. Y no porque no lo hubiera probado durante todo este tiempo. Pero en 2002 se le habían resistido el G-I y el K2; en 2004, el K2 por la Magic Line (llegó a 8.300 m); en 2006, el G-I (llegó hasta 7.600 m); el Kangchenjunga en 2007 (hasta 8.300 m), en 2009 (quedó sitiado a 7.000 m por un huracán durante siete días) y en 2011 (a 8.100 m), y el Manaslu en dos ocasiones en 2010 (alcanzó los 7.500 m y 7.700 m). Durante aquellos diez años a Òscar le había llenado trabajar formando a nuevos y futuros guías con la Generalitat de Catalunya y las Escuelas Pías. Una labor encantadora y a la vez que recompensaba, porque durante ese periodo un millar de personas se incorporaron a los estudios y la praxis de esta nueva formación profesional. Aquel 2011 volvió al Manaslu con un grupo numeroso de clientes y gente de otros países. Allí hizo amistad con la alpinista francesa afincada en Nueva York Sophie Denis, que había alcanzado cuatro de los ochomiles y quería completar los otros diez. Con ella escaló el Manaslu. Y una vez conquistado se decidió también él a finalizar la carrera de las grandes cumbres. En su caso se encontraba apenas en la mitad —sumaba ocho y le faltaban seis—, pero no quería esperar demasiado. Lo intentaría de inmediato, en un espacio de tiempo no demasiado lejano ni prolongado.La imagen puede contener: texto

 

Así nació 14+1x8000 Himalayan Challenge, que en este caso incorporaba el plus de añadir el +1. Consiste en abrir una nueva ruta del Gyachung Kang (7.962 m), el más alto de los sietemiles, hasta el Cho Oyu (8.201 m). Una travesía de aproximadamente siete kiló- metros entre dos vertientes desconocidas de Nepal y Tíbet. De momento ha podido cumplir la primera parte de los 14x8000, y ya veremos cómo evoluciona el otro proyecto. Òscar diferencia y divide en dos épocas sus expediciones a los ochomiles. Las de la primera fase, hasta 2001, serían las que denomina expediciones dulces, de descubrimiento de los grandes retos. Es el caso del Qomolungma (8.848 m), donde fue el primer occidental en subirlo por la cara norte-noreste y también el primero en escalar en libre el segundo escalón del Everest. También en ese periodo figuran las primeras mundiales, como la variante en la travesía del Rupal hacia el Diamir, que enlazó en el Nanga Parbat (8.125 m), su primer ochomil, en 1984; la Fem Tarragona, en el Broad Peak central (8.020 m) por la vertiente del Xinjiang chino, en 1992, y la Free Tibet, en el Cho Oyu (8.201 m), en 1996. Las tres innovadoras y de gran aportación al alpinismo. En la segunda fase, las expediciones pasaron a ser multitudinarias. O solitarias, como jefe de cordadas internacionales o como único integrante nacional dentro de ellas: en el Annapurna, el Dhaulagiri, el K2 y el Kangchenjunga. Casi en todas ha disfrutado de grandes experiencias con las personas y las montañas. Con las personas ha convivido con muchísimas y ha forjado grandes amistades que le han magnetizado para ir a las montañas. Han sido expediciones de éxito y tristes a la vez en las que ha descubierto amigos pero también los ha perdido. A dos de ellos, Manel de la Matta e Íñigo de Pineda, les dedica estas historias de conquista a través de la fotografía, tal y como le pidió el editor: «Òscar, explícate a través de las fotografías, de las imágenes», le dijo. Sí, una buena idea para empezar este libro. FRANCESC JOAN I MATAS