La editorial Kolima nació en el 2010. Durante este tiempo hemos publicado 60 libros y tenemos otros 25 proyectos en progreso. Publicamos contenidos de calidad que impulsan valores tanto para las personas como para profesionales de empresa siempre impulsando un conocimiento humanista.

Tenemos varias líneas de trabajo:

– Crecimiento personal
– Educación
– Innovación y creatividad
– Habilidades directivas
– Coaching y psicología
– Bienestar y espiritualidad

Nuestra labor está centrada en apoyar a gente con talento y difundir su conocimiento. En ese sentido Kolima desarrolla una labor de mentoring. Como llevamos 30 años en el ámbito educativo y en el de la formación para directivos, nuestro foco está centrado en producir contenidos de calidad que ofrecemos como libros, cursos o de cualquier otra manera. En este sentido nos consideramos más una fábrica de conocimiento que de libros.

Presentamos casi todos los libros que publicamos y, por lo tanto, estamos muy involucrados en la producción de eventos. Hemos desarrollado nuestro propio espacio de librería donde mostramos nuestros libros y realizamos talleres, conferencias etcétera relacionados con nuestros temas de trabajo principales.

Somos innovadores y siempre estamos buscando hacer nuestra oferta más atractiva para un público que dispone de extraordinarias alternativas de información, conocimiento y ocio.

Nuestros libros se distribuyen a lo largo de todo el territorio español en canales convencionales como librerías y en plataformas digitales internacionales como Amazon, Scribd, Apple, etc. Hemos firmado recientemente un acuerdo global para tener presencia en todos los mercados sudamericanos.

Consideramos nuestros autores nuestros socios y actuamos para ellos como agentes literarios cuando lo necesitan. Tenemos autores de España, Sudamérica Estados Unidos y Francia. Nos gusta repetir con nuestros futuros autores establecer con ellos relaciones de largo plazo.

También impulsamos proyectos sociales. Este año hemos lanzado dos libros para recoger fondos para causas sociales. La participación de Kolima en ambos proyectos es totalmente altruista.

Somos una editorial pequeña que mantiene la forma tradicional de editar libros. Por encima de todo valoramos las relaciones personales y tratamos de desarrollar productos de calidad y contenidos significativos que contribuyan a hacer del mundo un lugar mejor. Nuestro objetivo es publicar contenidos de tan alto valor que la gente quiere acceder a ellos a a veces a pesar de tener que leerse un libro.

Irene recorre el último tramo de su vida y en él rememora que, cuando era apenas una chiquilla, sucedió algo que cambió su vida para siempre. En tan solo unos pocos días nacería un secreto que mantuvo oculto desde entonces, un tiempo a caballo entre el mar de Granada y su traslado definitivo a Madrid. Su historia se entrecruza enigmáticamente con la de Enrique, un viejo solitario que abandonó el sacerdocio y que se resiste a afrontar su pasado. Habita una casona destartalada en una pequeña aldea soriana a cobijo de la montaña y se siente fuera de todo tiempo y lugar. Ambos comparten a intervalos la amistad de María y Alonso, una joven pareja de confidentes junto a quienes descubren que el destino puede ser huidizo y caprichoso, y envolver la existencia de los hombres en un halo misterioso e incomprensible. Cosmos va desentrañando cuatro vidas paralelas que conocieron el privilegio del amor verdadero y la desdicha de reconocerlo esquivo. Pero los hados aún guardan una última y fantástica sorpresa a los protagonistas de esta magnífica novela que nos hace pensar que hay leyes que desconocemos que rigen nuestras existencias en la Tierra de una forma maravillosa.

El destino puede ser huidizo y caprichoso, y envolver la existencia de los hombres en un halo misterioso e incomprensible. Eso es lo que le ocurrió a Irene. Tan solo unos pocos días cuando era apenas una chiquilla cambiaron su vida para siempre. Su historia se entrecruza enigmáticamente con la de Enrique, un viejo solitario que abandonó el sacerdocio y que se resiste a afrontar su pasado. Cosmos va desentrañando cuatro vidas paralelas que conocieron el privilegio del amor verdadero y la desdicha de reconocerlo esquivo. Pero el destino aún guarda una última y fantástica sorpresa a los protagonistas de esta magnífica novela que nos hace pensar que hay leyes que desconocemos que rigen nuestras existencias en la Tierra de una forma maravillosa

COSMOS

Eduardo Gismera Tierno

Doctor in pectore en Ética Empresarial por la Universidad Pontificia Comillas, estudió Derecho en ICADE, y posee un Executive Master en Dirección de Recursos Humanos por el IE Business School.

Escritor, profesor universitario, y conferenciante galardonado con el premio Manager Forum al mejor «speaker» 2014, Eduardo ha ocupado diversos puestos de máxima responsabilidad en la gestión de personas en alguna de las más influyentes organizaciones de su país natal, España.

Cosmos es su tercera novela y con ella cierra una magnífica trilogía sobre el destino del ser humano después de Dharma y Catarsis.

 

¿Cosmos título de una novela, que cualquiera que no la lea podría pensar por su portada i en palabras de Platón, que es una novela futurista, como la defines y que encontrara el comprador de la misma?

Cosmos refiere al pretendido orden que lo gobierna todo; también nuestras vidas. Es la antítesis y también la consecuencia del caos. Los protagonistas de mi novela tratan de salir del desorden y la desazón en la que han convertido sus vidas por no dejarse ir, por no atender al instinto que les pedía ser más valientes.

A la postre lo fueron, y el caos pasó a ser cosmos, pero supongo que no debo desvelar nada más de la historia, ¿no?

 

¿Por lo que uno escribe a veces acierta te gusta mucho los libros de poemas?

Me gusta leer poesía pero también teatro y, desde luego, novela; cada género tiene su tiempo en el mío. Un poema recoge la esencia de lo vivido o del anhelo, o de ambos. En Cosmos me he atrevido con dos humildes muestras del cariño que puede entregarse a través de unas pocas letras. Me gusta; sí.

 

¿Vuelvo a preguntarte una vez más porque este tipo de novela, que crees que puedes aportar que no se sepa, o más difícil, todo proviene de algo de que provino escribirla?

Es posible que mi novela forme parte de eso que Nuccio Ordine denominó de forma magistral “la utilidad de lo inútil”. Este tipo de novela es el que brota de mí, con el que me siento mejor al desnudarme a la intemperie.

No deseo aportar nada que no se sepa; no deseo aportar nada en el fondo. Me basta con que mis lectores se sientan conmovidos por una historia que bien podría ser la suya propia. Deseo interpelar a quien, a través de la historia que habita en Cosmos, pueda revivir lo que tal vez un día vivió, o le hubiera gustado vivir. Eso es todo.

 

Irene recorre el ultimo tramo de la vida la suya guardando un secreto, siendo si no entendi mal chiquilla, y a partir de aquí la trama de la novela, como escritor, a partir de aquí entras en una metamorfosis, y empiezas a saber que quieres escribir o ya esta pensada y estudiada?

 

Tal vez ni lo uno ni lo otro, mi querido amigo. Tardo meses en hilvanar una historia y cuando la creo abrochada, comienzo a escribir. Es entonces cuando los personajes deciden modificar escenas, avatares, sucesos… Cosmos esperó un año y medio hasta comenzar a ser creada. Luego de otros dos, ha nacido a su antojo, como debe ser.

 

¿Cuentas en tus líneas del libro que hay leyes que desconocemos que rigen nuestras existencias en la Tierra de una forma maravillosa nos podrias adelantar para el lector algo sobre ello?

No puedo afirmar, sino intuir. Si cualquier persona que lea estas líneas se detiene por unos instantes a repasar, siquiera someramente, su vida, estará conmigo en que hay cuatro o cinco sucesos que cambiaron sus días de forma irremediable.

¿Elegimos nosotros coincidir en una esquina con una persona que nos enamora y con la que compartiremos el resto de nuestra vida? ¿Sabemos de antemano qué tren coger para diseñar nuestro destino? Tal vez ocurra que el destino fluye ante nosotros, se muestra caprichoso y decidido, salvo que nos empeñemos en llevarle la contraria, claro.

 

¿Para ti la terapia es el veneno de la escritura?

Sí; la escritura es mi terapia del mismo modo que para otras muchas personas lo es el dejarse ir ante una novela. Soy de los que piensan que sin la ficción no se puede vivir. Yo no sé vivir sin escribir, lo hago desde niño y creo que no sé hacer nada más –para bien del mundo-.

 

¿Leí que viajabas a través de tus libros o novelas a distintos lugares, ¿Argentina, a Colombia, Méjico y Perú aquí paras como de impresión y fuerza coges para luego escribir?

A veces la historia me ha hecho viajar. Cosmos lo ha hecho solo en España pero mi anterior novela, Catarsis, me llevó al desierto del Sahara. Allí comprobé, como antes dijeran otros, que todo cuanto contemplamos es consecuencia de la lucha de contrarios. El bien y el mal, la pobreza y a riqueza, el amor y el odio, la juventud y la madurez, el nacimiento y la muerta. Creo que Cosmos lo refleja.

 

 

 

¿Eres contador de historias o te gusta vivir, pisar y contar lo que pudiste comprobar?

Soy un contador de historia que, como creo que todos, solo puede escribir después de haber vivido, pisado, sufrido y gozado. Recientemente leí, creo que fue a Ishiguro, que dijo que lo único que hace es contar lo que le ocurre y preguntar al lector si a él le ocurre lo mismo, acaso en busca de consuelo; no lo sé cierto.

 

 

Que sueles leer, a que autora/or, que tipo de libros, te enamoran, y que conclusión sacas de los escritores y escritoras de hoy en dia, crees que se está agotando la buena lectura?

 Suena a tópico, pero me gustan tantos…. Por tratar de agarrar de una vez a más de uno, diría que me identifico en buena medida con la literatura rusa del siglo XIX y con la japonesa del XX. Igual no es mucho decir, pero no me gustaría dejar ninguno en el tintero, y si comienzo a nombrarlos serán decenas los que olvide. Solo los españoles que me han conmovido son demasiados para poder alistarlos.

Hace unas semanas, un lector me escribió para decirme que mi literatura le recordaba al boom latinoamericano. Me dijo que Cosmos le recordaba a Conversaciones con la Catedral. No me siento especialmente concernido por ese tipo de literatura aunque la he amado mucho y lo sigo haciendo. Creo que no alcanzo tanto honor, pero ruborizarme de cuando en cuando supongo que me hace bien.

 

Modesta opinion de valenti fainê

El autor se desnuda con este libro extraordinario dejando a la intemperie, todo aquello que escribe es porque lo ha saboreado vivido como quiera aplicarlo el lector, lo que sí está claro es que no quiere escribir cosas que no haya saboreado, La historia puede ser la de cualquier lector, en sus propias palabras define, revivir lo que tal vez un día vivió, o le hubiera gustado vivir, refiriéndose a sus lectores.

De sus palabras se desprende la intensidad de su libro para mi brillante.

  El bien y el mal, la pobreza y la riqueza, el amor y el odio, la juventud y la madurez, el nacimiento y la muerte, todo ello hace de sus escritos magnífico libro.