La poesía de "Érase ninguna vez" está teñida por el desconsuelo, el rencor y la esperanza ante el amor. Son versos francos en donde la mente se para y deja paso al corazón, que herido o henchido, reivindica sus pulsaciones ante la pasión.

A UN QUE NO LEI SU PRIMER LIBRO DEL CUAL HUBO MUCHA REPERCUSION

y Tras el éxito de "Tu chaqueta ya no me abriga", Mario Migueláñez ha centrado su literatura en el descubrimiento amoroso, en el encuentro ante la felicidad y belleza del amor. Pero también, de forma especial, ahonda en el dolor que generan los sentimientos.

 

Puestos a suponer, supongamos que hemos tomado la decisión de dejar todos nuestros sentidos dormidos en algún rincón de la más oscura habitación de nuestra mente, porque no nos atrevemos a agrietar las heridas, a avivar los recuerdos y a sentirnos de nuevo vulnerables. Puestos a suponer, supongamos que empezamos otra vida donde queremos ser una persona nueva, completa, y volar más allá de lo tangible, donde los demás no puedan entrometerse atormentándonos el alma. La pregunta es, ¿podríamos sobrevivir con los sentimientos adormecidos? En este segundo libro se despierta de nuevo a los sentimientos, el autor disecciona su corazón dejando fluir la sangre de sus recuerdos y llama a los cinco sentidos para paralizar al lector e introducirle en el mundo de las emociones con sus poemas, acariciado la piel en cada palabra, disparando a quemarropa en el corazón con el pecho descubierto y sin escudos. Llama a la realidad por su nombre, aunque a veces duela, para no permitirse morir en vida, aunque nadie nos haya explicado antes que el amor es ese sentimiento que nos mantiene vivos a consecuencia de habernos hecho morir otras tantas veces. Invita a aferrarte a cualquier ápice de esperanza para volver a sentir, por volver a existir, para volver a vivir. Invita a que busques más allá de tus cinco sentidos, que dejes de acariciar al amor de refilón y profundices hasta el infinito las ganas de hacerlo.

 

 

 

Erase ninguna vez" en Radio Tentación

Preguntas sobre el libro de poemas: “ERASE NINGUNA VEZ”

 

¿Segundo libro y aunque no alcance a leer el primero, si pedí a la Editorial me mandara este su segundo explique un poquito que le quiere comunicar al lector sobre el mismo?

Este segundo libro es un poemario que fundamentalmente habla del desamor; es una temática que tiene muchas caras y en el mismo yo expreso la mía. Páginas de lectura ágil y profunda enmarcado dentro de la poesía contemporánea. De lectura y empatía fácil, ya que seguro que todo hemos sentido alguna situación semejante a lo largo de nuestra vida.

 

¿Usted ha comentado en alguna entrevista No todo el mundo es válido para escribir poesía, y aunque se podría comparar con otras cosas, la propia vida no es una poesía hay veces que lloras otras que ríes y otro descontento o contento?

La vida puede ser muchas cosas; seguramente para el poeta ciertamente sea poesía. Es la persona adecuada para escribir la vida sobre los versos, o mejor dicho, la vida en verso. Supongo que cada uno los expresa a su manera las diferentes disciplinas artísticas existentes. Yo lo hago a la mía, intento que de la mejor manera posible; como he comentado otras veces para mí escribir es una terapia muy beneficiosa, tanto para el cuerpo como para el alma.

 

¿Siempre me pregunte si la poesía es canción, o la canción es poesía?

Presumo que las personas que componemos canciones, o que de algún modo las hemos compuesto y hemos trabajado en ello tenemos alma de poeta. No concibo la creación de una canción sin serlo. Por lo que diría que la poesía es canción, la canción es la poesía de un músico llevada a su mejor esencia, acompañada con la música.

 

Hacer las cosas bien según usted tiene el mismo valor, literalmente creo que fue, paz y sinceridad con uno mismo y con el resto del mundo. ¿Hagamos las cosas bien, creo que cuesta lo mismo?

En efecto. Creo que esto puede ser aplicable a todas las facetas de la vida. Puede que a veces cueste hacer las cosas bien algo más o lo mismo, pero no entiendo la necesidad que tiene las personas en ir atropelladamente por la vida; nunca he entendí la mediocridad, aunque por supuesto, yo ni de lejos roce la perfección, pero si es una tendencia por la que me preocupo seguir. Si queremos un mundo mejor, lo primero que debemos cambiar es esto; no actuar de inmediato, sino pensar las cosas, razonarlas, perfeccionarlas a e ir a por nuestro objetivo.

 

¿Usted es muy aficionado al buen cine o es mejor lector de libros, o mejor música y que tipo?

 

Pues la verdad es que siempre me he decantado por la música, aunque disfruto leyendo un buen libro o viendo una buena película. Siento predilección por la música, supongo que porque siempre me he visto muy vinculado con este mundo. El paso de la música a mis letras ha sido, en mi caso, la publicación de estos dos libros.

 

 

 

¿Por curiosidad la poesía siempre habla del corazón poesía es dolor, vida, libertad, alegría, todo ello, es poesía?

 

La poesía puede hablar de cualquier cosa que rodee el corazón del escritor. Creo que la propia poesía es una forma de entender la vida y el poeta es quien se encarga de plasmarlo sobre el papel.

 

 

 

Este libro su segundo lo dedica más, al descubrimiento amoroso, para encontrarse ante la felicidad y belleza del amor. ¿Pero también, de forma especial, ahonda en el dolor que generan los sentimientos?

 

En efecto, los dos libros que he publicado hasta la fecha hablan sobre el amor y el desamor, una temática que entiendo tiene infinitas posibilidades para escribir. Como he comentado anteriormente, para mí escribir es una terapia beneficiosa, por lo que cuando tienes algo que curar, heridas que restan por limpiar por qué no usar la escritura, yo lo hago, y creo que me va bastante bien y además han dado como resultados dos bonitos trabajos.

 

 

 

¿La juventud está inquieta, cada vez más jóvenes pasan por el dolor la tristeza y la alegría del amor, este libro está dirigido a ellos?

 

Realmente cuando escribes, al menos yo, no diriges tu libro hacia un público selecto. Simplemente expresas tus sentimientos sobre el papel y de algún modo, si esperas que la gente empatice con tus sentimientos y por tanto con trabajo. Detrás de mí no hay ningún condicionante a la hora de escribir, ni por mi persona y por supuesto tampoco por mi editorial.

 

 

 

¿Ustedes me cuentan que fue músico letrista ya pensaba poéticamente en sus canciones?

 

Creo que, como dije anteriormente, para ser música tienes que tener alma de poeta. No concibo a un músico que componga sus propias canciones que no lo sea. La música y la poesía son armas que van unidas de la mano y que cuando se disparan salen bonitas canciones.

 

 

 

 

 

 

 

¿Perdón, pero también me he dado cuenta que su poesía, y delante centra, temáticamente, en el dolor que causan las relaciones de pareja, es esta una medicina para apaciguar las cosas amargas?

 

Ciertamente para mí escribir es una terapia. Creo que para mucha gente lo es, por eso cada vez aparecen más escritores en la palestra y más jóvenes, el amor nos hace sentir humanos y los libros nos ayudan a plasmar los sentimientos; una forma delicada de dejar el pasado atrás en cada página que leemos, aunque se perpetúe entre las páginas.

 

 

 

 ¿Cuál sería el mejor premio para usted sobre algunos de los poemas que escribe?

 

Pienso que para cualquier artista es que de algún modo se reconozca su trabajo. Para mí, incrementar el número de lectores que se sientan identificados con mi trabajo y mi forma de escribir es el mejor regalo.

 

 

 

 ¿Ya tienes seguramente otro libro en el cajón?

 

Tengo varios manuscritos ya terminados, por el momento reposando el trabajo y analizando la mejor opción para ellos.

 

 

 

¿Solo poesía quieres, es lo que más te interesa?

 

Escribo poesía y relatos cortos en prosa poética generalmente. En este ámbito hasta el momento es donde me siento más a gusto, pero no descarto nada. Siempre hay que tener las puertas abiertas porque sobre todo es la mejor manera de enriquecerse personalmente y de dar a tus lectores algo diferente en cada trabajo.

 

Opinion modesta e un apasionado valenti fainê

Un libro de un autor, Mario Minguelanez que cada vez que escribe, sobre todo sus poemas la piel la nuestra nos pone de gallina, sobre todo si el libro está basado gran parte en él, desamor.

En el desamor el autor nos enseña su cara, ya que el desamor puede tener muchísimas, este es un libro de poesía contemporánea son situaciones tal como el mismo cuenta nos podemos encontrar todos.

Escritor Músico, completo, puesto que muchos de sus versos el mismo los convierte en canción, esperamos que el buen lector, este que se siente abrigado, por los sentimientos disfrute de este libro de un autor que cada día pisa más fuerte.