En la España del siglo XVIII, carcomida por la codicia y donde vidas y lealtades valen poco o nada, nace Aníbal Rosanegra, huérfano de padre por causas que él desconocerá durante largo tiempo. Subsiste junto a su madre rodeado de miseria, presenciando las ejecuciones de los condenados y sufriendo la avaricia de los comerciantes. Pronto aprenderá a sobrevivir gracias al ciego a quien sirve de lazarillo, y se abrirá más tarde camino gracias a su espada Longina —legado de su progenitor— y al apoyo de su buen amigo Cucha, un antiguo soldado de los Tercios metido a guardés de la Real Fábrica de Tabacos. Aquí y allá Aníbal plantará cara a enemigos harto poderosos. Beberá del ponzoñoso amor de una mujer despiadada, camarera de la Reina que conspira para asesinar al Príncipe de Asturias, y se enfrentará al implacable sicario llamado Gargantúa, a quien ha arrebatado su mayor trofeo de caza.
Jairo Junciel desgrana las peripecias de Aníbal Rosanegra para evocar un tiempo cuajado de intrigas, reyertas y aventuras, en un orbe en el que resuenan los nombres de Quevedo, Hernán Cortés o Calderón de la Barca. Rigurosamente documentada e inspirada por la obra de grandes autores del género como Alejandro Dumas, Rafael Sabatini o nuestro Arturo Pérez-Reverte, además de un rico retablo costumbrista El Guardés del Tabaco depara al lector una narración extremadamente amena, que instruye al tiempo que entretiene, y que se alzó con toda justicia como ganadora del III Premio de Novela Albert Jovell.
"Por su singularidad, una obra de referencia para estudiantes de Lengua y Literatura, historiadores y público amante del género de capa y espada."

El Guardés del Tabaco: "Por su singularidad, una obra de referencia para estudiantes de Lengua y Literatura, historiadores y público amante del género de capa y espada."

Jairo Junciel (Salamanca, 1982) es escritor y licenciado en Derecho. Actualmente colabora como columnista habitual en la prensa escrita y digital. Amante de la literatura del Siglo de Oro español e interesado en la lingüística evolutiva, cultiva diversos géneros literarios siendo la novela histórica su gran pasión. Tras La traición del Toisón (Albores, 2015), con su nueva obra, El guardés del tabaco, se ha alzado como ganador del prestigioso Premio de Novela Albert Jovell, rindiendo un vibrante homenaje a los clásicos de la literatura universal de capa y espada.

En concreto, la trama de El guardés del tabaco se sitúa en la España del siglo XVIII, carcomida por la codicia y donde vidas y lealtades valen poco o nada. En ella nace Aníbal Rosanegra, huérfano de padre por causas que él desconocerá durante largo tiempo.

Pronto aprenderá a sobrevivir gracias al ciego a quien sirve de lazarillo, y se abrirá más tarde camino gracias a su espada Longina (legado de su progenitor) y al apoyo de su buen amigo Cucha, un antiguo soldado de los Tercios metido a guardés de la Real Fábrica de Tabacos.

Aquí y allá Aníbal plantará cara a enemigos poderosos, ceberá del ponzoñoso amor de una mujer despiadada, camarera de la Reina que conspira para asesinar al Príncipe de Asturias, y se enfrentará al implacable sicario llamado Gargantúa, a quien ha arrebatado su mayor trofeo de caza.