Ediciones Alfar fue fundada en 1982. La creación de la editorial fue producto de una cooperativa para fomentar proyectos culturales. Dicha cooperativa estaba formada por un grupo de personas relacionadas todas directamente con el mundo de la cultura, y sobre todo con el mundo universitario. Entre los fundadores de la editorial se encontraban Manuel Díaz Vargas (editor hasta 2008) y Manuel Ángel Vázquez Medel, catedrático de Literatura por la Universidad de Sevilla y expresidente del Consejo Audiovisual de Andalucía.

- Desde el principio la apuesta fue por difundir la cultura, el mundo universitario, los nuevos autores, los clásicos... y, por ello, se crea el lema, Cultura con raíces. Cultura sin fronteras. El mismo año de su fundación, Ediciones Alfar creó, junto con otros editores andaluces, la Asociación de Editores de Andalucía, que aún hoy sigue vigente.

- Se crearon colecciones como Alfar Universidad y Ciencias de la Educación. Gracias a esta labor, Ediciones Alfar mereció el reconocimiento del catedrático Fernando “benémerita editorial”.

- Hasta hoy, 36 años después, Ediciones Alfar sigue potenciando los mismos valores que originaron su creación. Adaptándose a los nuevos medios y tecnologías, potenciando siempre la cultura, los proyectos universitarios y la investigación. Como muestra de todo esto ofrecemos al lector múltiples colecciones:

Alfar Universidad. Con más de 210 números ofrecemos estudios universitarios de ámbitos diversos como literatura, lingüística, historia, comunicación, música, filosofía... son estudios importantes en el mundo académico con autores de reconocido prestigio como Amelina Correa, Manuel Moreno Alonso, Manuel Ángel Vázquez Medle, Diego Martínez Torrón, José Ángel Valente...

Mapa y Calendario. Con más de 30 números, abarca estudios concretos sobre historia y filosofía, con obras de autores como Manuel Moreno Alonso, Ernesto Feria Jaldón...

Ciencias de la Educación. Con estudios relacionados con el mundo de la educación y la enseñanza de profesores como Pedro Carbonero, Leonor Buendía...

A estas colecciones añadimos otras, no menos importantes, pero con menos peso, como Alfar Ixbilia (estudios relacionados con el mundo árabe), Biblioteca de Autores Contemporáneos, Biblioteca Infantil y Juvenil, Semiótica y Crítica, El Rapto de Europa...

- En total, en estos 35 años, más de 1 250 publicaciones nos hacen ser una de las editoriales andaluzas con mayor y mejor trayectoria a lo largo de estos años.

- Las obras que se editan en Ediciones Alfar pasan un control de calidad que va desde la editorial a los expertos externos en la material (dependiendo de la misma), de vuelta a la editorial y al autor. Para poder realizar este control contamos con colaboradores externos que forman nuestro comité asesor y científico:

Septiembre de 1497. Pedro de Estopiñán conquista Melilla para la Corona de Castilla. Alonso Ruiz de Xerez, joven discreto y sin afán de gloria, se ve envuelto en las grandes gestas de aquella época oscura y ambigua. La casualidad, o quizás la causalidad, llevaron al inocente Alonso a tomar parte en algunas de las proezas de los últimos años de reinado de los Reyes Católicos. Y nos cuenta, en primera persona, todo aquello que nunca hemos podido leer en los libros de historia. El hombre que preguntaba por el mar es una novela histórica basada en hechos reales, en torno a la gura de Pedro de Estopiñán, contador del Duque de Medina Sidonia. Adornada con las vivencias mundanas de su asistente, Alonso Ruiz de Xerez, es una novela de lectura ágil pero cargada de sugerencias, donde se conjuga la lealtad, el amor, el honor y la amistad, valores que sumergen al lector en la parte más humana de las grandes hazañas históricas.Rafael Domingo Martínez Carrasco, nacido en Melilla, durante años se dedicó al mundo de los negocios, y más tarde al asesoramiento y la consultoría. Profesor desde 1996 y autor de diversos manuales sobre temas empresariales, presenta su primera novela El hombre que preguntaba por el mar, ganadora del III Concurso de Narrativa Manuel Díaz Vargas.

"El hombre que preguntaba por el mar"

Rafael Domingo Martínez Carrasco, nacido en Melilla, durante años fue empresario y más tarde asesor y consultor de empresas. Docente desde 1991, es actualmente profesor de ciclos formativos de Comercio y Marketing y de Administración de Empresas. Autor de diversos manuales técnicos empresariales, se dedica también a su faceta de escritor literario.

 

¿Don Rafael estará contento, su primera novela y su libro, ya ganador del III Concurso de Narrativa?

 

 

 

Muy contento y agradecido a todos los miembros del jurado, y a Ediciones Alfar por el apoyo que supone para la literatura y para los escritores la convocatoria de este Concurso de Narrativa.

 

 

 

 

¿EL HOMBRE QUE PREGUNTABA POR EL MAR, cuente un poco a los futuros lectores, que pretende este libro de Narrativa?

 

Sobre todo, divertir con su lectura. El enfoque siempre ha sido relatar una parte de nuestra historia desde un punto de vista distinto, el de los  personajes secundarios, aquellos que nunca se llevan los merecimientos ni la gloria pero, sin embargo, sí que han de cargar con las consecuencias. Y ello, con un toque de humor, ahondando en los sentimientos y emociones de los personajes, esos personajes que rara vez tienen voz en la historia.

 

 

 

 

 

¿Novela histórica basada en hechos reales, ¿La armada dirigida por Pedro de Estopiñán, contador del duque de Medina Sidonia, el linaje Estopiñán procedía del Alto Aragón?

 

Es una parte de nuestra historia bastante convulsa, en guerra constante, conquistas, asedios, viajes interminables. El linaje Estopiñán parece ser que procedía del Alto Aragón, aunque establecidos, para finales del siglo XV, en el sur de la Península. Era una familia noble aunque no con grandes riquezas. El servicio que Pedro de Estopiñán desempeñaba bajo las órdenes del duque de Medina Sidonia era muy honorable para su familia. Fue un buen servidor y quizás nunca suficientemente reconocido.

 

 

 

 

¿La novela, relata la   lealtad, el amor, el honor y la amistad, es lo que pretendía que la gente también entendiera?

 

Cuando narramos la historia olvidamos a veces que ha sido forjada por personas, seres reales como nosotros, con sentimientos y emociones, que sufrían y gozaban en sus vidas. El amor, el honor, la amistad, están patentes en cada rincón de nuestra historia, porque forma parte inseparable del ser humano, en mayor o menor medida, según los valores de cada cual. Con esta novela pretendo resaltar esta dimensión de los personajes, reivindicar la humanidad de todas aquellas hazañas históricas.

 

 

 

 

¿La (casualidad, o quizás la causalidad), llevaron al inocente Alonso a tomar parte en algunas de las proezas de los últimos años de reinado de los Reyes Católicos, hay cosas en el libro que no se "había" contado?

 

Fue necesario un trabajo documental importante previo al inicio de lo que fue la escritura en sí de esta novela. Intenté siempre ser fiel a todas las evidencias históricas a las que tuve acceso, novelando, eso sí, la parte más humana, colateral al hecho histórico, referido siempre a cómo vivía aquellas aventuras el personaje principal, Alonso, un simple sirviente de Pedro de Estopiñán. La parte central de la novela está inspirada en la conquista de Melilla por Pedro de Estopiñán, relatando con detalle las técnicas utilizadas, novedosas algunas de ellas para la época. Sí que hay cosas que quizás no se habían contado suficientemente, o no con cierto punto de vista más crítico, y que quizás pueden impactar al lector. Pero, desde luego, hay hechos en nuestra historia que no hace muchas años se recordaban con orgullo y que quizás hoy no nos parezcan lo mismo, si nos los cuentan desde otra perspectiva.

 

 

 

¿Cuenta en el libro que algunos viajes los dos primeros del almirante Colón no fueron muy fructífero, pero a pesar de ello convenció a los reyes Isabel y Fernando?

 "Es una parte de nuestra historia muy atrayente, de la que se desconoce más de lo que se puede probar. La documentación no es suficiente, escasamente contrastada y las zonas negras, las lagunas, son importantes. Hay que entender que fue una época convulsa, y que sigue siendo objeto de estudio por parte de los historiadores. Y esto es un filón para los escritores, que estamos siempre ávidos de poder “rellenar” aquello que no sabemos con lo que “podría haber sido”. Ha sido esto uno de los motivos por los que he gozado tanto escribiendo esta novela."

 

 

 

 

¿Tantos libros que se han escrito sobre la historia y sigue habiendo rendijas por descubrir?

 La figura de Cristóbal Colón se ha alabado hasta la saciedad por las grandes hazañas que hizo. Pero en la época en la que vivió, la de los Reyes Católicos, la mayoría de sus viajes fueron considerados un fracaso por parte de la Corte. Le costó mucho conseguir el apoyo para cada uno de sus viajes. En algunos de ellos, incluso, fue engañado respecto al número de naves que se le ofrecerían, o los Reyes no cumplieron sus promesas de ayuda. También hay algunas evidencias del carácter altanero y con ínfulas de grandeza del personaje, cosa que le hacía odioso para sus subalternos. Esto aparece reflejado en la novela, contado desde otra perspectiva distinta a la “oficialista” histórica.

 

 

 

 

¿Los diálogos de la novela variados con sus diferentes personajes, como los maneja tan bien que suenan a prosa, cual es el secreto de un escritor para ello?

 

 

Cuando Alonso dialoga lo hace sufriendo o gozando cada palabra que dice o escucha, como a cualquiera de nosotros le ocurre. Y tal y como un hace un actor, he intentado interpretar el papel de Alonso en cada uno de sus diálogos, sufriendo y gozando con cada palabra escrita.

 

 

 

 

¿Preferencias de lectura para un escritor como usted?

 

Si he de elegir algunos autores nombraría a Paul Auster, José Saramago, Rafael Chirbes, Milan Kundera o Juan Gabriel Vásquez, entre otros. Soy un lector ávido de todo lo que esté bien escrito. El último libro que he leído es “Lennox”, de Craig Russell, una novela negra muy interesante.

 

 

 

 

 

¿Su mente después del éxito ya debe trabaja, para otro éxito aváncenos un poco?

 

Tengo varios proyectos en mente, históricos también, pero de épocas más recientes, tratando en todos ellos de reflejar los hechos desde un punto de vista muy humano, viviendo con los personajes, a través de ellos, partes importantes de nuestro pasado. Creo que a aquellos lectores que tengan a bien seguirme les resultarán muy interesantes.

 

 

 

¿Alguna cosa que quiera comunicar a sus próximos lectores?

 

Toda mi gratitud a mis lectores por los apoyos recibidos y los mensajes de aliento, que me incitan a continuar escribiendo. Y a los lectores venideros decirles que agradeceré cualquier crítica constructiva que tengan a bien regalarme. Espero que todos ellos disfruten con la lectura de mi novela.

 

 

 

 

 

 

 

La novela: El hombre que preguntaba por el mar

Expresar mi humilde Opinion. valentifainê

Un libro de Narrativa histórica que solo salir, salta a la noticia que es ganadora de un premio importante como es el premio de narrativa, de Ediciones Alfar.

El libro ya está claro que es un buen libro, primero porque la intención del autor, es divertir a los lectores, y lo más importante, dentro de la historia sacar a relucir los personajes secundarios que abrigan de alguna manera la lectura y que son muy olvidados por los escritores cuando remueven la historia española.

Para mi pobre manera de entender cada uno de los escritos que Rafael narra en el libro empujando la historia con una guinda también de sátira o humor coge al lector, desprevenido y engancha de manera fascinante su manera de escribir.

Ya estoy esperando su nuevo trabajo quiero seguir sus pasos, concuerdan con mi forma de pensar de explicar aquello que siempre está escondido Salud