A finales de la década de los 50, cuatro exploradores llamados a realizar una misteriosa expedición a la Antártida viven la aventura más fascinante y peligrosa de sus vidas. Un trepidante recorrido en el que mientras libran una dura batalla interna descubrirán el secreto más asombroso y mejor guardado de la historia de la humanidad; algo que transformaría para siempre el concepto de la realidad. Sin embargo, desde la sombra, una poderosa organización secreta que mueve los hilos del mundo pondrá todo su empeño para que la verdad no sea revelada. Eddie y sus tres compañeros, en un viaje apasionante a la vez que transformador, intentarán por todos los medios que sus oscuros planes no se lleven a cabo.

“El Secreto de Tiamat”,

EL SECRETO DE TIAMAT

"¿Yo...? Intrascendente... Solo soy una semilla que brota justo sobre el punto de existencia en donde se integran los mundos de luz y oscuridad."




Nacido en Sevilla, Jorge Ramos posee un alma tan aventurera como la de sus personajes en esta obra. Desarrolla su carrera profesional como Delineante en diseño naval. Sin embargo, no fue hasta el año 2008 cuando, con la gran crisis mundial, sintió la necesitad de encontrarse a sí mismo, emprendiendo entonces una intensa búsqueda de la verdad. Dos años más tarde comienza a escribir esta novela, estrenándose como autor en 2014, en su primera edición de El secreto de Tiamat. Obra que ha reescrito y publicado en esta segunda edición.

Tu libro, Jorge ¿qué encontrará el lector en él?

Tal vez la llave de una libertad soñada; tal vez un camino por el cual podrá descubrirse a sí mismo; tal vez un mundo que desconocía por completo; tal vez una realidad distinta y sorprendente; o, tal vez todo a la vez. No quisiera que estas palabras sonaran a libro de autoayuda, porque no lo es en absoluto, y probablemente suene bastante pretensioso por mi parte esperar muestra tan extraordinaria de algo que he escrito; sin embargo, no se verá de esta forma una vez que el lector digiera todo el contexto de la novela, desde el comienzo de sus páginas hasta su epílogo. Me sería muy satisfactorio, como autor, que esa semilla brotase en él/ella en cualquier momento.

La sociedad se encuentra cada vez más confundida. Vivimos en tiempos en los que prima mucho más el origen cultural de las personas que las propias personas; en los que anteponemos la ideología política a la política verdadera; en los que diseñamos fronteras mentales con el pretexto de distinguirnos del resto. Razas, colores, culturas, religiones, ideologías, banderas…  todo con una única finalidad: que nos sintamos divididos. No podemos olvidar que la diversidad es la mayor fuente de riqueza de una civilización madura y evolucionada. Y hasta que no entendamos esto, no empezaremos a cambiar el mundo.

Pero centrándome en la “superficialidad” de la novela, cualquiera que sea el lector o lectora encontrará horas y horas de diversión asegurada: aventura, acción, miedo, suspense, misterio, compañerismo, amor… y fuertes emociones, además de otras cosas que tendrá que descubrir por su cuenta.

 

Búsqueda interior; ¿esto sería importante para ti si el lector entendiera el libro así, no como ficción, te verías reflejado en tu trabajo cara al lector?

Por supuesto. De hecho, la novela nació desde mi propia experiencia. Recuerdo que fue un recorrido amargo, oscuro y duro de soportar, pero enriquecedor una vez conseguí superarlo. Todo un descubrimiento al que todo ser humano debiera llegar en algún momento de sus vidas. No hay nada como Despertar y ver la Luz cuando todo parece perdido.

Como referí antes, hay personas que están muy confundida, tan confundidas y perdidas que ellas mismas no saben que lo están; necesitan de una situación dramática en la vida para que algo ocurra en su foro interno; algo que les haga transformarse profundamente, una especie de metamorfosis que comience en lo más profundo de su Ser y se expanda hacia el exterior. Se es consciente de la envergadura de la caída sólo cuando nos encontramos al borde del precipicio. Si bien es cierto que hay personas que ni con estos golpes despiertan; éstas, bien no están preparadas, bien son almas que vienen con diferentes intenciones.

Sin embargo, mi naturaleza optimista me dice que otras muchas personas no necesitarán tanto dolor para llegar a ese anhelado cambio. Porque la realidad es que, de alguna manera, todos sabemos desde nuestro interior que es necesario ese cambio, mas nadie sabe cómo hacerlo. Pienso que es mucho más fácil de lo que parece realmente si comenzamos desde uno mismo.

 

¿Esta novela “El secreto de Tiamat” es un poco lo que puede convertirse la realidad superando la ficción?

Las pruebas arqueológicas así lo están demostrando. Muchas de ellas eliminadas a propósito, otras ocultas en museos privados. Es un hecho que parte de las tablillas sumerias fueron destruidas y otras tantas confiscadas. Sólo un pequeño número de ellas se consiguieron rescatar a tiempo; o, mejor dicho, dejaron fuesen rescatadas. Tal vez las menos comprometidas. Otro hecho corroborable son las múltiples manifestaciones de diferentes culturas a lo largo y ancho del planeta. Igualmente válidas son las declaraciones de las personas que han tenido experiencias similares en sus vidas, muchas de ellas (y en los últimos tiempos cada vez más) son altos cargos del ejército los que están saliendo a la palestra. Ahora ya es una realidad que el mismísimo Pentágono, a través de un extraordinario comunicado, haya puesto en conocimiento de todo el mundo la evidencia de la existencia OVNI.

Estoy convencido que el tiempo se encargará de dar valor a todo esto. Y mucho antes de lo esperado. 

 

¿Usted como escritor Jorge, como se definiría?

Hace tan sólo unos cuantos años, justo antes de que comenzara a surgirme todo esto, ser escritor era algo extremadamente enorme, inimaginable para mí. Sentía muchísimo respeto y admiración hacia las personas que lo hacían; y por supuesto sigo sintiéndolo. Expresar una idea con palabras es más difícil de lo que parece, más aún si intentas darle una emoción al texto; pero si todavía quieres ir un poco más allá, impregnando de sentimientos al lector, eso, eso es algo alcanzable por muy pocos maestros. Supongo que a ese nivel es a donde yo deseo llegar.

Como escritor autodidacta que soy, y aunque leo de todo, me encanta beber de la fuente de los grandes autores de la Literatura Universal. Disfruto mucho haciéndolo.

Me considero un autor crítico con el sistema actual, con los poderes fácticos, con el hombre corrompible y sin escrúpulos, con la injusticia, con la falta de respeto hacia TODO. En definitiva, soy un autor que le gusta escribir sobre el alma; intentar, si es posible, zarandear la conciencia humana, hurgar en ella y hacerla SENTIR, recordándole lo que ES en verdad.    

 

Volviendo a la ficción, ¿su libro podría ser real con los avances actuales?

Con total seguridad. Gran parte de lo que sugiero en el libro ya es una realidad. El resto, sólo es cuestión de tiempo que podamos verlo con nuestros propios ojos. Sin embargo, esto supone un enfrentamiento moral y ético; ¿de qué forma utilizaremos estos avances? ¿Para compartir y hacer el bien, o para todo lo contrario? Esta es la gran cuestión sobre el tapete. Por eso siempre digo que para que esto ocurra de una forma correcta, es necesario un gran cambio de conciencia en los estamentos más altos de la pirámide, y eso es únicamente posible si nosotros desde la base empujamos hacia arriba con nuestra transformación individual. Jamás el avance tecnológico debe estar un nivel por encima de la evolución de la conciencia, o, dicho de otra manera, del desarrollo espiritual; es irrelevante como lo llamemos.

En la actualidad existen avances tecnológicos y científicos ocultos para la sociedad, cuyas ventajas dejaría asombrada a mucha gente. El problema para la élite de todo esto es que el viejo paradigma se disolvería como el aguarrás a la pintura, naciendo de esto un nuevo paradigma que lo transformaría absolutamente todo. La política de la escasez y el miedo dejaría de existir dando paso a la abundancia para todo el mundo. Y un sistema nuevo tendría que nacer de forma paralela. Pero, ¿puedes adivinar a quiénes no interesa que esto ocurra?  

 

¿Son los descubrimientos arqueológicos, los estudios científicos y otro tipo de cosas que se van descubriendo lo que nos prepara para si se diera el caso, enfrentarnos, a estas cosas que cuentas en el libro?

Como he dicho antes, no existe una herramienta más eficaz que una conciencia despierta y desarrollada. Si a esto le sumamos los avances científicos o de cualquier otra índole, mucho mejor. Sin embargo, no es esto último lo que nos “salvará”. Repito, la CONCIENCIA es el fin de todo, incluso de los que están por encima nuestra. A “ellos” no les interesa que DESPERTEMOS. Nuestra conciencia o, como también acostumbro nombrar, nuestra alma es parte de la cosecha que necesitan tener anestesiada.

Siempre suelo poner el ejemplo del corral. Imagina ser el dueño de un rebaño de ovejas, ¿qué pensarías y cómo actuarías después, si de repente comenzaran a cobrar una inteligencia inusual y a descubrir la libertad tras el cercado, esperándolas un hermoso prado verde con pasto abundante, y encima te revelaran quién eres; y a partir de entonces ellas mismas empezaran una tras otra a salir por el portón? Dejaría de tener sentido alguno tenerlas encerrada, puesto que cuando quisieran de nuevo abrirían el portón. Tal actuación te desconcertaría completamente, y luego te marcharías frustrado a encontrar otro rebaño lejos de allí ¿no es cierto?

Esta sería la única forma de “deshacernos de las cadenas”. Nada de guerras, ni enfrentamientos, ni invasiones apocalípticas, ni nada por el estilo; eso lo dejamos para el cine de Hollywood. A propósito de esto último, también es otra de muchas formas de mantenernos en la frecuencia del miedo: ¡Cuidado, no hagas eso! ¡Mira lo que podría suceder!...

Ahora, de esto cabría una importante reflexión: ¿se encontrarían preparadas para salir del corral todas las ovejas?

 

 

 

¿El libro podría decirse que es un despertador de conciencias?

Así lo sugieren muchos lectores. Únicamente aquellos que están preparados para salir de ese corral.

El mito de la Caverna de Platón es muy gráfico y alegórico para lo que estamos hablando. Desde el interior de la caverna, muchos sólo ven con miedo figuras horribles reflejadas en las paredes; otros sin embargo aprecian la hermosa luz exterior que las proyectan.

 

¿El libro te hace viajar a un lugar maravilloso, pero siempre que el lector lo desee de verdad, lo definirías así?

Precisamente, uno de los comentarios más emotivos y extraordinarios de los muchos que he tenido fue el de un lector vidente. Él, tras utilizar una aplicación móvil para convertir en voz mi novela, me dijo: «Nunca un libro me ha hecho tan feliz y me ha ofrecido tanta libertad recorriendo los escenarios que describes. Pareciera ser yo el protagonista. Te doy las gracias por ello.» Estas fueron sus palabras. Aún lo recuerdo y me saltan las lágrimas. Con tan sólo ese comentario ya me hizo sentir que mereció la pena mi trabajo.

Así es, el lector es el que tiene el poder de decisión para trasladarse a ese lugar mágico y maravilloso.

Y lo mejor de todo, es que ese lugar “imaginario” no está tan lejos de nosotros de como nos han querido hacer creer. 

 

¿Qué tipo de lecturas lees, que autora o autores prefieres contando que estás dando un buen comienzo en este difícil mundo literario?

Intento leer de todo, aunque, como dije al comienzo, tengo preferencia por la literatura universal. Víctor Hugo, Jane Austen, Dostoiewsky, Allan Poe, Charles Dickens, Hemingway… y otros muchos. Y deseando descubrir otros que en futuras lecturas tendré el placer de disfrutar. Si tengo que elegir un libro, que marcó para siempre un antes y un después en mi vida a nivel personal y profesional, ese es “Los miserables” de Víctor Hugo; éste fue el regalo de un buen amigo.

 

¿Qué dirías si mañana te llamaran y te dijeran si quieres que tu libro se convierta en serie o película?

Creo que realmente me quedaría sin palabras. Muchísimos lectores coinciden en lo mismo, me escriben sugiriéndomelo. Ellos desearían ver mi obra adaptada a la pantalla.

Sinceramente, pienso que la gente está un poco cansada de tantos superhéroes o superheroínas. Esta es otra manera inteligente de meterte en la mente que tienes que aguardar a que otro u otros vengan a salvarte; de esta manera y de forma inconsciente estás ofreciendo todo tu potencial a los supuestos “salvadores”. Las deidades religiosas o incluso algunas de las figuras políticas son más de lo mismo. Aquí, el único héroe o heroína eres tú, y sólo tú.

En mi novela existen muchos protagonistas, pero el principal y más relevante es el propio lector.

Y sí, sería un enorme privilegio convertir mi libro en una producción audiovisual para poder disfrutar. Hace unos cuantos años su creación hubiese sido muy difícil; sin embargo, en la actualidad la tecnología informática que disponemos podría convertirlo en una realidad.

 

¿Estas preparando algo nuevo o necesitas tu tiempo para trabajar otro libro?

Actualmente, estoy trabajando en dos proyectos a la vez. Si bien, el primero lo llevo más adelantado, cuya inspiración me ha llevado a la terrible postguerra española. Creo que sería un gran error volverle la cara a nuestro pasado. Las experiencias, ya sean “buenas o malas”, deben servir como herramientas en todo proceso evolutivo de cualquier sujeto o colectivo. El siguiente, que tanto me demandan los lectores (y que por ello estoy muy agradecido), se convertirá en la segunda parte de EL SECRETO DE TIAMAT.

Espero que todo vaya fluido como en mi primer libro, y que ambos salgan a la luz lo antes posible.

 

¿La humanidad no podrá dar el siguiente paso si no se conciencia, de lo que el mundo nos depara?

No me gusta ser alarmista y aún menos apocalíptico. Según la física cuántica, existen infinitas probabilidades de futuro; o, dicho de otra forma, múltiples destinos. A eso yo lo llamo líneas de tiempo, o líneas temporales. De nosotros, y repito, sólo de nosotros, depende tomar el camino (o línea de tiempo) más favorable. Un simple giro o cambio de rumbo es suficiente. Esto es aplicable tanto a nivel personal como colectivo.

Lo interesante de todo esto es que la conciencia colectiva está formada por conciencias individuales. Si un sujeto se encuentra en una frecuencia de vibración alta, éste, con total seguridad, y una vez parta, tomará su propio camino, independientemente del resultado que se haya obtenido a nivel colectivo. Esto es algo muy esperanzador para muchos y muchas que desean un cambio global pero que aún no lo perciben a su alrededor.

Si deseamos que la civilización humana suba el “siguiente peldaño”, es necesario que un despertar mayoritario de conciencias se produzca lo antes posible. El planeta ya ha puesto el cronómetro en marcha.

 

¿En este libro hay mucha información, y el desenlace te da que pensar, invita a la reflexión, lo ves así o me equivoco?

Muchísima información que tal vez el lector tenga que releer más de una vez, y que según en qué momento de su propio proceso evolutivo lo haga le aportará una cosa u otra. Ya es cuestión del lector profundizar más o menos en ella. Todas las opciones son válidas, por supuesto.

El desenlace es algo que pensé muchísimo, trabajé en él bastante tiempo. Sin ánimo de hacer spoiler, mi intención final era poner al lector frente a un espejo, y que pudiera ver reflejadas sus propias miserias, porque todos las tenemos o las hemos tenido. Nadie mejor que uno mismo para ser juzgado, de hecho, no debemos juzgar a nadie más que a nosotros mismos.

¿Y, la reflexión? Depende de en qué frecuencia vibre tu alma.

 

 

 

EL SECRETO DE TIAMAT es, además de una novela con ritmo, que en ningún momento te deja bajar la guardia, un despertador de conciencias, una puerta que se abrirá para muchos lectores a barajar la posibilidad de distintas realidades a la ya establecida.