Hay libros cuyo espíritu nunca muere. Nuestra filosofía editorial busca impulsar la renovación de clásicos universales recuperados principalmente de finales del siglo XVIII, XIX y principios del siglo XX, devolviendo a las librerías obras selectas en ediciones exquisitas.



Editorial dÉpoca aspira a ser un nuevo renacer de estos libros, singularmente de aquellos que nunca fueron editados en España, y de los que desaparecieron. Se tratará tanto de reediciones con nuevas traducciones, como de obras inéditas en castellano. Autores recuperados principalmente del Romanticismo, Realismo y Naturalismo francés, alemán, italiano, anglosajón, ruso..., prestando especial atención a la literatura victoriana.


Literatura del XIX, «novelones decimonónicos», «de Época», con obras y autores de gran peso en la literatura Universal, grandes joyas clásicas que despertaron un profundo interés y un enorme éxito en el momento de su publicación original y que posteriormente han quedado relegadas al olvido e inexplicablemente no han llegado hasta nuestros días.



Editorial dÉpoca, además, aspira a ofrecer las obras en un marco digno de su calidad literaria, cuidando su edición, la calidad de las traducciones y la escrupulosidad de la revisión de la obra. Títulos que supondrán por tanto una novedosa aportación de clásicos al panorama narrativo actual en ediciones muy cuidadas y con un importante valor añadido a la obra tanto en sus prólogos como en los postfacios que los completen, que supondrán el marco perfecto a la obra narrativa de que se trate en cada momento.



Los editores de Editorial dÉpoca somos conscientes de los valores de eternidad que cada obra encierra, poniendo toda nuestra ambición en dar a nuestras ediciones la máxima garantía de perdurabilidad.


Inauguramos nuestras publicaciones con las colecciones: TESOROS DE ÉPOCA, MISTERIOS DE ÉPOCA, LETTERE DE ÉPOCA y nuestra BIBLIOTECA TROLLOPE.

Cuando un hombre es hallado muerto en el interior de un carruaje de alquiler, uno de los más distinguidos ciudadanos de Melbourne es acusado de asesinato. El ilustre joven proclama su inocencia, pero se niega a dar una coartada. Pronto se descubre la identidad de la víctima: un caballero recién llegado a la ciudad, muy bien relacionado con las altas esferas de la sociedad, y que pretendía en matrimonio a la hija de un rico hacendado, Madge Frettlby, que a su vez está enamorada de Brian Fitzgerald, un apuesto irlandés instalado en Melbourne para hacer fortuna.


Desentrañar el misterio será tarea de un eminente abogado y dos intrépidos detectives que llevarán al lector desde los más distinguidos salones de la alta sociedad, al submundo más miserable de los bajos fondos.

El misterio del carruaje». (Editorial dÉpoca)

La primera novela de misterio en alcanzar la condición de bestseller no fue escrita por Arthur Conan Doyle ni Wilkie Collins. Esa distinción le pertenece a Fergus Hume con su novela «El misterio del carruaje», publicada en Melbourne, Australia, en octubre de 1886. A la muerte de Hume en 1932 se habían vendido más de 750.000 ejemplares, la mitad de ellos en los primeros seis meses tras su publicación en Londres en 1887. Por contraste, ese mismo año se publicó otra novela de misterio, «Estudio en Escarlata», en la que aparecía por vez primera Sherlock Holmes, y que apenas tuvo repercusión por aquel entonces.

El misterio del carruaje (1886) se convirtió en la novela de misterio más vendida del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, y supuso una importantísima contribución a la historia de la novela de detectives.

La fama de la novela se mantuvo en alza hasta bien entrado el siglo XX. En 1954, «The Sunday Times» la incluyó en la lista de las cien mejores novelas de detectives de la historia. Y seis años más tarde, en 1960, el «Everyman's Dictionary of Literary Biography» proclamó «El misterio del carruaje» como la novela policíaca más vendida de todos los tiempos.

El misterio del carruaje» Su huella y su legado siguen vigentes y merece ser visibilizado y recordado.

Fergus Hume(1846-1935) 1859-1932) fue un prolífico novelista inglés injustamente olvidado en nuestro país. Publicó cerca de 140 novelas, la mayor parte de las cuales son novelas de misterio ambientadas en Inglaterra, pero también en América y África, continentes que visitó con frecuencia.



Sus tramas siempre fueron muy ingeniosas, y aunque ninguna de sus siguientes historias disfrutó de la popularidad de «El misterio del carruaje», el conjunto de su obra ocupa un lugar de importancia histórica en el desarrollo de la novela de detectives

"El diario Argus, en su número correspondiente al sábado 28 de junio de 18.., daba cuenta del siguiente suceso:
Se dice que la verdad puede en ocasiones superar a la ficción y, ciertamente, el extraordinario asesinato que tuvo lugar en Melbourne la noche del jueves pasado, o más bien la madrugada del viernes, confirma en gran medida la veracidad del dicho. Un asesino sin identificar cometió un crimen muy cerca de las principales calles de esta gran ciudad; crimen que, sin duda, está rodeado de un impenetrable misterio."

     Esta novela, cuya introducción es en sí misma toda una historia, se publica el año en que apareciera la primera novela de Holmes, con la diferencia de que ésta fue el libro más vendido frente a la después famosa. Eso hizo que me llamara la atención: la anécdota, el tal vez injustificado desconocimiento del título por mi parte o acaso el olvido al que fue relegada, cambiando el lugar con Holmes. Por estos ingredientes me acerqué sin dudarlo. Y por ello es también que hoy traigo a mi estantería virtual, El misterio del carruaje.

     Un hombre aparece muerto en un carruaje de alquiler, asesinado, y el cochero da una descripción parcial del acompañante que tuvo durante una parte de su trayecto. El difunto resulta ser un pretendiente de la joven heredera Frettbly, lo que unido a una imprecisa descripción dirige las investigaciones de la familia hacia su rivalidad con otro pretendiente mejor situado. A partir de aquí, las pesquisas de Gorby y Kilisp junto a un abogado, serán las que desentrañen el misterio que tanto a trastornado a la mentada familia.

     Lo primero que demuestra una primera lectura de este título es que los gustos de los lectores no han cambiado tanto pese a los años transcurridos. Una novela de misterio, repleta de personajes, secretos y con un toque de melodrama, fue un éxito hace años y lo sigue siendo hoy en día (sobran los ejemplos que seguro que se nos ocurren en este momento a casi todos). Es fácil dejarse caer en la historia y recorrer las calles de este relato que van desde la sociedad bien situada, hasta los fondos más bajos, mostrando el contraste existente entre estos dos mundos y también las posibles zonas de unión que tenían. No tenemos más que fijarnos en como se cuida el autor en marcar el lenguaje empobrecido de las caseras de los jóvenes solteros residentes en la ciudad, para darnos cuenta de las enormes diferencias sociales existentes en la época. Eso hace que la historia gane en fuerza, que el lector vaya asumiendo los roles sociales pese al tiempo que ha transcurrido desde la publicación y que sea capaz de identificar en todo momento a quién habla y el lugar que ocupa, y este último punto era muy importante en aquella época.

     La historia es dinámica, el lector siempre se encuentra siendo testigo de una conversación, una pesquisa, una promesa, consiguiendo de este modo que sea fácil seguir un ritmo marcado por capítulos cortos que provocan ese sentimiento de "un capítulo más" tan apreciado por muchos en este tipo de novelas. Además, Hume adereza la historia con una carga melodramática marcada por los secretos, mezclando así ingredientes que resultan más que efectivos a la hora de despertar nuestro interés. A todo lo dicho, hay que sumarle una buena ambientación, una pequeña dosis de crítica y salpicarlo con un tenue sentido del humor y ya tendremos los ingredientes para construir una de esas novelas que se leen solas y que a la fuerza han de ser tan difíciles de escribir como fáciles de leer. Llama la atención por tanto, que luego fueran las novelas de Doyle las que cruzaran las fronteras temporales para que su fama siguiera vigente hasta hoy en día, y es que, tal vez, lo único que le falte a esta historia para conseguirlo, es haber tenido uno de esos detectives marcados con fuerza página tras página. Hume, en cambio, opta por ser más homogéneo en ese sentido y serán los secretos y el misterio que da título al libro, los grandes protagonistas de su historia.

     Una preciosa edición y una novela francamente entretenida que demuestra que los gustos lectores no han cambiado tanto. Nos siguen gustando los buenos misterios.

 

 

Opinion Modesta de valenti fainê...Un 10 al libro y otro a la Editorial

Para nosotros principiantes de tan solo cuatro años, en este campo el de opinar sobre libros y sobre editoriales, como no con sus autores/as no entendemos que estos libros sean desconocidos y tan solo esta editorial , rebusque entre los rincones del planeta y acierte pero de largo a cientos de autores/as que hoy quieren ser, espectaculares , fácil pues lo tiene , el libro la editorial y sus autores magníficos libros y sensacional este , que acentúa cientos de leyendas que en honor a la verdad fueron historias reales acalladas siempre por los mismos poderes: Grande el libro       (Bueno buenísimo)