Ediciones Alfar fue fundada en 1982. La creación de la editorial fue producto de una cooperativa para fomentar proyectos culturales. Dicha cooperativa estaba formada por un grupo de personas relacionadas todas directamente con el mundo de la cultura, y sobre todo con el mundo universitario. Entre los fundadores de la editorial se encontraban Manuel Díaz Vargas (editor hasta 2008) y Manuel Ángel Vázquez Medel, catedrático de Literatura por la Universidad de Sevilla y expresidente del Consejo Audiovisual de Andalucía.

- Desde el principio la apuesta fue por difundir la cultura, el mundo universitario, los nuevos autores, los clásicos... y, por ello, se crea el lema, Cultura con raíces. Cultura sin fronteras. El mismo año de su fundación, Ediciones Alfar creó, junto con otros editores andaluces, la Asociación de Editores de Andalucía, que aún hoy sigue vigente.

- Se crearon colecciones como Alfar Universidad y Ciencias de la Educación. Gracias a esta labor, Ediciones Alfar mereció el reconocimiento del catedrático Fernando “benémerita editorial”.

- Hasta hoy, 36 años después, Ediciones Alfar sigue potenciando los mismos valores que originaron su creación. Adaptándose a los nuevos medios y tecnologías, potenciando siempre la cultura, los proyectos universitarios y la investigación. Como muestra de todo esto ofrecemos al lector múltiples colecciones:

La Jornada Holística” se compone de un conjunto de terapias alternativas que tienen por objeto descubrir la raíz de las patologías de los enfermos. El origen del mal, su desencadenante principal.
Desde hace años, hombres y mujeres de los cinco continentes recurren a “La Jornada” en busca de una cura que ponga fin a su sufrimiento.
Personajes:
Yago Alcalá (el paciente): un empresario con vocación de escritor que padece una enfermedad gástrica incurable.
Dr. Enti (el terapeuta): un renegado cirujano oncológico que ofrece al mundo una nueva forma de ayudar a los enfermos crónicos o terminales.
Natasha (la doncella): una exótica mujer plagada de inesperadas sorpresas.
Horacio (el mayordomo): un hombre misterioso de pocas palabras decidido a llevar su compromiso y lealtad hasta límites insospechados.
Bienvenidos a “La Jornada Holística” de Yago Alcalá. El Dr. Enti y sus colaboradores están preparados para emprender un viaje rumbo a lo desconocido. Y lo harán sin descanso, hasta las últimas consecuencias imaginables. Una vez que La Jornada dé comienzo, no podrá ser interrumpida bajo ningún concepto.
La primera terapia está a punto de comenzar…
¿Estás preparado para conocer otra manera de entender la medicina?

LA JORNADA -EL AUTOR:ROBERTO ROBERT NOS HABLA DEL MISMO

AUTOR: Roberto Robert es un empresario y escritor nacido en Barcelona en 1975. Tiene a sus espaldas una larga trayectoria como directivo en empresas de outsourcing de ventas, labor que en los últimos años ha compaginado con la escritura. En sus dos décadas de experiencia profesional, ha colaborado con las compañías más reconocidas del sector y ha contribuido a su posicionamiento y crecimiento posterior.
Roberto Robert es el artífice de un sistema comercial de probado éxito y rentabilidad en el mercado, gracias al cual ha conseguido atraer a cientos de miles de clientes en los sectores de las Telecomunicaciones y la Energía de nuestro país.
Su amplio conocimiento en el mundo empresarial se hace patente en sus dos obras anteriores: la exitosa novela Leones, hienas y corderos (2014) y el libro de ensayo Vendo, luego soy (2015

¿Cuéntenos Roberto sobre todo para el lector que quiera comprar su libro anímelo que encontrara en el mismo? 

 

Es, ante todo y por encima de todo, una historia de lucha y superación.  

 

 

¿Cómo se le ocurrió esta historia?  

 

La historia de La Jornada nació como consecuencia de la patología que viví en mi propia piel a lo largo de ocho años de insoportable sufrimiento. 

 

En el 2010 me diagnosticaron Paniculitis Mesentérica, una enfermedad crónica que afecta de pleno al aparato digestivo. Por aquel entonces varios médicos me aseguraron que no tenía cura y que, tarde o temprano, tendría que aprender a convivir con ella. Yo me negué a vivir el resto de mi vida – tenía 35 años – sufriendo un sinfín de penalidades, y emprendí una larga búsqueda... "Rumbo a lo Desconocido".  

 

Tras seis años saltando de una terapia a otra, di con la solución definitiva. 

 

Lo que logró salvar mi vida fue la combinación de tres modalidades terapéuticas diferentes: la Kinesiología aplicada, la biomagnetoterapia y la fitología biológica. 

 

Al recuperar la salud de nuevo creí que mi experiencia podría servir de utilidad a otras personas en mi situación. Y me puse manos a la obra. 

 

 

¿El libro en si es partir rumbo a lo desconocido? 

 

En efecto. No en vano, la novela reproduce con bastante fidelidad el "Rumbo a lo Desconocido" que yo emprendí al enrolarme en la fascinante aventura de las Terapias Alternativas. 

 

 

¿Sería este un libro terapéutico? 

 

Pienso que sí.  

 

Clínicamente hablando, existen dos clases de personas: las enfermas y las no enfermas. El libro puede llegar a inspirar a ambos grupos por igual. Las primeras encontraran en La Jornada razones de sobra para no perder la esperanza. Es decir, volverán a creer en sí mismas y recuperarán la fe en sus posibilidades de curación. A las segundas, en cambio, les empujará a reflexionar sobre su estado de salud actual, y gracias a ello quizá empiecen a complementar sus chequeos médicos rutinarios con terapias preventivas que les ayuden a reducir las probabilidades de contraer graves enfermedades en el futuro. Tal vez.  

 

En cualquier caso, eso espero. 

 

 

¿Dónde cree usted que esta el origen del mal? 

 

Externamente solo existe uno: la supremacía y endogamia de la medicina convencional y sus derivados: la industria farmacéutica y la ciencia médica.  

 

A nivel interno, principalmente hay dos: 

 

1. El Pensamiento 

  1. Las Emociones. 

     

    Las emociones que derivan de una equivocada línea de pensamiento son las que, con los años, pueden llevarnos a la pérdida de la salud y el bienestar.  

     

    Hemos de evitar, pues, que nuestra mente procese ideas susceptibles de conectarse a malas sensaciones o sentimientos. En resumidas cuentas, tenemos que proteger nuestra psique de las interpretaciones tóxicas que muchas veces hacemos de los estímulos externos y, por ende, de la mala gestión de las percepciones.   

     

     

    ¿“¿La Jornada” en busca de una cura que ponga fin a su sufrimiento cuéntenos un poco que representa, que gente de los cinco continentes se reúnan para concurrir al evento? 

     

    En el libro, el Dr. Enti es un hombre muy conocido y respetado. A lo largo de los años ha escrito libros e impartido conferencias con afán de difundir por el mundo los beneficios de su Terapia Holística (la que aplica a sus pacientes durante La Jornada). De ahí que posea tantos seguidores y un poder de convocatoria tan alto. 

     

     

     ¿Los personajes que usted encaja en el libro, Yago Alcalá el paciente, un Dr. Enti terapeuta, y Natacha, una doncella exótica, finalmente un fiel Mayordomo, hasta donde pueda explíquele a sus nuevos lectores qué papel juegan en el libro? 

     

    Yago Alcalá es el protagonista de la narración. El paciente. El enfermo.

     

    Algunos lectores – sobre todo aquellos que sufran una patología crónica – se sentirán altamente identificados con él; el resto averiguará el modo de no caer nunca en sus errores, como el resentimiento o el perfeccionismo, entre otros muchos. 

     

    El Dr. Enti es el médico renegado. Actualmente experto en terapias alternativas, y defensor a ultranza de una fusión efectiva entre los tratamientos alternativos y los convencionales para ofrecer al mundo una medicina más útil y más humana. 

     

    Natasha es la doncella, y su papel en el libro está plagado de inesperados giros y sorpresas. 

     

    Finalmente tenemos a Horacio, el mayordomo: fiel, eficiente y decidido.  

     

     

    ¿Cómo se le ocurre los entornos, las conversaciones, los detalles, que se describen en el libro? 

     

    Los voy pensando sobre la marcha. Me gusta mimetizarme con los personajes desde el primer pasaje hasta el último; o sea, que veo lo que ellos ven, siento lo que ellos sienten, y traslado de mi mente al ordenador todo aquello que procesa mi imaginación. Es un mero ejercicio de transcripción. 

     

     

    ¿Quisiéramos saber cuál es el tipo de lectura que lee? 

     

    Es muy diversa. Sobre todo leo novela contemporánea. Procuro, eso sí, escoger mis lecturas en función a lo que estoy escribiendo en cada momento.  

     

    Recientemente me devoré de cabo a rabo en un par de semanas "El Problema de los Tres Cuerpos, de Cixin Liu. ¡Altamente recomendable! 

     

     

    ¿Alguna autora o autor preferidos? 

     

    Ken Follett, Patrick Rothfuss, Stephen King, John Katzenbach... 

     

     

    ¿Un autor como usted cual es la pretensión, que tiene cuando escribe? 

     

    Ante todo: ENTRETENER. Una vez logrado ese propósito, un autor puede aspirar a mucho más a través de sus obras. En mi caso, con La Jornada, desearía que las personas que la leyeran llegaran a aplicar en sus vidas la filosofía de vida del Dr. Enti. A todos nos iría mucho mejor si así fuera. 

     

     

    ¿Cómo se definiría como escritor? 

     

    Con honestidad, no me gusta catalogarme a mí mismo. Prefiero que sean otros los que opinen sobre mi prosa, mi estilo y la calidad de mis relatos. Yo me considero, sencillamente, un humilde narrador de historias. ¿Hay algo más bonito que eso? Pienso que no. 

     

     

    ¿Finalmente, un experto como usted convenza, a los nuevos lectores, de todo aquello que encontraran? 

     

    Comenzaría asegurándoles que en este libro hallaran la excusa perfecta y definitiva para aficionarse a la lectura. Uno de mis objetivos principales mientras la escribía era que tuviera un lenguaje muy sencillo y accesible, que el libro enganchara desde la primera página y que se leyera de un tirón. Creo que he logrado ese efecto. Así que animo a los neo-lectores a que lo compren y se sumerjan en el apasionante mundo del Dr. Enti y sus colaboradores. No lo lamentarán. 

Un libro que todos tendriamos que leer (OPINION) valenti fainê

Un gran libro de lucha y superación de los que quizá se escriben mucho, pero este libro supera por lo alto los muchos escritos y que yo ley.

Seguramente no estaré en posesión de la verdad, pero el libro me fascino.

Dentro de una personalidad como la que demuestra el autor, escribe sobre hechos reales acaecidos en su propia persona, al que, durante tanto, tiempo tuvo que arrastrar, pero su tenacidad, sorprendió a propios y extraños.

Este libro te puede aparte de ayudar te puede concienciar de que cada persona es un mundo y su lucha por sobrevivir sin una carga ya del todo sentenciada, luchar hasta encontrar la fórmula de dejar atrás el sufrimiento de arrastrar toda una vida, la lacra que en él se avía infiltrado.

Créanme este libro está escrito con carne de gallina pues ya de por si te sumerge, en que todo es posible en este mundo que vivimos.        

 Me que do con las palabras de escritor, (Hemos de evitar, pues, que nuestra mente procese ideas susceptibles de conectarse a malas sensaciones o sentimientos