Don Juan, el saqueador de Roma. El que burlaba mujeres y espantaba a los curas. El que se abrió paso hasta Viena y mandó al Sultán la cabeza de Mikhal Oglu como regalo. El que mataba a los franceses por ternas de hermanos y escapó de la prisión de la Conciergerie en París y de i Piombi en Venecia. El que hacía soñar a las mozas y añorar a las damas ya vencidas lo que nunca volverían a paladear gracias a sus caricias. El que sedujo a cien huríes y prendió fuego a la flota de Barbarroja en la misma Constantinopla. El capitán de la Compañía que solo conocía hazañas y victorias. Don Juan, el hombre que era mito. El mito que fue leyenda.
La novela de Rafael Marín, extensa, apasionante, mantiene la estructura de toda autobiografía, por ello mantiene siempre el carácter empírico de la vida humana: hechos, reflexiones y más hechos y más reflexiones, siempre para dar razón y cuenta de la vida propia, la razón vital de Ortega hecha literatura. No hay un final moralizante ni una conclusión clara más allá de la autoconciencia de ser un mito ya en vida, si bien sí se aprecia un circulo que se abre y se cierra en Sevilla: si el despertar del personaje comienza con la muerte de una inocente condenada por brujería, acaba con la huida y salvación de una muchacha a la que le aguardaba el mismo destino. Pero no es el fanatismo ni la lucha contra este lo que narra el libro, no son los poderosos sino las pasiones humanas, los celos y las envidias lo que marcan las horas del día. Don Juan no es un mero epicúreo frente al dogma y la cerrazón. Don Juan no es sólo amante del buen vivir y del placer de los sentidos, sino que acepta los riesgos aun a costa de pasar penurias, sufrir esclavitud, y perder a los amigos, y si bien no se resigna a ello sí se adapta para sobrevivir. En las páginas del libro el personaje trasciende el arquetipo, se hace humano y vibrante.

DON JUAN" DE RAFAEL MARIN" CONTESTA Y NOS DARA A CONOCER, UN POCO SU GRAN TRABAJO

 

¿Monumental Novela amigo Rafael querías dejar atrás, todo lo que escribieron tus antecesores?

 

 

No exactamente. Quería comprender al personaje. No me gusta el Don Juan de Zorrilla, el "canónico". No me lo creo. Me horroriza que un señor de más de cincuenta años se dedique a coleccionar documentos compulsados de sus amantes. No me creo que se enamore de una novicia después de lo que lleva vivido. Y no me creo, ni me gusta, ese final de conversión y catolicismo.

Intenté hacer un Don Juan que yo entendiera y que se pudiera leer al gusto contemporáneo. Si, como alguno dicen, es el Don Juan "definitivo" es algo que yo no puedo decir.

 

 

 

 

¿Difícil escribir algo que tantas veces se ha repetido que aportas de nuevo al lector?

 

Es una novela histórica de aventuras. Los Don Juanes más célebres son teatros o son óperas. Al ser novela histórica, la documentación me lleva a colocar al personaje en un momento determinado. Una de las cosas más bonitas que me han preguntado, tras leer la novela, es si Don Juan existió en realidad.

 

 

 

 

¿En el mismo estas abarcando, o mezclando, literatura, historia y fantasía?

 

Es una mezcla de todo. También mucho comic (muchos guiños a Príncipe Valiente). Tenía que ser siempre plausible y todo tenía que cuadrar. Hay cruces con personajes historicos (Carlos V, Ignacio de Loyola, Garcilaso) y con personajes literarios (Lozana Andaluza, cierto personaje de Robert E. Howard que estuvo en el asedio de Viena).

 

 

 

¿Cuánta documentación tuviste que leer?

 

Creo que han sido cien libros y pico, en inglés, español e italiano. El juego era que Don Juan se cruzar con los hechos del momento y con la gente del momento y que esa gente estuviera justo donde estaban cuando los encuentra. Y, estaban allí, claro.

 

 

 

¿Mira que la Editorial tiene libros y este es el que em principio me choco y a tenor a la verdad, me ha dejado estupefacto, me puedes contar de cara a mis seguidores, todo lo que encontraran?

 

 Una novela donde Don Juan cuenta su vida, pecados, milagros, correrías y aventuras. Un fresco de casi todo el siglo XVI. Mucha acción, mucha acción. Mucha filosofía también. Y, espero, que mucha música de las palabras.

 

 

 

¿Esto que el personaje en si nunca me atrajo, pero en honor de la verdad, me impresionas y creo que el buen lector te lo agradecerá, nunca termine la obra de zorrilla, a que se debe que esta me la trague?

 

Es mi caso, ya te digo. Al intentar comprender un personaje que no me atraía, he acabado queriéndolo. Y sin identificarme lo más mínimo con él. Supongo que el tono pesimista, burlón en ocasiones, su chulería y su tristeza es lo que atrae al lector. Y los secundarios: si Don Juan es un buen personaje, hay otros que no se quedan atrás: sus criados, sus amantes (todas, creo, son más fuertes que él), el Emperador, el enano Perejón, la dulzura de Inés, la entereza de Centellas.

 

 

 

 

 

¿Comentas al final de tu obra más de 972 páginas apagare las llamas y apagare el mismo infierno, ¿Yo soy Don Juan Yo soy el viento, estas convencido de ello?

 

 Era la manera de rebeldía final: enfrentarse al infierno y ser fiel a sí mismo.

 

 

¿Estas satisfecho de tu obra de DON JUAN, soñaste escribirla alguna vez?

 

Estoy muy satisfecho, claro. Es uno de esos libros que tardas cinco años en escribir y si no creyera en él no habría sido capaz.

 

 

 

 

 

Basas tu personaje sobre 1505, hasta su final. ¿Y de esos importantes sucesos fuiste eligiendo en cuáles podía y debía estar tu personaje, combatiendo, espiando, seduciendo amando traicionando?

.

 El siglo es interesantisimo. Simplemente, vi cuáles eran los momentos importantes y en cuáles podía estar el personaje. Luego, a investigar para que fuera verosímil.

 

 

 

 Super difícil unos personajes de ficción en un entorno de personajes históricos?

No demasiado. Todos, en el fondo, son de ficcion.

 

¿Que nos estas preparando de nuevo?

 

Estoy terminando otra novela histórica. Más breve.

Opinion de valenti fainê

Le gusta que le llamen gadita, pero referente a su libro esta obra maestra, que muchos conocen y tantas veces leída, tengo que comunicarles que RAFAEL MARIN se ha superado con creses con este libro de aproximadamente 1000 hojas.

Todas ellas muy pensadas para que el lector se entusiasmara y dejara de pensar en lo que en otros tiempos se ha escrito o teatralizado inclusive, pero honradamente creo que supera a ZORRILLA, y comparte con el lector esta sensación de una ópera digna, de una puesta en escena, en donde nada queda por pasar por alto pero con un sueño más vivo más ágil más moderno y mucho más vivo del que realmente fue Don Juan este DON JUAN de los teatros de las óperas esta novela inclusive te hace dudar en que si este DON JUAN  realmente existió hasta aquí llega el éxtasis de esta gran obra de( Rafael Marín)

 

A tenor de lo leído por este escritor esta mi primera novela estoy deseoso de conocerle más obra según comenta a punto de terminar. Felicidades a la editorial no se dejen perder dicho autor pues perderían un diamante em bruto. Y al autor felicitarte y agradecerte este esfuerzo que es aguantarnos, Saludos Cordiales.