Ediciones Alfar fue fundada en 1982. La creación de la editorial fue producto de una cooperativa para fomentar proyectos culturales. Dicha cooperativa estaba formada por un grupo de personas relacionadas todas directamente con el mundo de la cultura, y sobre todo con el mundo universitario. Entre los fundadores de la editorial se encontraban Manuel Díaz Vargas (editor hasta 2008) y Manuel Ángel Vázquez Medel, catedrático de Literatura por la Universidad de Sevilla y expresidente del Consejo Audiovisual de Andalucía.

- Desde el principio la apuesta fue por difundir la cultura, el mundo universitario, los nuevos autores, los clásicos... y, por ello, se crea el lema, Cultura con raíces. Cultura sin fronteras. El mismo año de su fundación, Ediciones Alfar creó, junto con otros editores andaluces, la Asociación de Editores de Andalucía, que aún hoy sigue vigente.

- Se crearon colecciones como Alfar Universidad y Ciencias de la Educación. Gracias a esta labor, Ediciones Alfar mereció el reconocimiento del catedrático Fernando “benémerita editorial”.

- Hasta hoy, 36 años después, Ediciones Alfar sigue potenciando los mismos valores que originaron su creación. Adaptándose a los nuevos medios y tecnologías, potenciando siempre la cultura, los proyectos universitarios y la investigación. Como muestra de todo esto ofrecemos al lector múltiples colecciones:

Catalina Fuentes Rodríguez (coordinadora)

Una obra rigurosa donde se analiza el discurso de nuestras principales representantes políticas en el Parlamento andaluz.

Mujer; discurso; Parlamento; Andalucía; política

 La obra Mujer, discurso y parlamento recoge aportaciones de miembros del grupo de investigación HUM 659, participantes del proyecto «La perspectiva de género en el lenguaje parlamentario andaluz». Analiza el discurso de políticas relevantes, tanto del gobierno autonómico andaluz como de la oposición, ya que el rol desempeñado es fundamental para gestionar las estrategias argumentativas. Estudia cómo la diputada proyecta su imagen para convencer al grupo contrario y a los votantes. Nos detenemos en Susana Díaz, la primera presidenta del Parlamento, quien pasa de la función de portavoz parlamentaria a dirigir la comunidad. Se compara su discurso con el del presidente Griñán y se analiza su interacción con otros portavoces de los grupos de la cámara.