En Ediciones Atlantis publicamos a escritores consagrados y a autores noveles con nuevas y originales ideas. A aquellos que seleccionamos (damos una respuesta en un plazo de 20 días), los editamos de forma gratuita, de modo que la editorial costea todos los gastos de promoción, distribución y envíos a medios de comunicación. De este modo, con el paso de los años, después de varias etapas, nos hemos transformado en una editorial convencional.

En el transcurso de los años, hemos ido contando con escritores consagrados que se han ido uniendo a nosotros con el fin de apoyar a las nuevas voces literarias. Entre ellos, hemos contado con Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute, Fernando Sánchez Dragó, Luis Antonio de Villena, Doctor José Cabrera, Vicente Molina Foix, Fernando Marías, el humorista Manolo Royo, Ramón Langa, César de la Lama, Ignacio Martín Sequeros, Ouka Leele, y Miriam Díaz Aroca entre otros. Además, hemos contado en las presentaciones de nuestras novedades con personalidades como Esperanza Aguirre, José Bono o Julio Llamazares.

Retrato de Cenizas nos adentra en un mundo fantástico de una época hecha cenizas, donde la magia, el amor, la aventura y la amistad, cogidos de la mano, nos acompañan a dar un salto más elevado que las diferencias culturales, más poderoso que las disconformidades religiosas y más relevante que las disimilitudes de clases sociales. El libro nos sumerge en las vivencias de los personajes como si estuviéramos presentes en el lugar exacto de los hechos. Con un estilo particular y una cosmogonía que refleja la realidad actual de nuestra sociedad; el vademécum engancha al lector desde el principio. ¿Te atreves a descubrir su historia?

Retrato de cenizas...Ibrahima Korka Ba: 'Retrato de cenizas' se adentra en el deseo de demostrar que el amor es más fuerte que las diferencias culturales

Ibrahima Borca Ba. Nació (1995, Senegal). Licenciado en comercio internacional y profesional en Marqueting y publicidad; Ba es hijo mayor de cuatro hermanos. Amante de la poesía, enamorado de las letras, vive suspirando en la lucha de cumplir su sueño y abrirse camino en el complicado mundo de la escritura. Inventando y adaptándose a su propia forma y estilo de hacer novela: Ibrahima destaca por la función que establece entre la poesía y la novela, siempre tomando como referencia la realidad actual de nuestra sociedad, cosa que le alza como el iniciador de una nueva forma de hacer novela.

Es autor de las obras “El sortilegio de lo imposible” (2017) y “El primer paso” (2015).

¿Cómo fueron tus comienzos en la escritura narrativa? 

Tienen que ver con mis comienzos en la lectura, de niño, cuando veía las nubes como figuras y deseaba viajar sobre ellas y escapar lejos del ojo humano. 

 

¿Existe un horario propicio para ponerte a escribir o cualquier momento es ideal? 

Determinar un horario para escribir es algo totalmente fluctuoso y en cada obra que redacto varia cada vez más. Al igual que puedo escribir en plena madrugada, puedo hacerlo en plena luz del día, o en la llegada del atardecer. 

 

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela? 

Responder sobre el origen de la idea de redactar las raíces de "Retrato de Cenizas" se focaliza en la necesidad de romper con las barreras mentales que nos ponemos, y se adentra en el deseo de demostrar que el amor es más fuerte que las diferencias culturales, más poderoso que las disconformidades religiosas y más relevante que las disimilitudes de clases sociales. 

 

Los personajes de “Retrato de Cenizas” son bastante peculiares, ¿podrías hablarnos un poco de ellos y el enfoque que les has dado? 

De cara a los personajes, para mi lo más importante es que cada uno de ellos cumple con una función personal determinada y tiene su propia historia que contar. 

 

Retrato de Cenizas es tu tercera novela, ¿Qué la diferencia de las anteriores publicadas?

En general mis lectores saben que todas mis obras tienen un punto en común y es ese deseo de cambiar toda esa realidad no deseada de nuestra pura actualidad. "El retrato de cenizas" se diferencia de mis otras obras porque aparte de tener un hilo conductor particular, pertenece a un género literario que me fascina. Se trata de una novela ágil y muy entretenida que, a mano de la magia, el amor, la aventura y la amistad nos sumerge en las vivencias de los personajes como si estuviéramos presentes en el lugar exacto del hecho.