Un barrio periférico de los de antes, de los 80, en una pequeña ciudad, de las de antes. Más allá, campo a través, unas minas laberínticas de los 60 que fueron abandonadas de súbito y apartadas de la memoria. Nadie sabe por qué o no lo recuerda. Unos adolescentes demasiado osados, decidirían aventurarse en ellas con el objeto de completar la otra mitad de un extraño secreto que caería en sus manos por casualidad. Pero nunca imaginaron que aquellos enraizados túneles escondieran mucho más. Las minas del destino serían recordadas de nuevo y no volverían a olvidarse jamás.