Vivimos un tiempo de confusión, saturación, agitación, superficialidad, confrontación y polarización, sin rumbo, sin norte y necesitados de un sentido que no sabemos dónde encontrar.
En los últimos siglos, hemos construido una sociedad saturada de bienes materiales y extremadamente financiarizada convirtiendo nuestra existencia en una carrera con poca conciencia de que vamos “hacia ninguna parte”. El incremento de inquietudes y necesidades sociales, disfrazadas de consumo, nos lleva a buscar la inclusión, el acoplamiento y el reconocimiento social en una lucha de la que resultan nuevos ganadores y muchos perdedores, insatisfechos o excluidos. Unos y otros, desde el éxito o desde el fracaso, con sus formas de interacción social, han dinamitado el contrato social que hasta ahora habíamos tenido por bueno, mientras seguimos pendientes de definir el nuevo contrato para una sociedad rica, abierta y global.

Presentación del libro "Rousseau no usa bitcoins", de Alfredo Sanfeliz

Rousseau no usa bitcoins

 

 

Con un estilo directo y muy constructivo, y desde una perspectiva que aúna la humildad de quien no busca imponer su criterio con una dilatada experiencia personal y profesional, Alfredo Sanfeliz hace que los lectores se cuestionen definiciones aceptadas por la sociedad de conceptos como éxito o bienestar. ‘Rousseau no usa bitcoins’ abre un interesante camino de debate y, sin duda, se convertirá en un libro facilitador hacia esa conversación que como sociedad aún tenemos pendiente.

 

Por que genera tanto malestar la sociedad del bienestar ? ¿ por que competimos en vez de colaborar ? ¿ por que la inercia tiende a excluir en vez de integrar ? ¿ donde se ha escondido el sentido comun de nuestra sociedad ? ¿ estamos tocando fondo ? ¿ la felicidad era esto ? ¿ como nos puede ayudar la "conservolucion" a poner rumbo y proposito en nuestras vidas ? . ¿ Por que ? y ¿ para que ? Realmente bastarian estas dos preguntas para que nuestra sociedad iniciara una conversacion aun pendiente que muy pocos se atreven a abordar : ¿ nos hace sentir bien la sociedad del bienestar ? 'Rousseau no usa bitcoins' es la reflexion personal de Alfredo Sanfeliz sobre el sinsentido instalado en una sociedad que mide el bienestar en terminos de crecimiento , consumo y competitividad y que esta perdiendo la capacidad de integrar y acoplar lo verdaderamente humano en los cimientos que la sostienen . "El contrato social ha muerto . Necesitamos un nuevo marco mental . Venimos de miles y miles de anos de escasez que condicionaron nuestros procesos cognitivos , decisiones , relaciones y prioridades . Hoy vivimos en la sociedad de la abundancia , pero no sabemos comportarnos en ella porque seguimos "pensando y sintiendo" con el paradigma tradicional : en lugar de aprender a convivir con la riqueza , nos dedicamos a pelearnos por ser quien mas produce , con mayor innovacion , productividad y eficacia , pero generando mas y mas excluidos . Cuesta reconocerlo , pero probablemente viviriamos mejor en un mundo menos eficaz , pero mas amable" , explica Alfredo Sanfeliz . 'Rousseau no usa bitcoins' quiere ser una explicacion y una llamada de atencion sobre los entornos de convivencia enormemente agresivos y de hiper confrontacion que hemos creado , desde los que es dificil construir ese nuevo contrato social dentro del que podamos entendernos a nosotros mismos , a los demas y convivir amablemente en un mundo con un bienestar redefinido . "Basta ya de que solo el crecimiento economico sea el motor de nuestra sociedad . Necesitamos reorientar las pautas basicas movilizadoras de nuestra sociedad para salir de la gran ceguera que nos provoca el consumismo . Apostar por la conservolucion nos permitira conservar y proteger todo aquello que hace que nuestra sociedad sea mejor que las anteriores y evolucionar para mejorar aquello que nos lleva a su deterioro" . Con un estilo directo y muy constructivo , y desde una perspectiva que auna la humildad de quien no busca imponer su criterio con una dilatada experiencia personal y profesional , Alfredo Sanfeliz hace que los lectores se cuestionen definiciones aceptadas por la sociedad de conceptos como exito o bienestar . 'Rousseau no usa bitcoins' abre un interesante camino de debate y , sin duda , se convertira en un libro facilitador hacia esa conversacion que como sociedad aun tenemos pendiente . "Las reflexiones de Alfredo tratan los problemas con claridad y sencillez , de forma directa y no se quedan en un diagnostico sombrio o pesimista , sino que proponen remedios" . Fernando Torrente Garcia de la Mata , Presidente de la Fundacion Lo Que de Verdad Importa . "Alfredo hace una necesaria labor de decantacion de ideas que han sido cuestionadas y auto - cuestionadas , y nos propone una reflexion que no persigue imponer su razon ni ser la nueva originalidad postmoderna , sino que busca profundamente la verdad" . Antonio Espinosa de los Monteros , Co - fundador y socio CEO en Auara . Fundador y socio de The Wise Company , Alfredo Sanfeliz Mezquita es licenciado en Derecho por la UAM . Ha ejercido como abogado en diferentes bufetes y formas , ademas de haber sido Secretario General de una importante multinacional espanola de productos de consumo . Es experto en gestion y prevencion de conflictos . Su inquietud e interes hacia los aspectos de liderazgo , conocimiento y desarrollo personal le han llevado a adquirir una completa formacion y practica en los ambitos del comportamiento humano y el crecimiento y evolucion personal y de las organizaciones , asi como en el campo de la gestion de las relaciones con las personas .

 

 

 

 

Vivimos un tiempo de confusión, saturación, agitación, superficialidad, confrontación y polarización, sin rumbo, sin norte y necesitados de un sentido que no sabemos dónde encontrar.

En los últimos siglos, hemos construido una sociedad saturada de bienes materiales y extremadamente financiarizada convirtiendo nuestra existencia en una carrera con poca conciencia de que vamos “hacia ninguna parte”. El incremento de inquietudes y necesidades sociales, disfrazadas de consumo, nos lleva a buscar la inclusión, el acoplamiento y el reconocimiento social en una lucha de la que resultan nuevos ganadores y muchos perdedores, insatisfechos o excluidos. Unos y otros, desde el éxito o desde el fracaso, con sus formas de interacción social, han dinamitado el contrato social que hasta ahora habíamos tenido por bueno, mientras seguimos pendientes de definir el nuevo contrato para una sociedad rica, abierta y global.