Quienes somosLa trayectoria de Ediciones Nobel se remonta al año 1989 cuando el periodista Graciano García, director emérito de la Fundación Príncipe de Asturias, decidió plasmar su pasión por los libros en un proyecto editorial que sigue siendo una referencia para todo aquel que tenga interés por la cultura.A lo largo de su historia han sido innumerables los proyectos que han visto la luz; sin embargo, en Ediciones Nobel siempre ha habido una especial inclinación hacia todas las propuestas que tienen que ver con los servicios editoriales, puesto que es una satisfacción contribuir a visibilizar la inclinación de nuestros clientes hacia el conocimiento.Ediciones Nobel no ha dejado de crecer en este tiempo y ahora forma del mismo grupo editorial que Ediciones Paraninfo, Editorial Everest, Mundi-Prensa y Alfa Centauro, cinco sellos muy diferentes, pero con un nexo común: la experiencia y la excelencia.

El uso social de la lengua suscita a diario dudas y curiosidades. Dudamos al elegir un método para aprender una lengua, ignoramos cuántas lenguas se hablan en el mundo, tenemos la sensación de que cada vez hablamos peor; pensamos que los emoticonos vienen a empobrecer la lengua; nos da la impresión de que, con las posverdades, cada uno puede decir libremente lo que quiera y sospechamos que la lengua del futuro podría ser un inglés global. Tales cuestiones, tan cotidianas, nacen de preguntas más profundas: ¿cómo emergieron las lenguas?, ¿cómo se adquieren?, ¿cómo varían y cambian?, ¿cómo se nos engaña manipulando la lengua? Esta obra intenta responder a grandes cuestiones sobre la lengua apelando a su naturaleza social. Nos interesan la lengua y la gente; nos interesan las secuelas de Babel.

Tras Babel De la naturaleza social del lenguaje

D. Francisco Moreno Fernández
Director del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard
Director del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard y director ejecutivo del “Observatorio de la lengua española y las culturas hispánicas en los Estados Unidos”. Catedrático de Lengua Española de la Universidad de Alcalá (España).

Ha sido director académico del Instituto Cervantes (1995-1996; 2008-2013). Investigador visitante en las universidades de Londres, Nueva York (SUNY – Albany), Québec (Montreal) y Tokio, y profesor visitante en las universidades de Gotemburgo (Suecia), Sao Paulo (Brasil), de Illinois en Chicago (EE. UU.), Brigham Young (EE. UU.) y Católica de Chile. Académico de Número de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y correspondiente de la Real Academia Española y de la Academia Cubana de la Lengua.

Entre sus publicaciones, destacan los libros Atlas de la lengua española en el mundo (con J. Otero, 3.a ed. 2016), Historia social de las lenguas de España (2005), Spanish in Spain: The Sociolinguistics of Bilingual Areas (2007), The Sociolinguistics of Spanish: Social History, Norm, Variation and Change in Spain (2008), Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje (4.a ed. 2008) y La lengua española en su geografía (3.a ed. 2016).

Es coeditor de la revista internacional Spanish in Context. Miembro del Comité Científico de International Journal of the Sociology of Language (Mouton de Gruyter), de Journal of Linguistic Geography (Cambridge University Press) y de Journal of World Languages (Routledge). En 2003 recibió el premio a la mejor serie de artículos en periódicos de gran tirada de la "National Association of Hispanic Publications".

¿Por qué sabemos tan poco del lenguaje? No tenemos más que dudas, curiosidades, teorías e incluso leyendas como Babel. No solo no nos explicamos su surgimiento y difusión, sino que apenas comprendemos bien cómo varían hoy en día las lenguas, cambian e incluso se manipulan para que expresen cosas distintas a lo que se pretende.

Dudamos al elegir un método para aprender una lengua, ignoramos cuántas lenguas se hablan en el mundo, tenemos la sensación de que cada vez hablamos peor; pensamos que los emoticonos vienen a empobrecer nuestro lenguaje; nos da la impresión de que, con las posverdades, cada uno puede decir libremente lo que quiera y sospechamos que la lengua del futuro podría ser un inglés global.



El punto de partida aquí elegido para entender y explicar el lenguaje es la sociedad y la cultura en la que aparece. Este libro pretende dar respuesta a algunas cuestiones que seguro que los lectores se han hecho en alguna ocasión: ¿cómo surgieron las lenguas?, ¿cómo se adquieren?, ¿cómo varían y cambian?, ¿cómo condicionan las lenguas la visión del mundo? 
Premio

Cuestiones así asaltan a la gente en algún momento de su vida, sea por curiosidad, por interés profesional o por afección hacia las cuestiones lingüísticas. Todas ellas, además, se van entrelazando y derivando hacia los asuntos más cotidianos, generando no pocas polémicas. 

Esta obra intenta responder a grandes cuestiones sobre la lengua apelando a su naturaleza social. Porque la manera de hablar y escribir no solo es un problema lingüístico, sino que afecta al carácter social y al final a las personas. Si nos interesa la lengua es porque nos interesa la gente que la habla; nos interesan las secuelas del trauma de Babel aún presentes entre nosotros.

 

Pregustas sobre su libro “Tras Babel”

Un viaje segun usted al misterio de las lenguas explique un poco al lector?

Las lenguas a menudo son juzgadas popularmente por sus acentos y por algunas palabras que llaman la atención en determinados momentos, pero ese es solo su estrato más superficial. Las lenguas se adentran en el ser humano hasta sus mayores complejidades, las que tienen que ver con su neurología, con la articulación del pensamiento, con la identidad individual, con la interacción social... Muchas de estas cuestiones siguen siendo poco y mal conocidas. Por eso los misterios del ser humano están íntimamente ligados a los misterios de las lenguas.

 

Que diferecia hay entre lengua y sociedad?

Lengua y sociedad son sistemas bien diferenciados, pero lo cierto es que no habría lenguas fuera de la sociedad, ni sociedades sin lenguas. Si pensamos en la lengua como sistema, su esencia biológica es tan decisiva como la forma en que la interacción social la moldea.

 

Hablar lenguas diferentes es un castigo o una divinidat

El mito de Babel ha tenido una influencia secular sore el pensamiento occidental. Todavía se asume de forma general, si no como hecho cierto, sí en sus implicaciones culturales. Este mito ha hecho mucho daño a la forma de entender la diversidad cultural y lingüística, que de ningún modo es un castigo. El ser humano dejaría de serlo si no fuera diverso. Dicho de otro modo, los humanos solo hallamos plenitud en la diversidad.

 

El motivo de las lenguas es la raza?

El concepto de raza ha padecido tantas malas interpretaciones como el de lengua. Lengua y raza también son nociones bien diferenciadas. Los trabajos de Luca Cavalli-Sforza permiten ver cómo determinados grupos genéticos se asocian con determinadas lenguas, a lo largo y ancho del mundo, como formas diferentes de contar la historia de la humanidad. Pero esos mismos trabajos muestran que los pueblos se entremezclan, como lo hacen las lenguas, hasta resultar imposible la identificación entre unos y otras. Los hablantes nativos de español, por ejemplo, exhiben infinidad de fenotipos. Solo hace falta darse una vuelta por Nueva York.

 

Tras el trauma de Babel no reinó el caos, mejor dicho hay  un interes  comunicativo  y esto habre un avanico de posibilidades universal?

La comunicación es consustancial al ser humano, más allá de la pura biología. La multiplicidad de lenguas y códigos podrá dificultar la comunicación en ciertos momentos, pero el pensamiento y la sociabilidad de las personas están preparados para superar esos escollos. Así surgieron las llamadas lenguas “pidgin”, las lenguas de signos, las lenguas francas. Además, está nuestra extraordinaria capacidad para la adquisición y el aprendizaje de lenguas, todavía muy desconocidos.

 

Como comunicas o explicas, el problema lingüístico, que afecta al carácter social las personas, si nos interesamos por ellas este es el libro explicativo de la solucion moderna?

Este libro se sustenta en la tesis de que la esencia de la lengua y de las lenguas no puede entenderse al margen de su naturaleza social. Hace unos días Noam Chomsky, la gran figura de la lingüística contemporánea, cumplió 90 años y recibió un torrente de elogios por sus ideas lingüísticas. Esas ideas, sin embargo, menosprecian y hasta desprecian  todo lo que tiene que ver con la dimensión social de las lenguas. La lengua no es un mecanismo innato fijado genéticamente, sino un mecanismo sociocognitivo complejo que se desarrolla por medio de la interacción en un entorno social y cultural.

 

Con tantas lenguas no estamos destrozando el mundo?

Al contrario, la diversidad de lenguas hace que el mundo sea habitable. ¿Se imagina un mundo con solo gente rubia y alta, con el mismo bagaje cultural y hablando una sola lengua? Si llegara a imaginármelo, pediría que pararan ese mundo para bajarme, como Mafalda.

 

No le parece que siempre queremos aquello que no entendemos?

El ser humano es curioso por naturaleza. Afortunadamente, aún queda mucho por entender.

 

Hay manipulacion de las lenguas?

Hay manipulación y hay manipuladores de las lenguas. En realidad, todos jugamos con las lenguas de acuerdo con nuestros intereses comunicativos, pero también hay manipuladores profesionales, unos bienintencionados y otro no. El periodismo es un claro ejemplo de uso manipulado de la lengua en busca de un fin concreto. En este caso, las intenciones suelen ser “buenas”, cosa que no está tan clara en muchos discursos políticos o en los mensajes manipulados que se transmiten por las redes sociales.

 

Puede adelantar al lector La parabola de los seis ciegos?

La versión que presento de la conocida parábola de los ciegos la pongo en relación con nuestro conocimiento sobre la lengua, como hizo Mauricio Swadesh, y dice más o menos así:

Hace más de mil años, junto al río Brahmaputra, vivían seis hombres ciegos que competían en sabiduría. Todos los atardeceres, alrededor de un fuego, se reunían para narrar sus anécdotas o pensamientos del día, rivalizando siempre en originalidad e inteligencia. Una de esas tardes surgió la discusión sobre la forma que debía de tener un elefante, dado que ninguno de ellos había tenido la oportunidad de conocer ninguno, y decidieron ir en busca de un ejemplar. Con la guía de un muchacho, recorrieron una larga distancia, caminando en fila, con la mano apoyada sobre el hombro de un compañero. Cuando los ciegos llegaron ante el elefante, cada uno se aproximó al animal por donde su ceguera lo llevaba. El primero tocó su costado y enseguida explicó que el elefante era como una pared; el segundo, al extender su brazo, tocó uno de los afilados colmillos, por lo que se apresuró a decir que el elefante era como una lanza; el tercero se vio envuelto por la trompa del animal y, apartándose de un salto, exclamó que era como una serpiente; el cuarto se aproximó por detrás, recibiendo un golpe de la cola que espantaba moscas sin cesar, y dedujo que se trataba de una cuerda vieja; el quinto acarició la gran oreja y afirmó que el elefante era como una gran mariposa; el sexto ciego, el más encorvado por viejo, acertó a tocar una de las patas y no dudó en decir que el animal era como una palmera. Todos habían tocado el mismo animal, pero cada uno percibió un animal completamente diferente. Todos tenían razón, pero todos estaban equivocados porque solo se habían acercado al elefante de un modo parcial e inconexo.

La ceguera de los protagonistas es comparable con la que sufren muchos intelectuales interesados por las lenguas.

 

Estas son las secuelas de Babel?

Las secuelas de Babel se encuentran en un mundo variado y diverso, habitado por seres sociales que nadan en las aguas de sus respectivas culturas, como diría Wiitgenstein.

 

 

Opinion de valenti fainê

 

Una de las mas importantes explicaciones,  recogidas en un libro que por fin le da mucha mas luz a las diferentes, versiones que se han dado a lo largo del tiempo , sobre las  diversidades de las  lenguas.

  Escrito como no por una eminencia,  como es el escritor Francisco Moreno Sanchez,con un currículum.  D. Francisco Moreno Fernández,

 

Director del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard

A partir de aqui solo puedo comentaros que el libro no tiene ningun desperdicio , y que al contrario a desvelado con un estusiasta interes todo aquello que deberiamos saber  mucho antes que otras cosas.

Director del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard y director ejecutivo del “Observatorio de la lengua española y las culturas hispánicas en los Estados Unidos”. Catedrático de Lengua Española de la Universidad de Alcalá (España).

 

Ha sido director académico del Instituto Cervantes (1995-1996; 2008-2013). Investigador visitante en las universidades de Londres, Nueva York (SUNY – Albany), Québec (Montreal) y Tokio, y profesor visitante en las universidades de Gotemburgo (Suecia), Sao Paulo (Brasil), de Illinois en Chicago (EE. UU.), Brigham Young (EE. UU.) y Católica de Chile. Académico de Número de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y correspondiente de la Real Academia Española y de la Academia Cubana de la Lengua.

 

Entre sus publicaciones, destacan los libros Atlas de la lengua española en el mundo (con J. Otero, 3.a ed. 2016), Historia social de las lenguas de España (2005), Spanish in Spain: The Sociolinguistics of Bilingual Areas (2007), The Sociolinguistics of Spanish: Social History, Norm, Variation and Change in Spain (2008), Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje (4.a ed. 2008) y La lengua española en su geografía (3.a ed. 2016).

 

Es coeditor de la revista internacional Spanish in Context. Miembro del Comité Científico de International Journal of the Sociology of Language (Mouton de Gruyter), de Journal of Linguistic Geography (Cambridge University Press) y de Journal of World Languages (Routledge). En 2003 recibió el premio a la mejor serie de artículos en periódicos de gran tirada de la "National Association of Hispanic Publications".