Publicar en Ediciones Atlantis.
Te damos la voz y la palabra
Un océano de posibilidades para sumergirte en el mundo literario, un espacio de innovación para los que aman la Literatura. Un cauce para las nuevas ideas donde los autores de calidad pueden publicar y acceder al mercado editorial; un lugar donde poner la primera piedra y encontrar nuevos horizontes.
Si la valoración de tu libro es positiva, entre otras cosas coordinamos el acto de presentación del libro, enviamos notas de prensa a distintos medios de comunicación y revistas digitales especializadas, te concertamos entrevistas con periodistas, distribuimos cada novedad en La Casa del Libro y librerías centrales, Amazon, etc.

En Ediciones Atlantis publicamos a escritores consagrados y a autores noveles con nuevas y originales ideas. A aquellos que seleccionamos (damos una respuesta en un plazo de 20 días), los editamos de forma gratuita, de modo que la editorial costea todos los gastos de promoción, distribución y envíos a medios de comunicación. De este modo, con el paso de los años, después de varias etapas, nos hemos transformado en una editorial convencional.

En el transcurso de los años, hemos ido contando con escritores consagrados que se han ido uniendo a nosotros con el fin de apoyar a las nuevas voces literarias. Entre ellos, hemos contado con Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute, Fernando Sánchez Dragó, Luis Antonio de Villena, Doctor José Cabrera, Vicente Molina Foix, Fernando Marías, el humorista Manolo Royo, Ramón Langa, César de la Lama, Ignacio Martín Sequeros, Ouka Leele, y Miriam Díaz Aroca entre otros. Además, hemos contado en las presentaciones de nuestras novedades con personalidades como Esperanza Aguirre, José Bono o Julio Llamazares.

La mala paz', una novela de ficción histórica escrita por el autor Pedro Francisco del Álamo que nos sitúa en un capítulo real, la ocupación de los franceses de la región de Alsacia tras la Primera Guerra Mundial protagonizado por unos valientes personajes creados por su autor.

La mala paz

Pedro Francisco del Álamo. Ganador de diversos certámenes de poesía y narrativa, Pedro Francisco da el salto a la novela con “La mala paz”, ficción histórica ambientada en la Primera Guerra Mundial. Como él mismo declara: “Escribo para no perder la ilusión de ser escritor, y esta ilusión desentraña mi manera de ser, de completarme con cuanto me rodea.” De origen madridejense y afincado en Consuegra, vive con su mujer y sus tres hijos, y alterna su dedicación literaria con el comercio textil y la agricultura. Sus preferencias literarias van desde la generación de los 50 (Juan Marsé o Carmen Martín Gaite) hasta autores ulteriores como Francisco Umbral, Vargas llosa o Javier Marías.

¿Qué hay de realidad y qué hay de ficción en tu historia? 

 

El título de la novela hace referencia a la Paz de Versalles, de 1919, que reprimió duramente a los vencidos, los alemanes, lo que aumentó el odio y las ganas de revancha, siendo a la postre el germen de la Segunda Guerra Mundial. De ahí La mala Paz. Los hechos narrados corresponden a un capítulo real tras la Primera Guerra Mundial, la ocupación de los franceses de la región de Alsacia que reclamaban como suya, y la expulsión de los que consideraban simpatizantes de los alemanes. Una aldea conoce de antemano, por motivos que aquí no puedo adelantar, estos planes de deportación masiva y se propone romper con cualquier herencia alemana transformando su forma de vivir a los usos franceses, incluidos nombres y formas de comer, con el fin de conservar sus tierras y casas. Esos vecinos, supervivientes ante todo y ante todos, que representan unos valores universales de valentía por encima de razas, banderas y fronteras. El trasfondo y los sucesos son históricos, pero el desarrollo y los personajes son ficticios. 

 

¿Cómo ha sido el proceso de documentación? 

Arduo y extenso, tomando apuntes de todo aquello que pudiera contribuir a enriquecer la novela. Aunque debo decir que ha sido una de las partes más gratificantes y apasionantes. La historia contiene, a menudo, numerosos vericuetos que dejan a cualquier curioso que se adentre en ella totalmente sorprendido. 

 

¿Qué has querido transmitir con el título? 

El contrasentido de un acuerdo que acabó siendo desastroso para el mundo entero al basarse en el odio al vencido. 

 

¿Tienes algún autor de referencia? 

Una amplia amalgama de autores conforman mi canon, pero ninguno en especial. Mis lecturas son heterogéneas, tanto de género como de generaciones. 

 

¿Hay algún personaje al que le hayas cogido especial cariño? 

Sin duda a Carola, la gran protagonista del libro. Una mujer joven que debe sobreponerse a desgracias personales y que saca la fuerza para intentar salvar a su aldea y que no se cometan tropelías ni injusticias. A la vez es una mujer independiente, capaz de hacerse valer en una sociedad y un tiempo basado en el patriarcado. Una auténtica fuerza de la naturaleza, incansable buscadora del tesoro que anhela: la paz. 

 

Si dijera que pensaras en un libro de tu infancia… ¿Cuál es el primero que se viene a tu cabeza? 

La serie Elige tu propia aventura y un librito que leí repetidas veces y que me hacía siempre reír siempre, y que he revisitado con mis hijos, que se llama Historias de Jorge. Lo conservo con delectación, casi hecho cachitos y plastificado. Mi pequeño tesoro literario. No en vano, esas páginas las recorrió un niño que soñó con ser escritor, y que con La mala paz, finalmente, lo he alcanzado.