En la mañana del 3 de julio de 1898 la Escuadra del Almirante Cervera fue derrotada por la joven y pujante Marina de los Estados Unidos frente a la bahía de Santiago de Cuba. España perdía de forma irreversible Cuba, Puerto Rico y Filipinas, despidiéndose definitivamente de los restos de su imperio. En especial, la pérdida de Cuba sumió al país en un proceso de convulsiones sobre su estructura política, social y económica que no se superaría, en realidad, hasta la aprobación de la Constitución de 1978.

En la novela asistimos al desarrollo de los tres últimos meses de la guerra de la mano del capitán médico Cosme Aranda, que se enfrenta a los acontecimientos con una decidida vocación de entrega y con un pundonor individual que supera con creces la abulia y el abandono que caracterizó el comportamiento de las instituciones oficiales. En la misma línea de las virtudes y el esfuerzo personal se sitúa el alto nivel de autoexigencia del comandante Fernando Castro, la lealtad del teniente Peláez y la inquebrantable voluntad de cumplir con el deber y salvar el honor de la patria que determina el ánimo del Almirante Cervera. Todo ello impregnado con la belleza cálida de Isabel Noriega y su entrega apasionada a la arriesgada apuesta amorosa que definirá su vida.

Esa pátina rastreable de decencia y dignidad personal que se manifiesta en las conductas individuales es, quizá, la única traza de continuidad existente entre los españoles que tuvieron que afrontar el conflicto y los que, hoy en día, conformamos la sociedad actual enfrentando los retos de la perplejidad. Y tal vez también la única garantía cierta de la pervivencia de la nación, por encima y al margen, de los vaivenes institucionales.

CONTRA LAS OLAS:

Javier Sánchez Sánchez es doctor en Derecho y Académico correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, letrado de la Asamblea de Madrid y Profesor asociado de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III de Madrid, pertenece al grupo de Investigación sobre Cultura de la Legalidad en la misma universidad. Autor de diversas publicaciones en materia de derecho constitucional y derechos fundamentales, ha reflexionado en el ámbito de la teoría del derecho sobre los conflictos entre la legalidad y los principios jurídicos.

Esta es su primera obra de ficción, en la que se aproxima a los condicionamientos de las decisiones individuales en ámbitos de intensa presión social y a las coincidencias o divergencias entre los desarrollos históricos y los proyectos personales.

 

“Queridísima Margarita,

Te escribo en la última noche de esta travesía agotadora, a escasas cincuenta millas de la costa cubana, según me dicen los oficiales del Monserrat. No es seguro, pero parece que nos hallamos próximos a Cienfuegos, a cuya bahía arribaremos en las primeras horas del día de mañana. Es noche cerrada y no puedo ni quiero irme a dormir sin darte noticias de mí, antes del desembarco. La última carta la escribí en Cádiz, el día 10 de este mes de abril, horas antes de zarpar y espero que ya esté en tu poder.

El capitán, un gallego recio y entrañable, de mirada abierta, en la cuarentena, con barba poblada y negra, cerrada por un bigote marinero, resulta que por vicisitudes que luego te contaré, tuvo a bien trasladarme a un camarote superior al que por mi rango de capitán de la Sanidad Militar me correspondía. Mucho le agradecí el gesto y la verdad es que en este aposento cuento con la paz y comodidad necesarias para escribirte con calma, como a ello me dispongo. Lo comparto solamente con un oficial de la tripulación que en estos momentos se encuentra en el turno de sus obligaciones, por lo que la soledad me ayudará a concentrarme en la escritura, recordando la luz de tu sonrisa, que siempre me reconforta.

 

                            

PERSONAJES

 

Cosme Aranda

 

 

Capitán de la Sanidad Militar española, aragonés, 32 años. Embarca en el Monserrat en su regreso a Cuba tras un año de convalecencia en la península para reponerse de la malaria. Durante la travesía escribe a su esposa Margarita, dándole cuenta de las incidencias del viaje y de sus temores y esperanzas. Las obligaciones del militar y las del médico no siempre coinciden y, a veces, son contradictorias. ¿Cuál de ellas prevalecerá?

 

Fernando Castro

 

 

Comandante de Caballería, natural de Zaragoza. Coincide con el capitán Aranda en la travesía del Monserrat, donde ambos traban amistad. Fernando viene de las guerras de Rif, en las que apenas ha tenido ocasión de participar. Le inquieta no estar a la altura cuando haya de entrar en combate, pero se ha prometido cumplir ciegamente con su deber. ¿Qué pasará cuando ese deber le obligue a alejarse de la mujer que va a llenar su corazón?

 

Almirante Cervera

 

 

Gaditano, 59 años. La historia coloca sobre sus hombros el destino de su Escuadra y de toda España en el momento más crítico de su decadencia histórica. Como viejo marino tiene cartas en su mano para causar daño al enemigo pero como militar leal y disciplinado tiene que obedecer las órdenes exactas de su Gobierno. El corazón se enfrenta a la razón. ¿Quién vencerá?

 

Isabel Noriega

 

 

25 años, mulata inteligente, bella y resuelta. Volcada en la asistencia a los enfermos en el Hospital Militar de Santiago, se enamorará perdidamente, de manera inesperada, de un militar español en el momento menos oportuno. ¿Triunfará su amor en el desastre de la guerra?