AUTORES ESPAÑOLES E IBEROAMERICANOS

La escritora Ángela Becerra relata la historia real de una mujer que ayudó a cambiar el mundo. Un emocionante y comprometido alegato feminista contra la explotación y la injusticia, que utiliza la naturaleza como poderoso elemento metafórico.

ALGÚN DÍA, HOY PREMIO DE NOVELA FERNANDO LARA 2019



Ángela Becerra obtuvo el XXIV Premio de Novela Fernando Lara con la obra «Algún día Hoy». La Fundación José Manuel Lara y Editorial Planeta otorgan anualmente este galardón con la colaboración de la Fundación AXA.








Ángela Becerra nació en Cali, Colombia, donde estudió Comunicación. En el año 2000, siendo vicepresidenta creativa de una de las agencias más relevantes de España, abandonó su exitosa carrera para dedicarse por entero a su gran pasión: la literatura. Su primera obra fue Alma abierta (2001), un bello poemario que aborda los con­ ictos del ser humano en la madurez; De los amores negados (2003), su primera novela,









obtuvo el Latin Literary Award 2004 de la prestigiosa Feria del Libro de Chicago y una calurosa acogida de la crítica y de los lectores de España y Latinoamérica. El penúltimo sueño (2005) la consagró como gran novelista. Con ella obtuvo el Premio Azorín de Novela 2005, el Premio al Mejor Libro Colombiano de Ficción 2005 y, de nuevo, el Latin Literary Award 2006. En 2007, Lo que le falta al tiempo también fue reconocida con el Latin Literary Award como mejor novela de misterio y de sentimientos. En 2009 obtuvo el Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta-Casamérica por la obra Ella, que todo lo tuvo, novela a la que le siguió Memorias de un sinvergüenza de siete suelas (2013). Su obra se ha traducido a veintitrés idiomas.



 

Una historia que saca del anonimato a un personaje real, Betsabé Espinal, que con solo 23 años se convirtió en la heroína de una de las primeras huelgas femeninistas de la historia de América Latina: Fue el 12 de febrero de 1920 cuando las mujeres de una fábrica textil se levantan en huelga, la primera de estas características, y que no fue secundada por los hombres.

 

Becerra descubrió a Betsabé Espinal casi por casualidad y comprobó cómo había muy pocos datos biográficos, lo que consideró una suerte porque existían "muchos más huecos para rellenar" con su ficción para la novela.

 

Una novela que está repleta de elementos de idealismo mágico ya que, como asegura la escritora, "la magia está al servicio de las emociones".

 

Betsabé, nacida en el barrio en uno de esos primeros capítulos que Becerra cree que tienen que ser "brutales para agarrar al lector por las solapas", tendrá como primera compañera a Capitolina, niña de una familia acomodada a la que su madre amamantará al mismo tiempo que a ella.

 

Tras abandonar la casa, Betsabé comenzará a trabajar desde niña en una fábrica y acabará liderando, contra todo pronóstico, una revuelta femenina contra unos derechos que todos les negaban, de tal forma que la novela se convierte en un manifiesto contra la manipulación.

 

Ángela Becerra ha utilizado también la naturaleza como elemento metafórico y a través de ella aparecen la magia porque, explica la autora, se crío en un país donde lo mágico estaba en el día a día y las leyendas formaban parte de la vida.

 

Y el idealismo mágico está presente en este relato épico de liberación de las mujeres, como es habitual en su escritura, ya que como afirma Ángela Becerra, "la magia está al servicio de las emociones".

 

El entorno de la historia viaja de las geografías exhuberantes en las que nace la protagonista al mundo cerrado y clasista de la sociedad de Medellín, con una clase aferrada a sus privilegios, y en cuyas industrias y fábricas las mujeres debían trabajar descalzas para no manchar el suelo.

 

Ángela Becerra confía en que su libro contribuya a levantar el "manto" de anonimato sobre Betsabé y a que exista un reconocimiento a su aportación al movimiento de igualdad, y recuerda que empezó a escribir la novela hace seis años, cuando el movimiento MeToo todavía no existía.

 

A través de la amistad de Betsabé y Capitolina, la niña de clase alta con la que la protagonista se crió, la autora quiere exponer también cómo el sometimiento de las mujeres existía, ya fueran pobres o ricas

 

 

 

En una noche de tormenta y barro nace una niña bastarda a la que, creyéndola muerta, bautizan con el nombre de Betsabé. Nadie sabe que en su interior lleva la fuerza de la feminidad, así como la magia y la rebeldía que la harán superar todos los obstáculos. Creará un vínculo indisoluble con su hermana de leche, Capitolina, una pobre niña rica, y ninguno quedará indiferente a su mirada de fuego. Ni siquiera Emmanuel, el revolucionario francés salido del Montparnasse más artístico que, al conocerla, caerá enfermo de amor.


Algún día, hoy, basada en un hecho real acaecido en 1920 en Colombia, narra la historia de Betsabé Espinal, que con solo veintitrés años se convierte en la heroína de una de las primeras huelgas femeninas de la historia. Ángela Becerra construye un monumento a la amistad más pura envolviendo a sus protagonistas en un apasionado círculo de amor que tendrá un sorprendente final.

Opinion de un aprendiz valenti fainê

“Algún dia” es como ya se pronosticó una de las mejores novelas escrita por la ya super premiada colombiana-española, residente en Barcelona, Ángela Becerra.

Ni que contar que es un libro de gran actualidad de la lucha de las mujeres después de tantísimos años de esclavitud, y sumisión a la que las a tenido los hombres, sobre todo en Colombia"la historia real es como no una incitación a la lectura importante que tanta falta está haciendo hoy en dia con temas o muy parecidos o ficcionarios.

Después de ya a ver demostrado su Valia como escritora, realmente es merecedora de nuevo de este premio importantísimo, al ya acostumbrado revuelo de sus libros siempre super vendidos y leídos por los lectores fieles , en su forma y estilo , siempre muy pensados y contrastados por la propia autora ,y sus vivencias.  Si nos quedara algo en el tintero ya lo publicaron los grandes medios , la novela no tiene ni una hoja de desperdicio , o sea que de verdad no se la pierdan por ello a ganado, EL FERNANDO LARA 2019. “FELICIDADES”