Atalanta lleva a cabo la publicación de la obra completa de Joseph Campbell. Hasta ahora han aparecido: Imagen del mito (2012), Las extensiones interiores del espacio exterior (2013), Diosas (2015), los cuatro volúmenes de Las máscaras de Dios (2017-2018) ?Mitología primitiva, Mitología oriental, Mitología occidental y Mitología creativa? y La historia del Grial (2019). Próximamente verán la luz Tú eres eso (2019) y El héroe de las mil caras (2020).

Nadie en nuestro siglo –ni Freud, ni Thomas Mann, ni Lévi-Strauss– ha hecho regresar como Joseph Campbell el sentido mítico del mundo y de sus eternas figuras a nuestra conciencia de cada día.»

LA HISTORIA DEL GRIAL

Joseph Campbell (Nueva York, 1904 - Honolulú, 1987) fue, junto a Mircea Eliade, el mitólogo más importante de la segunda mitad del siglo XX.

Campbell fue un apasionado amante de la cultura occidental que se abrió por completo a la sabiduría del Oriente y supo siempre mantener un gozoso equilibrio para aplicar en su vida lo mejor de los dos mundos. Nacido en una familia católica, fue educado en la religión cristiana, pero la fascinación mayor de su infancia la ejercieron las leyendas de los indios de Norteamérica. En muchas oportunidades comentó el fuerte impacto que le produjo la visita al Museo de Historia Natural de Nueva York, en donde el espíritu de la tradición indígena penetró en su alma al observar los objetos sagrados de la cultura sioux.

Años más tarde conoció la célebre figura de Black Elk (Alce Negro), el chamán sioux que incluía en sus prácticas tribales la enseñanza cristiana, y pudo comprender lo acertado de la intuición original de su infancia. Y, efectivamente, desde este sincretismo inicial mantuvo a lo largo de toda su vida la capacidad de percibir desprejuicadamente lo sagrado en todas sus manifestaciones.

Joseph Campbell empezó su carrera académica viajando a la India para estudiar sánscrito -como Mircea Eliade-, para luego trasladarse a Europa y profundizar en el conocimiento del ciclo artúrico. De vuelta a los EE.UU. tomó cierta distancia del mundo académico para emprender una carrera independiente en el ámbito del estudio de la mitología, interesándose también, entre otros temas, en la obra del psiquiatra suizo C.G. Jung.

Aun que posteriormente volvió a la universidad, esta vez como profesor, Campbell es mundialmente conocido por sus trabajos sobre el mundo de los mitos, la religión, la espiritualidad. En EE.UU. llegó a ser especialmente popular debido a un ciclo de conferencias y entrevistas en las que permitió participar al gran público del amplio conocimiento que había adquirido sobre los temas relacionados con las religiones y las mitologías.

(Parcialmente extraído del Prólogo del libro 'Imagen del mito', escrito por Leandro Pinkler)

 

La recopilación de los textos de Campbell sobre el Grial ha corrido a cargo de su discípulo Evans Lansing Smith, responsable de esta edición y quien, además de revisar la obra completa de su maestro, ha revisado las 130 cajas que contienen los archivos y las notas del profesor norteamericano, que el propio Campbell, tan amigo del trabajo como del orden, dejó etiquetadas y ordenadas.

 

Smith ha invertido diez años en ese trabajo, según cuenta en la introducción a esta primera edición española de "La historia del Grial", en la que confiesa cómo su primer encuentro con Campbell en 1972, cuando aún era un estudiante de 26 años, le cambió la vida al seguir sus explicaciones por un recorrido por hitos medievales del norte de Francia que incluía Chartres, Ruan, Amiens, bosques y castillos hasta acabar en París.

 

Catedrático de Estudios Mitológicos del Pacifica Graduate Institute de California, Smith, que también recorrió Egipto y Kenia junto a Campbell, ha reunido en este volumen los escritos y las conferencias que su maestro dedicó al mundo artúrico medieval, por el que estuvo muy interesado y al que consideró la primera "mitología secular" en la historia de Europa.

 

En estos textos, Campbell analiza los relatos y personajes que como el mago Merlín, la reina Ginebra, la fabulosa espada Excalibur o la Dama del Lago confluyen en el Grial.

 

Se trata de narraciones coetáneas a la construcción de las catedrales góticas, a las cruzadas y a los trovadores, pero también a la fundación de las primeras universidades, desde mediado el siglo XII a mediado el XIII, una etapa que el erudito estadounidense consideró un "vigoroso y refinado periodo cultural".

 

Por su significado mítico para la cultura europea y universal, Campbell consideró ese siglo a la altura del periodo homérico, según han recordado los editores de su obra en versión española.

 

Smith ha incluido como un apéndice en este volumen la tesina que el joven Campbell presentó en marzo de 1927 en la Universidad de Columbia, de tema artúrico y que no se había publicado nunca hasta ahora, a la vez que, también como otro apéndice, ha incluido una relación de los libros que sobre los relatos artúricos de la Edad Media se conservan en la denominada "Biblioteca de Joseph Campbell", custodiada en la Biblioteca Pública de Nueva York.

 

La elaboración de "La historia del Grial", según confiesa Smith en su introducción, le ha llevado a la conclusión de que "toda la carrera de Campbell tuvo como génesis sus estudios artúricos" y que estos estudios "le abrieron el riquísimo mundo de la mitología comparada".

 

Otra conclusión de Smith es que cuando Campbell habla de los mitos artúricos como primera "mitología secular" de la historia, quería dar a entender que no había que interpretar los mitos literalmente sino "como metáforas de las etapas naturales del crecimiento y el desarrollo espiritual".

 

Y la tercera conclusión de Smith es que Campbell "halló en los poemas artúricos los orígenes del amor en Occidente".

 

Se trata de "una clase de amor especial que combina la sexualidad de 'eros' y el servicio comunal de 'agapé', con un énfasis especial en la relación única entre dos individuos".

 

Por último, Smith subraya la conexión establecida por Campbell entre los materiales artúricos con las mitologías celtas y orientales, "lo que impulsó su perspectiva comparativa, verdaderamente amplia, sobre el mito en general y sobre los relatos del Grial en particular, un rasgo característico de su capacidad única de síntesis creativa".

 

 


 
 

 

Joseph Campbell y el poder del mito

Joseph Campbell y el poder del mito

Joseph Campbell hizo largos viajes, dentro de los que se destacan uno a la India y otro a Japón. Después de este último, llegó a la convicción de que la cultura norteamericana era muy ignorante respecto a las diferentes culturas y los mitos. Por eso inició una tarea de divulgación que siguió adelantando hasta el fin de los días.

En 1988 comenzó a grabarse el especial Joseph Campbell y el poder del mito. Originalmente fue un documental. Cada episodio presentaba una conversación entre Joseph Campbell y el periodista Bill Moyers en torno al mito. Solo se emitió la serie completa en televisión un año después de la muerte de Campbell. A partir de estas entrevistas se publicó un libro llamado El poder del mito.

Campbell logró revivir la mitología. Contrario a lo que muchos pensaban, los mitos no eran relatos entretenidos para contar alrededor de una fogata. Más bien se trata de poderosas historias, cuyo objetivo es guiar el espíritu humano. Joseph Campbell consiguió probar que, en esencia, todos los mitos humanos eran similares. A ese patrón común lo llamó “monomito” o “el viaje del héroe”.

El viaje del héroe

El viaje del héroe o el monomito define el modelo básico que siguen los principales mitos y/o relatos épicos de todo el mundo y de todos los tiempos. Esa estructura está compuesta por 17 momentos, los cuales forman parte de tres etapas básicas: la salida, la iniciación y el regreso.

Todo ello se estructura de la siguiente manera:

La salida. Está compuesta por la llamada a la aventura, el rechazo de la llamada, la ayuda sobrenatural, el cruce del primer umbral y el vientre de la ballena.

La iniciación. La componen as distintas pruebas, el encuentro con la diosa, la mujer como tentadora, la reconciliación con el padre, la apoteosis y el don final.

El regreso. Incluye la negativa a regresar, el vuelo mágico, el rescate del exterior, el cruce del umbral remoto, el maestro de los dos mundos y la libertad para vivir.

Resumiendo, Joseph Campbell plantea que todos los mitos tienen una trama básica similar. Esta tiene que ver con un héroe que acepta el llamado para entrar en un mundo extraño. En este, debe enfrentarse a diversas pruebas y tareas, para lo cual a veces obtiene ayuda sobrenatural. Si supera la gran prueba, consigue un gran don o bendición. Luego enfrenta el dilema de si regresar o no al mundo corriente. Si regresa, enfrenta nuevas pruebas y al superarlas lleva su don para mejorar dicho mundo.

 

Los efectos del poder del mito

Finalmente, la obra de Joseph Campbell ha tenido un especial impacto en el mundo de la literatura y del cine. Libros como El señor de los anillos, o cintas como La guerra de las galaxias, siguen paso a paso la estructura del viaje del héroe, es decir, el monomito.

Sin embargo, el aporte de la obra de Campbell va mucho más allá. Veía en los mitos una “experiencia de sentido”. Esto es, una aproximación a narrativas que otorgaban sabiduría y sentido a la vida humana. Son relatos que permiten volver al interior de uno mismo y recibir un mensaje profundo que viene cifrado en símbolos, pero que igual cumplen su tarea de expandir la conciencia.

 

A partir de sus investigaciones, Campbell propuso una filosofía de vida que muchos resumen en una de sus frases recurrentes: “Persigue tu felicidad”. Este es un mantra, una síntesis y también un propósito: el de convertirnos en ese héroe que va en busca del don que le permitirá, a la larga, mejorar el mundo en el que vive.

 

Opiniones las hay varias...valenti fainê

 

Sea de una forma o de otra la historia del Grial ha generado mucha tinta y ha dado su salto a la gran pantalla. Es una de las leyendas medievales más conocidas y difundidas y aún hoy día sigue su andadura por el mundo, mezclándose en diferentes historias. No se puede negar que es un elemento del inconsciente colectivo, ya sea vinculado al cristianismo ya lo sea al mundo pagano como símbolo solar o cornucopia o lapis exilis.  En todos los casos se reconoce su relación con la divinidad y con la inmortalidad.